Cirugía estética

Perspectiva general

El objetivo de la cirugía estética es mejorar la apariencia de una persona, así como su autoestima y la confianza en sí misma. La cirugía estética puede realizarse en cualquier parte de la cara y el cuerpo.

Por qué se debe hacer

Dado que la cirugía estética puede traer cambios duraderos y drásticos en la apariencia externa, es importante comprender cómo estos cambios pueden afectar internamente a las personas. Antes de programar una consulta para ver a un cirujano plástico, analiza los motivos por los que deseas cambiar tu aspecto.

Muchas características físicas se pueden cambiar satisfactoriamente con la cirugía estética; otras, no. Los buenos candidatos para la cirugía estética:

  • Tienen expectativas realistas sobre lo que se puede lograr
  • Comprenden los riesgos médicos, los efectos físicos durante la recuperación, la manera en la que la cirugía los afectará en el plano personal y profesional, los cambios en el estilo de vida que pueden acompañar el período de recuperación y los gastos involucrados
  • Tienen sus enfermedades crónicas bajo control
  • No tienen antecedentes de haber fumado, o se comprometen a dejar de fumar y a dejar de utilizar productos con nicotina, como tabaco de mascar o parches, gomas de mascar o pastillas de nicotina, durante cuatro a seis semanas antes y después de la cirugía
  • Han tenido un peso estable durante seis meses a un año, en el caso de ciertos procedimientos

Riesgos

Todas las cirugías, incluidos los procedimientos estéticos, conllevan riesgos. Si tu índice de masa corporal es de 30 o más (obesidad) o tienes diabetes, es posible que estés más expuesto a complicaciones, como coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones. El tabaquismo también aumenta los riesgos y afecta a la cicatrización.

Te reunirás con el cirujano para analizar estos riesgos y otros relacionados con tu historial médico.

Entre las posibles complicaciones de cualquier intervención quirúrgica, se cuentan:

  • Complicaciones relacionadas con la anestesia, como neumonía, coágulos sanguíneos y, en raras ocasiones, la muerte
  • Infección en el lugar de la incisión, que puede empeorar el proceso de cicatrización y requerir una cirugía adicional
  • Acumulación de líquido debajo de la piel
  • Sangrado leve, que puede requerir otra intervención quirúrgica, o sangrado lo suficientemente intenso como para requerir una transfusión
  • Cicatrices anormales debido a lesiones cutáneas
  • Separación de la herida quirúrgica, que a veces requiere procedimientos adicionales
  • Entumecimiento y hormigueo por la lesión al nervio, que puede ser permanente

Cómo prepararte

Preguntas para considerar antes de hacerte una cirugía estética:

  • ¿Cuáles son los motivos que me llevan a querer cambiar la forma en que me veo?
  • ¿Cuáles son las partes específicas de mi aspecto que deseo cambiar?
  • ¿Tengo expectativas realistas en cuanto a los resultados de la cirugía?
  • ¿Qué aspectos de mi vida se verán afectados, como la familia, el trabajo, los viajes y las obligaciones sociales?
  • ¿Es este un buen momento en mi vida para someterme a una cirugía estética?
  • ¿He hablado sobre mis inquietudes y preguntas abiertamente con mi médico?

Preguntas para hacerle al cirujano estético:

Se aconseja llevar una libreta para anotar las respuestas.

  • ¿Cuáles son sus cualificaciones?
  • ¿Desde hace cuánto tiempo que está certificado por un comité?
  • ¿Cuántos procedimientos similares al que estoy considerando ha realizado?
  • ¿Qué otros profesionales de atención médica participarán en mi atención?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Será necesaria una exploración física antes de la cirugía?
  • ¿Existen riesgos específicos por mi historial médico?

Preguntas para hacer acerca de un procedimiento:

  • ¿Qué hace el procedimiento? ¿Qué es lo que no hace el procedimiento?
  • ¿Es el tratamiento indicado para mí? ¿Existen otros procedimientos que debería tener en cuenta?
  • ¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones asociados con este procedimiento?
  • ¿Cuánto dura el período de recuperación?
  • ¿Sentiré muchas molestias? ¿Qué opciones tengo para controlar el dolor?
  • ¿Tendré cicatrices? De ser así, ¿qué aspecto tendrán?
  • Si mi procedimiento requiere puntos, ¿cuándo los retirarán?
  • ¿Qué actividades tendré que restringir después de la cirugía?
  • ¿Cuánto tiempo deberá pasar para que pueda retomar mi rutina?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que esperar después de la cirugía para ver los resultados finales?
  • ¿Cuánto tiempo durarán los resultados?
  • ¿Cuánto cuesta el procedimiento?

Lo que puedes esperar

Es importante entender bien lo que sucederá antes, durante y después del procedimiento, y qué resultados pueden esperarse. Muchas características físicas pueden cambiarse con éxito, en tanto que otras no. Cuanto más realistas sean tus expectativas, mayor será la probabilidad de que estés conforme con los resultados.

Antes del procedimiento

El cirujano te explicará cómo la cirugía estética puede cambiar el cuerpo y qué resultado puede esperarse. Esta es una oportunidad para que expliques qué esperas lograr con la cirugía. El conocimiento de las opciones y los resultados posibles te ayudará a tomar la mejor decisión.

Te informarán acerca de los procedimientos específicos, qué esperar, los beneficios, los riesgos y las complicaciones posibles, así como otras alternativas. El médico puede recomendar procedimientos adicionales para optimizar el resultado general.

Se explicará el concepto de asimetría. El cuerpo humano es asimétrico, lo que significa que un lado del cuerpo luce naturalmente diferente del otro. Considera la imagen que se refleja en el espejo: una imagen fotográfica es una imagen verdadera, lo contrario de la imagen en espejo. El cirujano ayuda a los pacientes a comprender esto para que puedan ser perfectamente conscientes de su verdadero aspecto y cómo puede cambiar con la cirugía estética.

El cirujano también explicará el concepto de equilibrio: cómo el cambio de una parte del cuerpo puede afectar la apariencia general y de qué manera los procedimientos quirúrgicos adicionales pueden aportar un mayor equilibrio.

Revisión de la enfermera

También te reunirás con una enfermera, que revisa preguntas generales acerca de la salud, los medicamentos actuales (como aspirina, vitamina E, medicamentos y suplementos de venta libre) y cuestiones del estilo de vida, como antecedentes de tabaquismo.

La enfermera revisará qué puedes esperar después de la cirugía —incluido el dolor, los medicamentos, la dieta, las restricciones de actividades y trabajo— y detalles como la necesidad de organizar la vuelta a casa después del procedimiento.

Al escuchar y seguir las instrucciones del cirujano y del equipo de atención médica, puedes minimizar los riesgos y las complicaciones de la cirugía.

Formulario de consentimiento

Es probable que te pidan que firmes un formulario de consentimiento para que se puedan tomar fotografías antes y después de la cirugía. Las fotografías sirven como referencia para el cirujano durante el procedimiento y forman parte de tu expediente médico.

Cálculo de los costos

Te darán una estimación de los honorarios quirúrgicos. Normalmente el seguro no cubre los procedimientos de cirugía estética. En general, se requiere el pago antes de la cirugía.

Examen preoperatorio

Es posible que se programe un examen preoperatorio para evaluar tu estado de salud general antes de la cirugía.

Durante el procedimiento

Los procedimientos de cirugía estética que requieren anestesia general o sedación intravenosa (IV, por sus siglas en inglés) se realizan en el hospital con el cuidado de un anestesiólogo o un equipo de anestesistas enfermeros. Otros procedimientos, como las inyecciones de rellenos faciales, pueden realizarse en un entorno ambulatorio o en el consultorio del médico bajo anestesia local. Antes de la cirugía, tendrás una consulta con el cirujano (o con un miembro del equipo de atención médica) una vez más para responder cualquier pregunta pendiente.

Después del procedimiento

Antes de la cirugía ambulatoria o antes del alta hospitalaria, se te entregará:

  • Instrucciones para el cuidado posquirúrgico específico al procedimiento
  • Recetas médicas e instrucciones para los medicamentos, por ejemplo analgésicos y antibióticos
  • Información de contacto, en caso de que quieras hacer una pregunta

Resultados

A pesar de estar informado y preparado, es posible que te sorprendas por los hematomas y la hinchazón producto de la cirugía estética y por su duración. Los hematomas pueden tardar un mínimo de tres semanas en disminuir; la hinchazón puede tardar incluso más.

Quizás experimentes un breve período de tristeza o desánimo durante la recuperación. Juzgar prematuramente los resultados de la cirugía o esperar para regresar a tus actividades normales puede contribuir a sentimientos de desilusión y frustración.

Es fundamental tener expectativas realistas; se aspira a la mejora, no a la perfección. Cada persona tendrá un resultado diferente. Ten en cuenta lo siguiente:

  • Los hematomas y la hinchazón son temporales. Las cicatrices quirúrgicas son permanentes.
  • El tiempo de recuperación varía según la persona y el procedimiento, pero habitualmente se requiere un mínimo de 6 a 12 semanas para muchas cirugías estéticas.
  • Es posible que se necesiten cirugías de seguimiento para lograr tus metas u objetivos.

Last Updated Aug 21, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use