¿Tienes un esguince? Haz un poco de reposo, colócate hielo, hazte compresión y eleva la articulación.

Si tienes un esguince menor, probablemente puedas tratarlo en tu hogar con el método R.I.C.E. (sigla en inglés para reposo, hielo, compresión y elevación). Reposa el área lesionada, pero no evites toda la actividad. Aplica hielo en la zona tan pronto como sea posible después de la lesión. Comprime la zona con una banda elástica o venda. Eleva la extremidad lesionada por encima del corazón siempre que sea posible para limitar la hinchazón. A medida que el dolor y la hinchazón mejoran, comienza a mover con cuidado la zona lesionada. Los analgésicos de venta libre, como el ibuprofeno y el paracetamol (acetaminofeno), pueden ser útiles para controlar el dolor durante el proceso de curación.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use