Aldosteronismo primario

Perspectiva general

El aldosteronismo primario es un trastorno hormonal que lleva a que se presente presión arterial alta. Ocurre cuando las glándulas suprarrenales producen demasiada hormona llamada aldosterona.

Tus glándulas suprarrenales producen un número de hormonas esenciales, incluida la aldosterona. Por lo general, la aldosterona equilibra el sodio y el potasio en la sangre. Pero demasiada cantidad de esta hormona puede hacer que pierdas potasio y retengas sodio. Ese desequilibrio puede hacer que tu cuerpo retenga demasiada agua, aumentando así el volumen sanguíneo y la presión arterial.

Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos, cirugía y cambios en el estilo de vida.

Glándulas suprarrenales

Las glándulas suprarrenales, que están ubicadas sobre cada uno de tus riñones, producen hormonas que ayudan a regular tu metabolismo, tu sistema inmunitario, tu presión arterial y otras funciones esenciales. Aunque son pequeñas, estas glándulas regulan mucho de lo que sucede en tu cuerpo.

Síntomas

El aldosteronismo primario a menudo no causa síntomas claros. La primera pista de que puedes tener aldosteronismo primario es generalmente la presión arterial alta, especialmente difícil de controlar.

Algunas veces, el aldosteronismo primario causa niveles bajos de potasio. Si esto ocurre, es posible que presentes lo siguiente:

  • Calambres musculares
  • Debilidad
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Sed excesiva
  • Necesidad frecuente de orinar

Cuándo consultar al médico

Pregúntale a tu médico acerca de la posibilidad de tener hiperaldosteronismo primario si tienes:

  • Presión arterial alta de moderada a grave, especialmente si necesitas muchos medicamentos para controlar tu presión arterial
  • Presión arterial alta y antecedentes familiares de hiperaldosteronismo primario
  • Presión arterial alta y antecedentes familiares de presión arterial alta o accidente cerebrovascular a la edad de 40 años o menos
  • Presión arterial alta y un bulto en una de las glándulas suprarrenales (que se determine en una prueba de imagen realizada por otra razón)
  • Presión arterial alta y un nivel bajo de potasio
  • Presión arterial alta y apnea obstructiva del sueño

Causas

Las afecciones comunes que pueden causar demasiada aldosterona incluyen las siguientes:

  • Un tumor benigno en una glándula suprarrenal
  • Hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales

Existen otras causas, mucho menos frecuentes, de aldosteronismo primario, incluidas las siguientes:

  • Un tumor canceroso en la capa externa de la glándula suprarrenal
  • Una afección hereditaria que causa presión arterial alta en niños y adultos jóvenes

Complicaciones

El aldosteronismo primario puede provocar presión arterial alta y bajos niveles de potasio. A su vez, estas complicaciones pueden desencadenar otros problemas.

Problemas relacionados con la presión arterial alta

La presión arterial persistentemente elevada puede llevar a problemas con el corazón y los riñones, que incluyen:

  • Ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y otros problemas cardíacos
  • Accidente cerebrovascular
  • Enfermedad renal o insuficiencia renal

Las personas con aldosteronismo primario tienen un riesgo más alto de lo esperado de problemas cardiovasculares en comparación con las personas que solo tienen presión arterial alta.

Problemas relacionados con niveles bajos de potasio (hipopotasemia)

El aldosteronismo primario puede causar niveles bajos de potasio. Si tus niveles de potasio están ligeramente bajos, es posible que no tengas ningún síntoma. Niveles muy bajos de potasio pueden conducir a:

  • Debilidad
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Calambres musculares
  • Sed o micción excesiva

Diagnóstico

Si tu médico sospecha de aldosteronismo primario, es probable que te realices un examen para medir los niveles de aldosterona y renina en sangre. La renina es una enzima liberada por los riñones que ayuda a controlar la presión arterial. Si el nivel de renina es muy bajo y el nivel de aldosterona es alto, puedes tener aldosteronismo primario.

Pruebas adicionales

Si la prueba de aldosterona-renina sugiere aldosteronismo primario, necesitarás otras pruebas para confirmar el diagnóstico y buscar causas potenciales. Las pruebas posibles incluyen:

  • Prueba de carga de sal. Hay distintas maneras de hacer este análisis de sangre u orina. Puedes seguir una dieta alta en sodio durante unos cuantos días o recibir una infusión salina durante varias horas antes de que el médico te mida los niveles de aldosterona. Además de la dieta alta en sodio, antes del análisis también se te puede dar fludrocortisona, un medicamento que imita la acción de la aldosterona.
  • Tomografía computarizada de abdomen. Una tomografía computarizada puede detectar un tumor en la glándula suprarrenal o mostrar un agrandamiento de la glándula suprarrenal que sugiere que la glándula está hiperactiva.
  • Análisis de sangre de las venas suprarrenales. Un radiólogo extrae sangre de las venas suprarrenales derecha e izquierda, y compara las dos muestras. Si se obtiene aldosterona elevada en un solo lado, el médico puede sospechar un tumor en esa glándula suprarrenal.

    La prueba consiste en colocar un tubo en una vena de la ingle y llevarlo hasta las venas suprarrenales. Aunque es esencial para determinar el tratamiento adecuado, esta prueba implica riesgo de sangrado o de formación de un coágulo de sangre en la vena.

Tratamiento

El tratamiento para el aldosteronismo primario depende de la causa de fondo. El objetivo básico es normalizar los niveles de aldosterona o bloquear el efecto de la aldosterona alta para prevenir complicaciones.

Tratamiento de un tumor en una glándula suprarrenal

Un tumor de la glándula suprarrenal se puede tratar con cirugía o medicamentos y cambios en el estilo de vida.

  • Extirpación quirúrgica de la glándula. Generalmente, se recomienda la extirpación quirúrgica de la glándula suprarrenal con el tumor (adrenalectomía). La extirpación quirúrgica puede normalizar los niveles de presión arterial, potasio y aldosterona. El médico te hará un seguimiento cercano después de la cirugía y ajustará o eliminará progresivamente los medicamentos para la presión arterial alta.

    Los riesgos de la cirugía comprenden sangrado e infección. No es necesario reemplazar las hormonas suprarrenales porque la otra glándula suprarrenal puede producir suficiente cantidad de todas las hormonas que necesita tu cuerpo.

  • Medicamentos que bloquean la aldosterona. Si el aldosteronismo primario es causado por un tumor benigno y no puedes someterte a cirugía o prefieres no hacerlo, puedes tratarte con medicamentos que bloquean la aldosterona llamados antagonistas de los receptores de mineralocorticoides (espironolactona y eplerenona) y cambios en el estilo de vida. La presión arterial alta y el potasio bajo retornarán si dejas de tomar los medicamentos.

Tratamiento para la hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales

Una combinación de medicamentos y modificaciones en el estilo de vida pueden tratar eficazmente el hiperaldosteronismo primario causado por la hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales.

  • Medicamentos. Los antagonistas de los receptores mineralocorticoides bloquean la acción de la aldosterona en tu cuerpo. El médico puede recetar primero espironolactona (Aldactone). Este medicamento ayuda a corregir la presión arterial alta y el nivel bajo de potasio, pero puede causar otros problemas.

    Además de bloquear los receptores de la aldosterona, la espironolactona puede inhibir la acción de otras hormonas. Los efectos secundarios pueden incluir agrandamiento de los senos masculinos (ginecomastia) e irregularidades menstruales en las mujeres.

    Un nuevo y más costoso antagonista de los receptores de mineralocorticoides llamado eplerenona (Inspra) elimina los efectos secundarios de la hormona sexual que se asocian con la espironolactona. Tu médico te puede recomendar eplerenona si tienes efectos secundarios graves con espironolactona. Es posible que también necesites otros medicamentos para la presión arterial alta.

  • Cambios en el estilo de vida. Los medicamentos para la presión arterial alta son más eficaces cuando se combinan con una dieta y un estilo de vida saludables. Trabaja con tu médico para crear un plan para reducir el sodio de tu dieta y mantener un peso corporal saludable. Hacer ejercicio regularmente, limitar la cantidad de alcohol que bebes y dejar de fumar también son medidas que pueden mejorar tu respuesta a los medicamentos.

Estilo de vida y remedios caseros

Un estilo de vida saludable es esencial para mantener baja la presión arterial y la salud del corazón a largo plazo. Aquí hay algunas sugerencias para un estilo de vida saludable:

  • Sigue una dieta saludable. Las dietas que destacan una variedad saludable de alimentos (incluidos granos, frutas, vegetales y productos lácteos bajos en grasa) pueden ayudar con la pérdida de peso y a bajar la presión arterial. Prueba la dieta Enfoques dietéticos para detener la hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés) que tiene beneficios comprobados para tu corazón. Una dieta saludable también limita el sodio, el azúcar agregado, las grasas saturadas y el alcohol.
  • Lograr un peso saludable. Si tu índice de masa corporal es de 25 o más, perder entre el 3 % y el 5 % de tu peso corporal puede reducir tu presión arterial.
  • Haz ejercicio. El ejercicio aeróbico periódico puede ayudar a reducir la presión arterial. No tienes que ir al gimnasio, caminar a un ritmo moderado durante 30 minutos la mayoría de los días de la semana puede mejorar tu salud. Trata de caminar con un amigo en el almuerzo en lugar de salir a cenar.
  • No fumes. Dejar de fumar mejora la salud general del corazón y de los vasos sanguíneos. Habla con tu médico acerca de los medicamentos que pueden ayudarte a dejar de fumar.

Preparación antes de la cita

Debido a que los síntomas del aldosteronismo primario no siempre son obvios, el médico puede ser el que te sugiera que te hagas la prueba de detección de esta afección. El médico puede sospechar de aldosteronismo primario si tienes presión arterial alta y:

  • la presión arterial sigue siendo persistentemente alta, especialmente si ya estás tomando por lo menos tres medicamentos para bajarla (hipertensión resistente);
  • tienes un nivel bajo de potasio en la sangre, aunque muchas personas con aldosteronismo primario tienen niveles normales de potasio, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad;
  • tienes un tumor en una de las glándulas suprarrenales, que se detecta en una prueba de imagen tomada por otra razón;
  • tienes antecedentes personales o familiares de presión arterial alta o accidentes cerebrovasculares a una edad temprana; y
  • también tienes apnea obstructiva del sueño.

El examen de detección del aldosteronismo primario puede requerir cierta planificación. El examen se puede realizar mientras estás tomando la mayoría de los medicamentos para la presión arterial, pero es posible que necesites dejar de tomar ciertos medicamentos, como espironolactona (Aldactone) y eplerenona (Inspra), hasta cuatro semanas antes del examen. El médico también puede pedirte que evites los productos de regaliz reales durante un par de semanas antes del examen, ya que estos pueden causar cambios que imitan el exceso de aldosterona.

Después del examen, verás al médico en una cita de seguimiento o bien es posible que te remitan a un médico que trate los trastornos hormonales (endocrinólogo). A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Cuando conciertes la cita, haz una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la cita
  • Información personal esencial, incluidas las situaciones de estrés importantes, cambios recientes en tu vida y antecedentes médicos familiares
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Para el aldosteronismo primario, estas son algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico:

  • ¿Qué significan los resultados de mis pruebas?
  • ¿Necesito alguna prueba adicional?
  • ¿Mi afección es temporal o siempre la tendré?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles? ¿Qué cree que sería lo mejor en mi caso?
  • Tengo otras afecciones de salud. ¿Cómo puedo controlarlas de la mejor manera?
  • ¿Debo respetar alguna restricción en la dieta?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas, entre ellas:

  • ¿Existe algo que haga que mejoren los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use