Lesiones oculares: consejos para proteger la visión

Es cierto que muchas lesiones oculares ocurren en el trabajo, pero casi la misma cantidad de lesiones ocurre en el hogar. Todo lo que se necesita es un corcho de champán volador o una goma elástica.

Afortunadamente, la mayoría de las lesiones oculares se puede evitar. Toma sencillas medidas para ayudar a reducir el riesgo de lesiones oculares y comprende cuándo debes consultar al médico.

¿Qué puedo hacer para prevenir una lesión ocular?

Sigue estos consejos de seguridad para evitar lesiones oculares en el hogar.

Manualidades y bricolaje

  • Usa gafas de protección cuando realices actividades peligrosas. Usa gafas de seguridad con protectores laterales siempre que estés expuesto a polvo, partículas u objetos voladores.
  • Usa gafas cuando estés expuesto a sustancias químicas. Toma precauciones, incluso cuando solo seas un espectador.
  • Supervisa a tu hijo cuando use herramientas. Los lápices, las tijeras, los tenedores y los cuchillos pueden provocar lesiones oculares graves. Recuerda que elementos domésticos comunes como las grapas, las cuerdas elásticas, las perchas de alambre, las banditas elásticas y los anzuelos también pueden ser peligrosos.

En el jardín

  • Protege tus ojos cuando realices trabajos de jardinería. Usa gafas de protección cuando operes podadoras o bordeadoras de césped, o sopladoras de hojas.
  • Mantén a los niños alejados de los residuos voladores. Asegúrate de que los niños pequeños permanezcan alejados del jardín mientras la podadora de césped esté en funcionamiento.
  • Almacena las sustancias peligrosas fuera de tu alcance. Mantén los fertilizantes, pesticidas y productos químicos de la piscina fuera del alcance de los niños en todo momento.

Cocina y limpieza

  • Usa las sustancias químicas y los limpiadores con precaución. Lee atentamente las etiquetas de las sustancias químicas y de los artículos de limpieza del hogar, como blanqueadores, antes de usarlos. No mezcles los productos. Mantén todas las sustancias químicas y los aerosoles lejos del alcance de los niños.
  • Ten cuidado al cocinar o usar objetos calientes. Usa protectores contra la grasa para prevenir la salpicadura de grasa o aceite caliente. Evita usar un rizador de cabello cerca de los ojos.
  • Mantén los instrumentos y utensilios de cocina alejados de los niños pequeños. Guárdalos en lugares a prueba de niños y mantenlos en lugares fuera su alcance.

En marcha

  • Elimina todos los obstáculos que puedan causar caídas. Asegura las alfombras y las barandas. Si en tu casa vive un niño o un anciano, coloca puertas de seguridad en el inicio y en el final de las escaleras, y analiza la opción de recubrir las esquinas y los bordes filosos de los muebles con un material mullido.
  • Usa asientos para el automóvil. Asegúrate de que tu hijo esté correctamente sentado en el asiento para el automóvil y que el cinturón de seguridad y de los hombros estén bien ajustados. No permitas que un niño menor de 12 años viaje en el asiento delantero. Guarda los objetos sueltos en el maletero o asegúralos al piso del vehículo.

Juguemos

  • Evita ciertos juguetes para niños. No permitas que tu hijo juegue con armas neumáticas, como pistolas de perdigones o rifles de aire comprimido. Evita los juguetes de proyectiles, como dardos, arcos y flechas, o juguetes que lancen misiles.
  • No permitas que tu hijo use punteros láser. Los punteros láser, especialmente aquellos con longitudes de onda cortas como los punteros láser verdes, pueden dañar permanentemente la retina y causar pérdida de visión en tan solo unos segundos, incluso antes de que tu hijo tenga la oportunidad de parpadear. Pero los láseres de otros colores también son peligrosos y pueden causar lesiones oculares.

    Como adulto, debes ser prudente cuando uses punteros láser. Evita dirigir el rayo de luz directamente hacia los ojos de alguien.

  • Usa gafas de protección cuando hagas deportes. Cualquier deporte con pelota, disco, palo, bate, raqueta u objetos volantes representa un riesgo potencial de lesión ocular.

    Elige gafas de protección para deportes con la etiqueta de aprobación ASTM F803. Las gafas cumplen con las normas de productos para el consumidor establecidas por ASTM International. Usar gafas que no hayan sido probadas para uso deportivo, como gafas de sol, pueden provocar más daño que no usarlas.

  • Mantén la seguridad de los niños pequeños cuando haya perros. Cuando un perro muerde a un niño pequeño, suelen producirse lesiones oculares.

Festejos

  • Olvídate de la pirotecnia en el patio. Deja que profesionales capacitados se encarguen de manipular pirotecnia.
  • Ten cuidado al abrir una botella de champán. No agites la botella. Posiciona la botella en un ángulo de 45 grados con respecto a tu cuerpo y al de los espectadores.

    Para abrir la botella con seguridad, coloca firmemente la palma de la mano sobre el corcho mientras retiras la cubierta de alambre. Coloca una toalla sobre toda la parte superior de la botella, sujeta el corcho y gira lentamente la botella hasta que el corcho esté casi fuera del cuello. Para evitar que el corcho salga disparado como un misil, ejerce un poco de presión hacia abajo contra el corcho a medida que sale de la botella.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de una lesión en el ojo?

No siempre es fácil identificar una lesión en el ojo, especialmente en un niño. Busca atención médica de inmediato si observas alguno de estos signos o síntomas:

  • Dolor obvio, problemas para abrir el ojo o problemas para ver.
  • Un corte o un desgarro en el párpado.
  • Un ojo no se mueve tan bien como el otro.
  • Un ojo sobresale y parece más prominente que el otro.
  • Un tamaño o una forma inusual de la pupila.
  • Sangre en la parte blanca del ojo.
  • Un objeto en el ojo o debajo del párpado que no se puede quitar con facilidad.

¿Qué puedes hacer si te lesionas un ojo?

Cuando se produce una lesión en el ojo, busca ayuda de un oftalmólogo u otro médico tan pronto sea posible, incluso si la lesión parece menor. Demorar la atención puede traer como resultado pérdida permanente de la visión o ceguera.

Además, da pasos simples para evitar daños mayores. Por ejemplo:

  • No toques, frotes ni apliques presión en el ojo.
  • No intentes quitar un objeto que parezca atascado en la superficie del ojo ni un objeto que parezca haber penetrado en el ojo.
  • No apliques ungüentos ni medicamentos en el ojo.
  • Enjuaga el ojo con abundante agua limpia para eliminar cualquier sustancia química a la cual haya estado expuesto.
  • Suavemente coloca una protección o un parche de gasa sobre el ojo hasta que puedas recibir atención médica.

Un accidente puede suceder en un abrir y cerrar de ojos. Estar preparado (a través de la prevención y medidas rápidas en caso de una emergencia) puede ayudar a que tú y tus seres queridos vean con claridad.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use