Talidomida: avances de las investigaciones en el cáncer y otras afecciones

Durante la década de los cincuenta y principios de la década de los sesenta, la talidomida se utilizaba para tratar las náuseas matutinas durante el embarazo. Sin embargo, se descubrió que causaba defectos congénitos graves.

En la actualidad, décadas más tarde, la talidomida se utiliza para tratar una afección de la piel y el cáncer. Además, se la está investigando como tratamiento para muchos otros trastornos.

Se comprobó que la talidomida es útil para las lesiones de la piel y el mieloma múltiple

Las investigaciones acerca de los posibles usos de la talidomida han determinado que este fármaco puede ser un tratamiento eficaz para varias afecciones. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha aprobado la talidomida (Thalomid) para tratar los siguientes trastornos:

  • Lesiones en la piel causadas por la lepra (eritema nudoso leproso)
  • Mieloma múltiple

Áreas de investigación de la talidomida

Los investigadores continúan estudiando el uso de la talidomida para el tratamiento de diversas enfermedades y afecciones. Aunque aún se deben llevar a cabo más estudios, la talidomida ha mostrado ser una opción prometedora para tratar las siguientes enfermedades:

  • Las enfermedades inflamatorias que afectan la piel, como el lupus cutáneo y la enfermedad de Behçet
  • Las úlceras en la boca y en la garganta relacionadas con el VIH, así como el adelgazamiento y el deterioro del cuerpo asociados a este virus
  • Los distintos tipos de cáncer, incluido el cáncer de la sangre y de la médula ósea, como la leucemia y la mielofibrosis, así como los tipos de cáncer ubicados en otras partes del cuerpo

Procedimientos especiales necesarios para prevenir el embarazo

Si tú y tu médico deciden que la talidomida es apropiada para ti, deberás aceptar los términos de un programa de distribución restringida exigido por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para prevenir defectos de nacimiento.

Para evitar quedar embarazada mientras tomas talidomida:

  • Recibirás un paquete de materiales educativos para el paciente.
  • Firmarás un formulario de consentimiento.
  • Usará dos métodos anticonceptivos y te harás pruebas de embarazo con frecuencia si eres mujer.
  • Usará un condón si eres un hombre.

Si sospechas que estás embarazada, deja de tomar talidomida y comunícate con tu médico inmediatamente. Recuerda: Ningún método anticonceptivo es completamente confiable, excepto evitar las relaciones sexuales.

Efectos secundarios que no sean defectos de nacimiento.

Las personas que toman talidomida quizás también presenten otros efectos secundarios, como ser:

  • Neuropatía periférica
  • Coágulos sanguíneos
  • Somnolencia
  • Sarpullidos
  • Mareos

Toma la medicación exactamente como te la recetó el médico. Consulta con tu doctor antes de tomar otros medicamentos con receta o de venta libre.

Creación de una talidomida más segura

Es posible que algún día podamos contar con fármacos que tengan una acción similar a la de la talidomida, pero con menos efectos secundarios. Los investigadores trabajan para desarrollar fármacos con una composición química similar a la de la talidomida (análogos de la talidomida).

Entre los análogos de la talidomida, se incluyen los siguientes:

  • La lenalidomida (Revlimid), que está aprobada para el tratamiento del síndrome mielodisplásico (con síndrome del 5q), el mieloma múltiple y el linfoma de células del manto
  • La pomalidomida (Pomalyst), que está aprobada para el tratamiento del mieloma múltiple

Si tienes alguna inquietud acerca de la talidomida, consulta con tu médico. Comprender la historia de la talidomida, así como sus riesgos y sus posibles beneficios, puede ayudarte a decidir si es adecuada para ti.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use