Consejos simples para mantenerse activo y dinámico con artrosis

Cuando sientes dolor y rigidez en las articulaciones, mover el cuerpo podría ser lo último que desees hacer. Pero adivina qué: es posible que sea lo más útil que puedes hacer para aliviar los síntomas de la artrosis, e incluso podría retrasar el avance de la enfermedad. Aquí descubrirás cómo entrar en ritmo.

Consulta a un profesional. No existe una manera única de controlar el dolor de la artrosis. Es por eso que un fisioterapeuta puede ser una parte importante de tu equipo. Con un plan de ejercicios personalizado, puedes desarrollar la flexibilidad, la fuerza y la coordinación que necesitas para minimizar el dolor y funcionar al máximo.

Ponte metas. Habla con tu médico o fisioterapeuta acerca de los pasos que puedes seguir para mejorar tu calidad de vida, luego, divídelos en partes accesibles que puedas realizar a partir de hoy mismo. ¿Quieres caminar 30 minutos por día, la mayoría de los días de la semana? Comienza con 10 minutos hoy mismo.

Prueba cosas para averiguar qué te gusta. Cómo funciona esto para el sentido común: permanecer activo te dará más beneficios si lo disfrutas. Esto significa hacer algo que te parezca divertido y que, a la vez, sea bueno para las articulaciones. La gimnasia acuática, el tai chi y el yoga pueden aportarte beneficios, desde mejorar tu equilibrio y flexibilidad, hasta fortalecer los músculos y quemar calorías.

Combina actividades. La variedad no solo ayuda a evitar el aburrimiento. Probablemente también te permita lograr el mejor control de los síntomas de la artrosis. Los ingredientes clave: ejercicios aeróbicos de bajo impacto para mejorar tu resistencia y ayudarte con el control del peso, junto con ejercicios de resistencia para fortalecer los músculos que sostienen las articulaciones.

Aprecia todos los beneficios de un estilo de vida activo. Es cierto, bajar de peso puede ser un objetivo importante para muchas personas con artrosis. Pero está lejos de ser el único motivo para mantenerse en movimiento. De hecho, las personas con artrosis de rodilla que perdieron el 10 % de su peso corporal a través de una combinación de alimentación y actividad física tuvieron el doble de probabilidades de vivir sin dolor (o casi sin dolor) que aquellas que perdieron una cantidad de peso similar mediante alimentación sola o actividad física sola.

Tomar nota de los demás beneficios que obtienes al mantenerte activo solo puede aumentar tu motivación para hacer actividad. Realizar ejercicios puede tener importantes efectos sobre el alivio de los síntomas de la depresión, puede ayudarte a dormir mejor y puede ser una manera saludable de socializar con amigos.

Sin embargo, si bien el ejercicio y el movimiento son beneficiosos para la mayoría de las personas con artrosis, algunas personas parecen empeorar con la actividad física. Si crees que ese es tu caso, habla con tu médico.

Last Updated Sep 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use