¿Un día festivo perfecto? ¡Olvídalo!

Añadir grandes preparaciones a tus demandas diarias habituales, como ir de compras, hornear y recibir gente en la casa, puede quitarles la alegría a las fiestas. En vez de esto, considera la posibilidad de recortar algunas cosas. Concéntrate en las tradiciones que más disfrutas de las fiestas y omite el resto. Acepta las imperfecciones en ti mismo y en los demás. Recibe la temporada de fiestas con paz y buen ánimo.

Last Updated Aug 1, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use