¿Necesitas un bocadillo? Dales una oportunidad a los frutos secos.

Consumir frutos secos como parte de una alimentación saludable puede ser bueno para el corazón. Pueden reducir los niveles de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL o «malo»). Comer frutos secos puede reducir el riesgo de presentar coágulos sanguíneos capaces de provocar un ataque cardíaco. Consume un pequeño puñado de frutos secos todos los días. Las nueces tienen alto contenido de ácidos grasos omega-3. Las almendras, las nueces de macadamia, las avellanas y las pecanas también son muy saludables para el corazón. Incluso el maní, que técnicamente no es un fruto seco, sino una legumbre, puede ser bueno para la salud. Por supuesto, consumir frutos secos cubiertos de chocolate, azúcar o sal puede anular los beneficios saludables para el corazón de este alimento.

Last Updated Mar 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use