Rutinas a la hora de acostarse: No solo para los bebés

Comienza una rutina relajante para acostarte. Haz las mismas cosas todas las noches para avisarle al cuerpo que es hora de relajarse. Esto puede comprender tomar un baño o una ducha caliente, leer un libro o escuchar música relajante. Las actividades relajantes que se llevan a cabo con luces tenues ayudan a facilitar la transición entre la vigilia y el sueño.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use