Elementos básicos de la despensa para unas vacaciones sin gluten

Durante las fiestas, las tradiciones alimenticias ocupan un lugar protagónico. Pero si tienes enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten, tus platos familiares favoritos podrían estar prohibidos. Sin embargo, con un poco de conocimiento de Jennifer A. Welper, chef ejecutiva del Programa para Vida Sana de Mayo Clinic, tú puedes convertir la cazuela especial de la abuela o la salsa secreta de papá en una versión igual de deliciosa y sin gluten. Abastécete de las alternativas de despensa recomendadas por Jen para sustituir fácilmente las recetas.

Harinas sin gluten

En las recetas que requieren harina de trigo para todo uso (como la deliciosa cobertura crujiente de manzana o el empanado de pollo), usa en su lugar una harina sin gluten. Algunas opciones comunes son:

  • La harina de avena se hace a partir de avena y está disponible en muchas tiendas de comestibles. O ahórrate un viaje y hazla tu mismo. Simplemente muele la avena en una licuadora o procesadora de alimentos hasta lograr una textura como la harina. Asegúrate de usar avena sin gluten certificada. La avena común se procesa a menudo en instalaciones que también procesan trigo, lo que puede contaminar la avena con gluten.
  • La harina de almendras se obtiene al moler las almendras juntas. Puedes comprarla en la tienda o hacerla tú mismo. Para hacerla tú mismo, muele las almendras crudas o peladas en una licuadora o procesadora de alimentos. No las muelas demasiado. De lo contrario, terminarás con algo más parecido a la mantequilla de almendras que a la harina de almendras.
  • La harina de arroz se hace a partir del arroz blanco o integral. La harina de arroz es difícil de hacer en casa. Así que probablemente sea mejor comprarla en la tienda de comestibles.

Salsa sin gluten

Algunas recetas usan harina de trigo como agente espesante (piense en salsa de carne o salsa blanca). En su lugar, prueba un espesante sin gluten:

  • Almidón de maíz, harina de tapioca o polvo de arrurruz. Solo se necesita una de estas opciones para hacer un agente espesante. La harina de tapioca y el polvo de arrurruz se utilizan a veces en productos horneados sin gluten y es bueno tenerlos a mano, aunque son un poco más difíciles de encontrar que la maicena.

Pan rallado sin gluten

Si tu receta requiere pan rallado (como albóndigas), panko (pescado con corteza de panko) o galletas de trigo (una cazuela cubierta con galletas desmenuzadas), prueba con estas opciones:

  • Cereales sin gluten. En la tienda de comestibles se pueden encontrar muchos cereales sin gluten. En general, están hechos de avena, arroz, elote o una mezcla de granos sin gluten. Simplemente asegúrate de elegir uno que no contenga azúcar ni otros edulcorantes. Coloca la cantidad deseada en la licuadora o procesadora de alimentos y muele el cereal hasta obtener una textura de pan rallado grueso.

Glaseado sin gluten

En recetas que requieren salsa de soya en un glaseado de carne, marinada u otra receta, usa lo siguiente:

  • El tamari es una versión sin trigo de la salsa de soja. Puedes encontrarla en tu supermercado en los mismos estantes que la salsa de soja.

Cómo realizar una sustitución

Para la mayoría de las recetas básicas, puedes hacer una sustitución 1:1. Por ejemplo, si la receta requiere 1/2 taza de harina para todo uso, usa 1/2 taza de harina sin gluten. Todos los demás ingredientes de la receta, ya que no contienen gluten, siguen siendo los mismos.

Sustitución del gluten en productos horneados

La sustitución de las harinas en los productos horneados es más compleja. La relación de sustitución 1:1 de las galletas, pasteles y panes —que necesitan elevarse en el horno— no se mantiene. Para lograr la textura correcta en los productos horneados, normalmente es necesario mezclar varias harinas sin gluten. Y puede tomar mucho ensayo y error para encontrar la mezcla correcta. Así que, en lugar de adaptar tu receta favorita al horno tú mismo, busca una nueva receta sin gluten para probarla. El trabajo duro de calcular las proporciones de horneado ya estará hecho para ti.

Consejos de almacenamiento

Si no utilizas harinas sin gluten muy a menudo, guárdalas en el congelador. Muchas harinas, incluida la harina de trigo, se estropean cuando permanecen en el estante durante mucho tiempo.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use