Medicamentos para la artritis reumatoide: ¿son peligrosos durante el embarazo?

Muchos tipos de medicamentos para la artritis reumatoide pueden perjudicar a tu hijo en desarrollo durante el embarazo. Habla con el reumatólogo y un ginecobstetra antes de quedar embarazada. Es mejor evitar ciertos medicamentos para la artritis reumatoide durante varios meses antes de concebir.

La artritis reumatoide se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo comienza a atacar por error los tejidos alrededor de las articulaciones. Muchos medicamentos para la artritis reumatoide funcionan suprimiendo el sistema inmunitario. Otros medicamentos comúnmente recetados controlan la inflamación.

Los diferentes tipos de medicamentos conllevan diferentes riesgos. Algunos pueden producir defectos de nacimiento, mientras que otros pueden provocar un aborto espontáneo. Algunos medicamentos utilizados para la artritis reumatoide pueden aumentar el riesgo de hipertensión arterial o diabetes en las mujeres embarazadas.

El momento en que se toman los medicamentos durante el embarazo también puede ser importante. Por ejemplo, algunos medicamentos pueden causar problemas solo en el primer o tercer trimestre, mientras que otros deben evitarse por completo.

El uso de prednisona (Rayos) durante el primer trimestre se ha asociado con el paladar hendido y el labio hendido. Sin embargo, a menudo se utiliza durante el embarazo en dosis bajas y durante períodos cortos.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y el naproxeno sódico (Aleve) utilizados al principio del embarazo se han asociado con el aborto espontáneo en algunos estudios. Si se usan durante el tercer trimestre, hay riesgo de desarrollar problemas cardíacos.

Los medicamentos para la artritis reumatoide que deben evitarse durante el embarazo y la lactancia incluyen lo siguiente:

  • Metotrexato (Trexall). El metotrexato, uno de los medicamentos más utilizados para tratar la artritis reumatoide, debe ser suspendido tres meses antes de intentar quedar embarazada. Puede inducir un aborto espontáneo temprano en el embarazo. Si se toma más tarde en el embarazo, puede causar defectos de nacimiento que afectan el cerebro y los huesos.
  • Leflunomida (Arava). Los médicos recomiendan evitar este medicamento incluso antes de la concepción porque puede permanecer en el cuerpo durante mucho tiempo. Tomar colestiramina (Prevalite) puede ayudar a acelerar la eliminación de la leflunomida del cuerpo.
  • Modificadores de la respuesta biológica. Debido a que la información sobre la seguridad de esta clase de medicamentos durante el embarazo es limitada, habla con tus médicos si estás tomando anakinra (Kineret), rituximab (Rituxin), abatacept (Orencia), tocilizumab (Actemra) o tofacitinib (Xeljanz).

Es importante que las mujeres que toman este tipo de medicamentos usen anticonceptivos. Si estás planeando quedar embarazada, habla con el médico sobre el cambio a diferentes tipos de medicamentos para la artritis reumatoide que se consideran relativamente seguros para usar durante el embarazo.

El Certolizumab pegol (Cimzia), un inhibidor del factor de necrosis tumoral, tiene un bajo riesgo de atravesar la placenta y aparece mínimamente en la leche materna.

Se necesitan más estudios para evaluar la seguridad de estos medicamentos durante el embarazo.

Last Updated Apr 4, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use