Cómo hablar con tus hijos sobre COVID19.

Cuando una situación está cambiando rápidamente, la pérdida de la rutina diaria, el aislamiento y la incertidumbre pueden llevar a la ansiedad, el miedo, la depresión, y la soledad. El exceso de información, los rumores, y la información errónea pueden hacerte sentir como que no tienes control y que no está claro qué se debe hacer. Cuando te sientes así, tus hijos se dan cuenta, y quizás también lo sientan ellos. Puede ser difícil hablar con ellos sobre lo que está pasando.

La enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) se ha convertido en un tema diario de conversación. Eres quien los cuida, y por eso quizás te preguntes cómo apoyar las necesidades para el desarrollo de tus hijos y la manera en que entienden qué es el coronavirus. Hablar con tus hijos de manera sincera y precisa sobre la COVID-19 los puede ayudar a entender qué está pasando, a superar algunos de sus miedos, hacer que se sientan seguros, y ayudarlos a que comiencen a enfrentar la situación.

¿Cómo puedo empezar la conversación con mis hijos sobre COVID-19?

Un buen lugar para empezar es aprender sobre COVID-19 de fuentes con buena reputación, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Infórmate sobre los datos verdaderos de las recomendaciones federales y estatales actuales y cómo proteger a tu familia de la infección. Entonces estarás preparado para hablar con tus hijos y darles el apoyo que necesitan durante este momento difícil.

Si es posible, elige un momento en que tus hijos probablemente querrán hablar, como ser, durante la cena. Pregúntales qué saben ya, y qué dudas y preocupaciones tienen. Todos reaccionan de maneras diferentes, pero las preguntas que tengan tus hijos podrán guiar la conversación.

Escúchalos y responde a sus preguntas con información veraz y en una manera que puedan entenderla. Si no sabes cuál es la respuesta a una de sus preguntas, sé sincero. Diles que hay muchos rumores e información errónea y que los ayudarás a aprender qué es verdad. Si es adecuado para su edad, puedes mostrarles cómo buscar respuestas en un sitio web fiable.

Habla con tus hijos con frecuencia para ver cómo están afrontando la situación y ofréceles actualizaciones regulares al saberse más sobre COVID-19, y las precauciones que deben tomar las familias. Anímalos a expresar sus sentimientos, dejándoles saber que está bien sentirse afectados. También anímalos a que te consulten cuando tengan otras preguntas. Esto ayuda a generar confianza.

¿Cuáles son algunos puntos a incluir cuando se habla de la COVID-19?

Comparte datos simples sobre la COVID-19 que sean apropiados para el nivel de comprensión de tus hijos:

  • Define lo que es. COVID-19 está causada por un microbio (virus) que puede hacer que el cuerpo se enferme. Las personas que tienen COVID-19 quizás tengan tos, fiebre, y dificultad para respirar profundamente. Pero algunas personas que tienen el virus, especialmente los niños, quizás no se sientan mal o tal vez tengan síntomas leves, como los de un resfriado.
  • Explica cómo se contagia. Más comúnmente, COVID-19 entra al cuerpo humano cuando la gente tiene el virus en las manos y se toca la boca, la nariz, o los ojos. El virus es tan pequeño que no lo puedes ver. Es por esto que es importante lavarte las manos con frecuencia y tratar de no tocarte la boca, la nariz, o los ojos. Si alguien que tiene la infección tose o estornuda cuando está cerca de ti — más cerca de 6 pies o 2 metros — entonces también eso puede propagar el virus.
  • Habla de lo que se está haciendo. Escuchas hablar tanto sobre COVID-19 porque es una enfermedad nueva que no se ha visto antes. Los expertos en todo el mundo están trabajando mucho todos los días para aprender más sobre COVID-19 y cómo proteger a la gente para que esté segura.

Asegúrate de hablar sobre cómo pueden estar seguros tus hijos:

  • Toma medidas prácticas. Anímalos a que se laven las manos con frecuencia y bien — especialmente cuando vuelven a casa, antes de las comidas, y después de sonarse la nariz, de toser, o de estornudar. Muéstrales cómo estornudar o toser en un pañuelo descartable, y desecharlo en la basura, o cómo toser en el ángulo del codo. Limpia y desinfecta objetos y superficies que se tocan con frecuencia en la casa.
  • Demuestra cómo lavarse bien las manos. Muéstrales a tus hijos cómo crear pequeñas pompas de jabón al frotarse las manos y cómo hacer entrar el jabón entre los dedos y hasta las puntas de los dedos, incluyendo los pulgares. Anímalos a que canten dos veces la canción entera de "Feliz cumpleaños" (aproximadamente 20 segundos) así pasan el tiempo que necesitan para limpiarse bien las manos.
  • Quédate más en casa. Al cancelarse las clases y los eventos, y al estar la familia más en casa, explícales a tus hijos cómo esto puede ayudar a prevenir el contagio con el coronavirus. Hazles saber que cuando los riesgos de COVID-19 disminuyan mucho o desaparezcan podrán volver a su rutina normal.
  • Practica el distanciamiento social. Evita el contacto cercano con las personas que no viven en tu casa, aunque no parezcan estar enfermas. Haz de cuenta que hay una bicicleta entre tú ya la persona cerca de la cual estás, lo que es aproximadamente 6 pies o 2 metros de distancia. En lugar de chocar los cinco, tocarse los puños, o abrazar a las personas que no son de la familia, sonríe y saluda con un movimiento de la mano.
  • No olvides las maneras de mantenerte sano. Los hábitos saludables incluyen comer una dieta bien balanceada, hacer ejercicio regular, y dormir bien por la noche.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mis hijos a enfrentar esta situación?

A continuación, te damos algunas medidas que puedes tomar para ayudar a tus hijos a enfrentar la situación:

  • Mantén la calma. Tus hijos van a tenerte como ejemplo de cómo reaccionar. Recuérdales que está bien sentirse como se sienten ahora, y anímalos a mirar al futuro con esperanza.
  • Mantén una rutina. Mantén o crea nuevas rutinas familiares, como actividades para aprender, horas para las comidas, tareas, relajación, y hora para acostarse. Esta estructura ayuda a los niños a predecir cuál es el plan, permitiéndoles que se sientan en control de las situaciones. Usa una pizarra o papel para exhibir el horario diario en casa. Marcar las tareas terminadas puede darles una sensación de logro.
  • Limita el acceso a las noticias. Puede haber momentos en que las noticias constantes sobre la COVID-19 en todos los tipos de medios de comunicación quizás contribuyan al miedo sobre esta enfermedad. Limita leer, escuchar, o mirar las noticias. También limita el uso de medios sociales que puedan exponer a tus hijos a rumores e información falsa. Ten cuidado al hablar sobre las noticias y tus propios miedos frente a tus hijos.
  • Sé creativo en cuanto a maneras para divertirse. Anima las actividades que tus hijos disfruten, como hacer rompecabezas, proyectos de arte, leer, y música. Crea oportunidades para pasar tiempo en familia. Participa en juegos con tus hijos, pídeles que te ayuden en proyectos en la cocina, y organiza noches en que vean una película.
  • Disfruta haciendo sociabilidad virtual. Conéctate con amigos y familiares con llamadas telefónicas y FaceTime o aplicaciones similares. Esto puede ayudarte a no sentirte aislado, y puede formar y mantener relaciones.
  • Evita la culpa. Ten cuidado de no culpar a personas específicas, incluyendo aquellas que pertenecen a un grupo cultural, racial, o étnico.
  • Si es necesario, pide asesoramiento. Si notas problemas persistentes con el sueño,cambios en tus hábitos alimenticios, o dificultad para concentrarte en tareas de rutina, o si tus hijos muestran una falta de esperanza persistente, tristeza excesiva, o se preocupan demasiado, ponte en contacto con el médico o con un profesional de salud mental para que te asesore.

¿Qué pasa si alguien en mi familia ha estado expuesto, o lo han diagnosticado con COVID-19?

Cuando las personas tienen COVID-19 o es posible que hayan estado en contacto con otros que tienen el coronavirus, se les pide que continúen haciendo cuarentena — que se aíslen de los otros para no diseminar la infección. Esto significa que debes quedarte en casa y no estar en espacios o lugares con gente que no sea tu familia más cercana.

Si tu hijo se enferma, recuérdale que tú u otra persona que lo cuide lo va a vigilar de cerca en todo momento. Asegúrale que te mantendrás en contacto con el médico, quien puede dar instrucciones para su cuidado y su recuperación.

Si un familiar se enferma y necesita aislamiento en casa o en el hospital, explícale a tu hijo por qué esta persona necesita alejarse de la familia en este momento. Da oportunidades a tus hijos para que sigan en contacto con el ser querido, ya sea a través de dispositivos electrónicos o el teléfono, o, por ejemplo, enviándole una nota para alegrarle el día.

¿Qué más puedo hacer?

Es importante que te cuides durante este período. Presta atención a lo que sientes, y confía en tus seres queridos, o habla con un profesional de salud mental. Duerme lo suficiente, come una dieta saludable, y haz actividad física. Esto te permitirá cuidar a tus hijos y servirles de ejemplo para cómo enfrentar la situación.

Last Updated Apr 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use