Aldosteronismo primario

Perspectiva general

El hiperaldosteronismo primario es un tipo de trastorno hormonal que produce presión arterial alta. Las glándulas suprarrenales producen una gran cantidad de hormonas esenciales. Una de ellas es la aldosterona, que equilibra el sodio y el potasio en la sangre.

Al tener hiperaldosteronismo primario, las glándulas suprarrenales producen demasiada aldosterona, lo que provoca pérdida de potasio y retención de sodio. A su vez, el exceso de sodio genera retención de líquido, lo que aumenta el volumen sanguíneo y la presión arterial.

El diagnóstico y el tratamiento del hiperaldosteronismo primario son importantes porque las personas con esta forma de presión arterial alta presentan mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Además, la presión arterial alta asociada con el hiperaldosteronismo primario puede ser curable.

Las opciones para personas con hiperaldosteronismo primario incluyen medicamentos, cambios en el estilo de vida y cirugía.

Glándulas suprarrenales

Ubicadas sobre cada uno de los riñones, las glándulas suprarrenales producen hormonas que ayudan a regular el metabolismo, el sistema inmunitario, la presión arterial y otras funciones esenciales.

Síntomas

Estos son los principales signos del aldosteronismo primario:

  • Presión arterial alta de moderada a grave
  • Presión arterial alta que exige varios medicamentos para controlarla (hipertensión resistente)
  • Presión arterial alta junto con bajo nivel de potasio (hipopotasemia)

Cuándo consultar al médico

Contrólate la presión arterial de forma periódica, especialmente si tienes factores de riesgo de padecer presión arterial alta. Consulta al médico acerca de la posibilidad de tener aldosteronismo primario si reúnes estas condiciones:

  • Tienes 45 años o más
  • Tienes antecedentes familiares de presión arterial alta
  • Comenzaste a tener presión arterial alta a los 44 años o antes
  • Tienes obesidad
  • Tienes un estilo de vida sedentario
  • Consumes tabaco
  • Bebes mucho alcohol
  • Sigues una dieta poco balanceada (demasiada sal, cantidad insuficiente de potasio)

Causas

Las afecciones frecuentes que causan la superproducción de aldosterona incluyen:

  • Un bulto benigno en una glándula suprarrenal (adenoma que produce aldosterona) es una afección conocida como síndrome de Conn
  • Hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales (hiperaldosteronismo idiopático)

En casos poco frecuentes, el aldosteronismo primario puede ser causado por:

  • Un bulto canceroso (maligno) de la corteza exterior (córtex) de la glándula suprarrenal (carcinoma cortical suprarrenal)
  • Un tipo poco frecuente de aldosteronismo primario llamado aldosteronismo tratable con glucocorticoides que es hereditario y causa presión arterial alta en los niños y adultos jóvenes

Complicaciones

El aldosteronismo primario puede provocar presión arterial alta y bajos niveles de potasio. A su vez, estas complicaciones pueden desencadenar otros problemas.

Problemas relacionados con la presión arterial alta

La presión arterial elevada de manera constante puede causar problemas cardíacos y renales, como los siguientes:

  • Ataque cardíaco
  • Insuficiencia cardíaca
  • Hipertrofia ventricular izquierda: es el agrandamiento del músculo que forma la pared del ventrículo izquierdo, una de las cavidades de bombeo del corazón
  • Accidente cerebrovascular
  • Enfermedad renal o insuficiencia renal
  • Muerte prematura

La presión arterial alta debida al aldosteronismo primario conlleva un riesgo más alto de complicaciones cardiovasculares que otros tipos de presión arterial alta. Este riesgo excesivo se debe a los altos niveles de aldosterona, que pueden producir daños en el corazón y los vasos sanguíneos independientemente de las complicaciones relacionadas con la presión arterial alta.

Problemas relacionados con niveles bajos de potasio

Algunas personas que padecen de aldosteronismo primario, pero no todas, tienen niveles bajos de potasio (hipopotasemia). Es posible que una hipopotasemia leve no presente síntomas, pero los niveles muy bajos de potasio pueden provocar lo siguiente:

  • Debilidad
  • Arritmias
  • Calambres musculares
  • Exceso de sed o de micción

Diagnóstico

Existen diversos tipos de pruebas que permiten diagnosticar el aldosteronismo

Pruebas adicionales

Si recibes un diagnóstico de hiperaldosteronismo, el médico realizará pruebas adicionales para determinar si la causa subyacente es un adenoma que produce aldosterona o la hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales. Las pruebas pueden incluir:

  • Exploración por tomografía computarizada abdominal. Una exploración por tomografía computarizada puede ayudar a identificar un tumor en una glándula suprarrenal o un crecimiento que sugiera hiperactividad. Es posible que se deban realizar análisis adicionales luego de una exploración por tomografía computarizada debido a que existe la posibilidad de que esta prueba por imágenes no detecte anormalidades o encuentre tumores que no producen aldosterona.
  • Muestreo de vena suprarrenal. Un radiólogo extrae sangre de las venas suprarrenales derecha e izquierda y las compara con las dos muestras. Los niveles de aldosterona que son significativamente superiores en un lado indican la presencia de un aldosteronoma en dicho lado. Los niveles de aldosterona similares en ambos lados indican una hiperactividad en ambas glándulas.

    Para esta prueba se debe insertar un tubo en una vena de la ingle y luego llevarlo hacia las venas suprarrenales. Si bien es esencial para determinar el tratamiento adecuado, esta prueba conlleva riesgos de sangrado o coágulo en la vena.

Tratamiento

El tratamiento para el aldosteronismo primario depende de su causa, pero su objetivo básico es normalizar o bloquear el efecto de los niveles elevados de aldosterona y evitar posibles complicaciones debido a la presión arterial alta y los niveles bajos de potasio.

Tratamiento de un tumor en una glándula suprarrenal

Un tumor en una glándula suprarrenal puede tratarse con cirugía o medicamentos y cambios en el estilo de vida.

  • Extirpación quirúrgica de la glándula. La extirpación quirúrgica de la glándula suprarrenal donde se encuentra el tumor (suprarrenalectomía) generalmente se recomienda debido a que puede resolver de manera permanente los problemas de presión arterial alta y deficiencia de potasio, y puede hacer que los niveles de aldosterona vuelvan a la normalidad. Después de una suprarrenalectomía unilateral, la presión arterial por lo general baja gradualmente. El médico te controlará de cerca después de la cirugía y progresivamente ajustará o eliminará los medicamentos que tomas para tratar la presión arterial alta.

    La suprarrenalectomía presenta los riesgos habituales de la cirugía abdominal, que incluyen sangrado e infección. Sin embargo, después de una suprarrenalectomía unilateral, no es necesaria la terapia de reemplazo hormonal porque la otra glándula suprarrenal es capaz de producir cantidades adecuadas de todas las hormonas por sí sola.

  • Medicamentos antagonistas de la aldosterona. Si no puedes o no quieres someterte a la cirugía, el aldosteronismo primario causado por un tumor benigno también puede tratarse con medicamentos antagonistas de la aldosterona (antagonistas del receptor de mineralocorticoides) y cambios en tu estilo de vida. Pero volverás a tener presión arterial alta y deficiencia de potasio si dejas de tomar los medicamentos.

Tratamiento para la hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales

Una combinación de medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden tratar de manera eficaz el aldosteronismo primario causado por hiperactividad de ambas glándulas suprarrenales (hiperplasia suprarrenal bilateral).

  • Medicamentos. Los antagonistas del receptor mineralocorticoide bloquean la acción de la aldosterona en tu organismo. Es posible que tu médico primero te prescriba espironolactona. Este medicamento ayuda a corregir la presión arterial alta y el potasio bajo, pero puede causar problemas.

    Además de bloquear los receptores de la aldosterona, la espironolactona bloquea los receptores androgénicos y de progesterona y puede inhibir la acción de estas hormonas. Los efectos secundarios pueden incluir el aumento de las glándulas mamarias masculinas (ginecomastia), disminución del deseo sexual, impotencia sexual masculina, irregularidades menstruales y distrés gastrointestinal.

    Un antagonista del receptor mineralocorticoide más nuevo y más costoso, llamado eplerenona, actúa precisamente sobre los receptores de la aldosterona, pero elimina los efectos secundarios sobre las hormonas sexuales asociados con la espironolactona. Tu médico te puede recomendar epleronona si la espironolactona te produce efectos secundarios severos. También puedes necesitar otros medicamentos para la presión arterial alta.

  • Cambios de estilo de vida. Los medicamentos para la presión arterial alta son más eficaces si se los combina con una dieta y un estilo de vida saludables. Trabaja con tu médico para crear un plan para reducir el sodio en tu dieta y mantener un peso corporal saludable. Hacer ejercicios regularmente, limitar la cantidad de alcohol que bebes y abandonar el hábito de fumar también pueden mejorar tu respuesta a los medicamentos.

Estilo de vida y remedios caseros

Para mantener la presión arterial baja y una buena salud cardíaca a largo plazo, es fundamental llevar un estilo de vida saludable. Estas son algunas sugerencias para tener un estilo vida saludable:

  • Sigue una dieta saludable. Limita el sodio en la dieta; para esto, concéntrate en los alimentos frescos y en los productos con contenido reducido de sodio, evita los condimentos y elimina la sal de las recetas. Las dietas que también enfatizan el consumo de una variedad saludable de alimentos, como cereales, frutas, vegetales y productos lácteos con bajo contenido de grasa, pueden promover el adelgazamiento y ayudar a bajar la presión arterial. Prueba con la dieta Dietary Approaches to Stop Hypertension (enfoques dietéticos para detener la hipertensión, DASH); tiene beneficios de eficacia comprobada para el corazón.
  • Logra llegar a un peso saludable. Si tu índice de masa corporal (IMC) es de 25 o más, perder tan solo 10 libras (4,5 kg) puede disminuir la presión arterial.
  • Haz ejercicio. El ejercicio aeróbico regular puede ayudar a disminuir la presión arterial. No es necesario que vayas al gimnasio: hacer caminatas enérgicas la mayoría de los días de la semana puede mejorar tu salud de forma significativa. En el almuerzo, trata de caminar con un amigo en lugar de salir a comer afuera.
  • No fumes. Si dejas de fumar, mejorará tu salud cardiovascular general. La nicotina del tabaco hace que el corazón trabaje más, ya que obstruye los vasos sanguíneos y aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Habla con el médico sobre los medicamentos que pueden ayudarte a dejar de fumar.
  • Limita el consumo de alcohol y cafeína. Ambas sustancias pueden aumentar la presión arterial, y el alcohol puede interferir en la eficacia de algunos medicamentos para la presión arterial. Pregúntale al médico si el consumo moderado de alcohol es seguro en tu caso.

Preparación antes de la cita

Debido a que los síntomas del aldosteronismo primario no siempre son evidentes, el médico puede sugerirte que programes una consulta para hacerte análisis que detecten la afección. El médico puede sospechar que tienes aldosteronismo primario si tienes presión arterial alta y además:

  • Tienes presión arterial alta constantemente, en especial si ya estás tomando por lo menos tres medicamentos para controlarla (hipertensión resistente o refractaria)
  • Tienes un nivel bajo de potasio en sangre, aunque muchas personas con aldosteronismo primario tienen niveles normales de potasio, en especial en la fase inicial de la enfermedad
  • Tienes un tumor en una de las glándulas suprarrenales, detectado casualmente durante una prueba por imágenes realizada por otro motivo
  • Tienes antecedentes personales o familiares de presión arterial alta o accidentes cerebrovasculares a una edad temprana

El análisis para detectar el aldosteronismo primario puede requerir cierto grado de planificación. La prueba puede realizarse mientras tomas la mayoría de los medicamentos para controlar la presión arterial, pero tal vez necesites suspender ciertos medicamentos, como la espironolactona (Aldactone) y la eplerenona (Inspra), por hasta 6 semanas antes del análisis. El médico también puede pedirte que evites productos con regaliz natural durante un par de semanas antes de la prueba, ya que pueden provocar cambios similares a los que produce el exceso de aldosterona.

Last Updated Mar 3, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use