Limita el consumo de grasas malas, un mordisco a la vez

Seguramente sabes que las grasas saturadas y trans no son buenas para el organismo. También sabes que cambiar los hábitos alimentarios puede ser difícil. La buena noticia es que no tienes que modificar tu alimentación de la noche a la mañana. Comienza limitando la cantidad de grasas sólidas, como la mantequilla, la margarina y la grasa, que le agregas a los alimentos cuando los cocinas y los sirves. Cubre las papas al horno con salsa o yogur con bajo contenido de grasa en lugar de usar mantequilla. Utiliza una pasta untable de fruta con bajo contenido de azúcar en las tostadas en lugar de margarina.

Last Updated Apr 16, 2015


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use