Nódulo mamario: La evaluación temprana es fundamental

Si te encuentras un bulto u otro cambio en tu seno, podrías preocuparte por el cáncer de seno.

Es comprensible. Pero los bultos en los senos son comunes y con mayor frecuencia no son cancerosos (benignos), en particular en las mujeres jóvenes. Aún así, es importante que un médico evalúe cualquier bulto en los senos, en especial si es nuevo, si se siente diferente de tu otro seno o si se siente diferente de lo que sentías antes.

Cuál es la textura normal del tejido mamario

Las mamas contienen tejidos de consistencia variable, incluido tejido graso, glandular y conectivo. Es posible que descubras que los síntomas relacionados con las mamas, como la sensibilidad o la formación de bultos, cambian con el ciclo menstrual. La aparición de bultos durante este tiempo puede ser a causa del exceso de líquido en las mamas. El tejido mamario también cambia a medida que envejeces, por lo general, se torna más graso y menos denso.

Cuándo consultar con el médico

Estar familiarizada con cómo se sienten normalmente tus mamas hace que sea más fácil detectar cualquier cambio.

Consulta con tu médico en los siguientes casos:

  • Encuentras un nuevo bulto o engrosamiento en la mama que se siente diferente del tejido circundante
  • Notas un cambio en el tamaño, la forma o el aspecto de tus mamas
  • El dolor en las mamas no desaparece después de tu próximo período
  • Notas cambios en la piel de las mamas, como picazón, enrojecimiento, descamación, hoyuelos o pliegues
  • Tienes un pezón invertido que antes no estaba así
  • Notas una secreción espontánea del pezón
Cambios en los pezones

Los cambios en las mamas y los pezones pueden ser un signo de cáncer de mama. Programa una consulta con tu médico si notas algo inusual.

Qué esperar durante un examen clínico de mama

La evaluación de un tumor mamario generalmente comienza con un examen clínico de las mamas. Durante este examen, el médico probablemente:

  • Pregunte acerca de los síntomas y los factores de riesgo de cáncer de mama o trastornos mamarios benignos
  • Examine tus senos y ganglios linfáticos de la axila, en busca de bultos u otras anomalías
  • Examine la piel de tus senos
  • Revise si hay problemas en los pezones, como inversión o secreción

Si el médico confirma que tienes un bulto en los senos u otra área de preocupación, es probable que debas hacerte análisis.

Procedimientos para evaluar un nódulo mamario

Exámenes de detección por imágenes

Para evaluar más a fondo un bulto en las mamas, tu médico podría recomendarte lo siguiente:

  • Mamografía diagnóstica. Esta radiografía especializada de las mamas ayuda a tu médico a investigar los cambios sospechosos en las mamas. Toma radiografías desde varios ángulos.
  • Ecografía mamaria. Las ondas sonoras crean imágenes del interior de la mama en un monitor. Las imágenes por ultrasonido son útiles para determinar si el bulto de la mama es sólido o está lleno de líquido.
  • Resonancia magnética (RM) de las mamas. La máquina de RM utiliza un imán y ondas de radio para generar imágenes del interior de tu mama. Por lo general, se usa la RM de las mamas cuando se cuestiona el diagnóstico. Antes de una RM de las mamas, es posible que se inyecte un tinte a través de una línea intravenosa (IV) en el brazo para mejorar la apariencia de los tejidos o vasos sanguíneos en las imágenes de la RM.

Biopsia mamaria

Te pueden extraer una muestra de tejido y examinarla bajo un microscopio (biopsia). La ecografía o la mamografía pueden ayudar a guiar la aguja y se puede utilizar anestesia local. Las opciones de biopsia mamaria incluyen:

  • Biopsia por aspiración con aguja fina. Con una aguja delgada conectada a una jeringa, se extraen células y líquido del área sospechosa.
  • Biopsia con aguja gruesa. Se utiliza una aguja más grande con una punta especial para extraer una muestra de tejido mamario.
  • Biopsia estereotáctica. La mamografía genera imágenes del área en cuestión desde varios ángulos diferentes (imágenes estéreo). Luego, el médico extrae una muestra de tejido mamario con una aguja.
  • Biopsia asistida por vacío. Una sonda conectada a un dispositivo de vacío extrae una pequeña muestra de tejido mamario.
  • Biopsia quirúrgica. Se hace una pequeña incisión en la piel y el tejido mamario para extirpar parte o la totalidad de un bulto.

Después de una biopsia, la muestra de tejido se envía a un laboratorio para su análisis. Tu médico te dirá cuándo estarán los resultados de la prueba y los comentará contigo cuando estén disponibles.

Resonancia magnética de las mamas

Durante una imagen por resonancia magnética (IRM) de mama, te acuestas boca abajo en una camilla de exploración acolchonada. Tus senos se colocan en una apertura de la camilla, que cuenta con bobinas que detectan señales magnéticas. La camilla se desliza hacia la gran apertura de la máquina de IRM.

Aspiración con aguja fina

Durante la aspiración con aguja fina, se inserta una aguja especial en una masa mamaria y se extrae (aspira) el líquido presente. El ultrasonido, un procedimiento que utiliza ondas sonoras para crear imágenes de la mama en un monitor, se puede utilizar para ayudar a colocar la aguja.

Biopsia por aguja de núcleo

Una biopsia con aguja gruesa utiliza un tubo largo y hueco para extraer una muestra de tejido. Aquí, se realiza una biopsia de un bulto sospechoso en la mama. La muestra se envía a un laboratorio para analizarla.

Biopsia de mama estereotáctica

Durante una biopsia de mama estereotáctica, la mama se comprimirá de manera firme entre dos placas. Los rayos X (mamogramas) se utilizan para generar imágenes estereoscópicas —imágenes de la misma área desde diferentes ángulos— para determinar la ubicación exacta de la biopsia. Se extrae una muestra del tejido mamario de la zona pertinente con una aguja.

Seguimiento tras una evaluación de nódulo mamario

Si el tumor mamario no es canceroso, tu médico decidirá si necesitas un monitoreo a corto plazo con exámenes mamarios clínicos o repetir el diagnóstico por imágenes de las mamas. Quizás debas regresar en dos o tres meses para ver si ha habido cambios en la mama. Consulta a tu médico si notas cambios en el tumor o si desarrollas nuevas preocupaciones.

Si el diagnóstico es dudoso (por ejemplo, el examen mamario clínico y la mamografía muestran áreas de sospecha, pero la biopsia revela tejido benigno), te derivarán a un cirujano u otro especialista para una consulta posterior.

Si el tumor es canceroso, crearás un plan de tratamiento con el médico. El estadio y el tipo de cáncer de mama influirán en las opciones de tratamiento.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use