Hábitos saludables que aumentan la felicidad

La mitad de tu felicidad depende de elecciones conscientes que haces a diario; elecciones que, con el tiempo, se vuelven hábitos. En "The Mayo Clinic Handbook for Happiness" (el Manual de Mayo Clinic para la Felicidad) yo enumero varios hábitos saludables que pueden ayudarte a estimular tu felicidad. Al elegir hábitos saludables puedes reducir tu estrés y aumentar la energía que tienes disponible todos los días; logrando que sea más fácil hacer las cosas que te dan alegría.

Aquí siguen tres de los hábitos de "The Mayo Clinic Handbook for Happiness" (el Manual de Mayo Clinic para la Felicidad).

  1. Seguir una dieta saludable. Desde el punto de vista físico y, de alguna manera, emocional, te vuelves lo que comes. Esto hace que tu dieta sea extremadamente importante. Tres aspectos a los que hay que prestar atención son qué comes, cuánto, y cómo.
    • Qué comes. Consume una dieta equilibrada. Elige cereales integrales, nueces, pescado, verduras, proteína, y fibra. Come una variedad de comidas para lograr una amplia variedad de nutrientes. Evita azúcares refinados, grasa saturada, vitaminas en megadosis, y alimentos densos en calorías. Elimina las grasas trans.
    • Cuánto comes. Deja de comer cuando te sientas un poco satisfecho. Si esperas unos minutos después de sentirte casi satisfecho, pronto te sentirás satisfecho, de una manera cómoda.
    • Cómo comes. Prueba el enfoque que me gusta llamar "lento-poco-saborea". Come lentamente, masticando bien la comida. Come con bocados sean pequeños. Y saborea cada bocado. Este enfoque de comer lento, con bocados pequeños y saboreando cada bocado te ayudará a aprovechar más tu comida y también a perder peso, si esta es tu meta.
  2. Mantén la agilidad de tu cuerpo. Casi todo lo que quieres en la vida será más fácil de lograr si haces más actividad física. Cada semana, la mayoría de los adultos sanos deben hacer por lo menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada, o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa, además de ejercicios para fortalecer los músculos. Esfuérzate para hacer suficiente actividad física con estas ideas:
    • Encuentra maneras prácticas de hacer ejercicio. Estaciona el automóvil más lejos de la tienda, sube las escaleras, camina a la oficina de tu colega en lugar de llamarlo, programa una reunión lejos de tu oficina, camina adonde elijas comer, camina mientras hablas por teléfono en la oficina o en casa, programa una reunión en que caminen, o únete a un club atlético.
    • Combina la actividad física con atención llena de alegría. Una manera de hacer esto es dar un paseo en la naturaleza. Al caminar, mira el césped verde, el cielo azul, y el tamaño y la forma de las nubes. Mira las plantas y los árboles como sabios generosos que se paran silenciosamente, un emblema de la paz, purificando el aire, manteniendo la tierra unida, y dándonos hermosas flores y frutas sin pedirnos nada a cambio.
  3. Duerme lo suficiente y con sueño de buena calidad. Más de la mitad de nosotros no dormimos lo suficiente y, a menudo, nuestro sueño no es reparador. Tu cerebro y tu cuerpo envejecen más rápido si te falta el sueño. El sueño es alimento para el cerebro, así que considera que el sueño es un momento sagrado. Haz que el sueño reparador sea una prioridad con estos consejos:
    • Si puedes, intenta no traer tus preocupaciones a la cama contigo.
    • Relaja el cuerpo y la mente antes de dormir. Una rutina que te relaje puede incluir un baño caliente, leer materiales que te calmen, respirar profundo, o comer un refrigerio liviano.
    • Si algo continúa preocupándote, escríbelo en un diario o intenta posponer pensar en esto hasta la mañana.

Adaptado de The Mayo Clinic Handbook for Happiness (el Manual de Mayo Clinic para la Felicidad), de Amit Sood. Infórmate más sobre este libro y sobre el Programa de Vida Resiliente del Dr. Sood.

Experimentos

  1. Por un día, lleva un diario de alimentación donde anotes lo que comes, cuánto comes y cómo comes (rápida o lentamente, mientras estás haciendo otra cosa, etc.).
    • ¿Qué tan atento eres?
    • ¿Sueles tener apetito emocional?
  2. Además de la actividad física regular que ya realizas, camina durante 10 minutos (al aire libre si es posible) tres días a la semana.
  3. Haz algo relajante cada noche de esta semana para prepararte para una noche de descanso.

Last Updated Jun 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use