¿Te quemaste por divertirte al sol?

Si tienes una quemadura por el sol, el daño ya está hecho. Pero puedes aliviar la molestia: 1. Coloca compresas frías sobre la quemadura por el sol o toma un baño fresco. 2. Aplica una crema humectante o un gel que contenga sábila. 3. Si se forman pequeñas ampollas, no las revientes. Si se revientan, limpia suavemente la zona con jabón suave y agua y cúbrela con gasa. Si estos consejos no ayudan, o si tu quemadura por el sol es grave y tiene ampollas grandes, llama al médico.

Last Updated Jun 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use