No le eches la culpa por el acné a la pizza, las papas fritas, o la suciedad.

Al contrario de la creencia popular, la comida no tiene mucho efecto sobre el acné. Estos granitos que te causan vergüenza en realidad aparecen cuando tus folículos capilares se llenan de grasa, células de piel muerta, y, a veces, bacterias. Para terminar con los granitos, lava las zonas problemáticas con un limpiador facial suave, y aplícate una loción de venta libre que contenga peróxido de benzoilo o ácido salicílico. No te toques o aprietes los granitos. Hacer esto puede causar infección o dejar cicatrices.

Last Updated Sep 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use