No le eches la culpa por el acné a la pizza, las papas fritas, o la suciedad.

Pese a la creencia popular, los alimentos no tienen mucho efecto en el acné. Esas vergonzosas manchas pequeñas, en realidad, aparecen cuando los folículos pilosos se tapan con grasa, células cutáneas muertas y, a veces, bacterias. Para combatir los barros, lava las zonas afectadas con un limpiador facial suave y aplica una loción de venta libre que contenga peróxido de benzoílo o ácido salicílico. No toques ni te aprietes los granos. Esto puede causar infección o dejar cicatrices.

Last Updated Jun 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use