Cortes de carne de res: Una guía para las selecciones más magras

Podrías pensar que la carne roja está prohibida si te preocupa tu salud o estás tratando de controlar el peso, pero los cortes más magros de carne vacuna pueden ser parte de una dieta saludable con mesura.

Mientras que los cortes más sabrosos de carne vacuna son a menudo los que tienen más grasa, no necesariamente tendrás que sacrificar el sabor al elegir cortes magros de carne vacuna. Usa esta guía sobre cortes de carne vacuna para tomar decisiones inteligentes.

Etiquetas nutricionales para cortes de carne de res

¿Quieres saber qué cortes de carne son los más magros? Lee la etiqueta. Las etiquetas de los cortes de carne de res se consideran declaraciones nutricionales, por lo que están sujetas a las reglamentaciones del gobierno. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) regula si los cortes de carne de res pueden ser etiquetados como "magros" o "extramagros", según su contenido de grasa y colesterol.

Cortes magros de carne de res

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define un corte de carne de res magro como una porción de 3,5 onzas (aproximadamente 100 gramos) que contiene menos de:

  • 10 gramos de grasa total
  • 4,5 gramos de grasa saturada
  • 95 miligramos de colesterol

Cortes de carne de res extramagros

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos define un corte de carne de res extramagro como una porción de 3,5 onzas (aproximadamente 100 gramos) que contiene menos de:

  • 5 gramos de grasa total
  • 2 gramos de grasa saturada
  • 95 miligramos de colesterol

Ten en cuenta que puedes ver la clasificación de la carne de res —prime (óptima), choice (preferida) y select (selecta)— en los paquetes de carne. La clasificación de la carne de res es un programa voluntario que los fabricantes pueden utilizar para juzgar la calidad percibida de sus productos. Las clasificaciones de la carne de res no son las mismas que las etiquetas "lean" (magra) y "extra lean" (extramagra).

Selección de cortes de carne de res

Muchos cortes de carne de res ahora cumplen con las reglamentaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos para clasificarlos como magros o extramagros. De estos cortes, los siguientes se consideran extramagros:

  • Peceto (cuete)
  • Cuadril
  • Nalga de adentro
  • Nalga de afuera
  • Solomillo

Si todavía tienes preguntas sobre qué cortes de carne de res son magros o extramagros, pregúntale al carnicero o tendero. Si vas a cenar afuera, pídele al camarero del restaurante o al chef que te recomiende opciones con menos grasa.

Ten en cuenta que los mismos cortes de carne pueden tener nombres diferentes. Por ejemplo, un filete de lomo deshuesado también puede llamarse filete en tiras, filete de solomillo club o filete en tiras de Nueva York.

Otros consejos para elegir los cortes de carne:

  • Escoge carne vacuna que esté etiquetada como "choice" (preferida) o "select" (selecta) en lugar de "prime" (óptima), que generalmente tiene más grasa.
  • Elige los cortes con la menor cantidad de grasa visible (marmoleado).
  • Al seleccionar la carne molida, opta por el porcentaje más bajo de grasa.
  • Limita el consumo de vísceras, como el hígado, a unas 3 onzas (85 gramos) al mes.
Cortes magros comunes de carne de vacuno

Preparación de cortes de carne de res

Incluso los cortes más magros de carne vacuna pueden destruir la dieta si se preparan de manera poco saludable. He aquí algunos métodos sencillos para controlar la grasa:

  • Córtala un poco. Corta cualquier grasa sólida visible de la carne antes de prepararla y luego elimina cualquier grasa visible restante antes de comerla.
  • Escúrrela. Después de cocinar la carne molida, colócala en un colador y escurre la grasa. Luego enjuaga la carne con agua caliente. Seca la carne con una toalla de papel para eliminar el agua.
  • Refrigérala. Después de cocinar, refrigera los jugos de la carne para que puedas desnatar y desechar la grasa endurecida. Luego agrega el jugo a los guisos, sopas y salsa.

Todo con moderación

Aunque elijas cortes magros o extramagros de carne vacuna, no te excedas. Si deseas incluir la carne vacuna en tu dieta, hazlo con moderación. En las Pautas alimentarias para los estadounidenses se recomienda que los adultos no coman más de un total de 5,5 a 6 onzas (156 a 170 gramos) por día de carne vacuna magra, pescado, mariscos o carne de ave de corral sin piel cocida.

Considera la carne vacuna en tu dieta como una guarnición, no como un plato principal. Y recuerda que debes disfrutar de diversos alimentos con proteínas, como la carne de ave de corral sin piel, los frijoles y el pescado.

Last Updated Oct 29, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use