Anhidrosis

Perspectiva general

La anhidrosis es la incapacidad de sudar con normalidad. Si no sudas (transpiras), el cuerpo no puede disminuir su temperatura, lo que puede provocar calor excesivo y, en ocasiones, un golpe de calor, una afección que puede ser mortal.

La anhidrosis, también llamada «hipohidrosis», puede ser difícil de diagnosticar. La anhidrosis leve, con frecuencia, pasa desapercibida. Existen docenas de factores que pueden provocar esta enfermedad, entre ellos, el traumatismo de piel y determinadas enfermedades y medicamentos. La anhidrosis puede ser hereditaria o adquirirse en algún momento de la vida.

El tratamiento de la anhidrosis supone abordar la causa de fondo, si es posible determinarla.

Síntomas

Los signos y síntomas de la anhidrosis incluyen los siguientes:

  • Cantidad baja o nula de transpiración
  • Mareos
  • Calambres musculares o debilidad
  • Enrojecimiento de la cara y el cuello
  • Sensación de calor

La falta de transpiración puede ocurrir:

  • En la mayoría del cuerpo (generalizada)
  • En un área única
  • En parches diseminados

Las áreas en donde sí ocurre la transpiración quizás produzcan una cantidad mayor de esta, de manera que es posible transpirar mucho en una parte del cuerpo y no hacerlo en absoluto en otra. La anhidrosis que afecta una gran parte del cuerpo evita la refrigeración corporal adecuada; en estos casos, el trabajo físico extenuante y el calor pueden ocasionar calambres, agotamiento o incluso un golpe de calor.

La anhidrosis se puede desarrollar por sí misma, o como uno de los signos o síntomas de otras enfermedades, como la diabetes o las lesiones de la piel.

Cuándo debes consultar con un médico

Si sudas muy poco, incluso cuando hace calor o cuando trabajas y haces ejercicios extenuantes, habla con tu médico. Habla con tu médico si notas que sudas menos de lo normal.

Busca atención médica inmediata si manifiestas signos o síntomas de golpe de calor.

Causas

La anhidrosis se produce cuando las glándulas sudoríparas no funcionan bien, ya sea debido a una enfermedad innata (congénita) o a una enfermedad que afecta los nervios o la piel. La deshidratación también causa anhidrosis. En ocasiones, la causa de la anhidrosis no puede identificarse.

Entre las causas de la anhidrosis se incluyen las siguientes:

  • Enfermedades congénitas, como ciertas displasias congénitas que afectan el desarrollo de las glándulas sudoríparas
  • Enfermedades hereditarias que afectan el metabolismo, como la enfermedad de Fabry
  • Enfermedades del tejido conjuntivo, como el síndrome de Sjögren, que causa sequedad en los ojos y en la boca
  • Daños en la piel, como los causados por quemaduras o por radioterapia, o las enfermedades que tapan los poros (oclusión de poros), como la psoriasis
  • Enfermedades que causan lesión a los nervios (neuropatía), como la diabetes, el alcoholismo y el síndrome de Guillain-Barré
  • Ciertos medicamentos, como la morfina y la toxina botulínica tipo A y los que se usan para tratar la psicosis

Complicaciones

Las enfermedades relacionadas con el calor son las complicaciones más graves de la anhidrosis. Los niños son especialmente vulnerables porque su temperatura interna aumenta más rápido que la de los adultos, y sus cuerpos liberan el calor con menos eficacia.

Los problemas relacionados con el calor incluyen los siguientes:

  • Calambres por calor. Los síntomas incluyen dolor muscular o espasmos. Descansa en un lugar fresco y bebe agua o una bebida deportiva. Obtén ayuda médica si los calambres duran más de una hora.
  • Agotamiento por calor. Los signos y síntomas incluyen debilidad, náuseas y pulso acelerado. Ve a un lugar fresco y obtén ayuda médica si los síntomas duran más de una hora.
  • Golpe de calor. Esta afección potencialmente fatal ocurre cuando la temperatura corporal alcanza los 103 ºF (39.5 ºC) o más. La piel puede estar caliente, enrojecida o seca. Si no se trata de inmediato, el golpe de calor puede provocar pérdida del conocimiento.

Prevención

A menudo, la anhidrosis no se puede prevenir, pero sí se pueden controlar las enfermedades serias relacionadas con el calor. Consejos para mantenerse a salvo:

  • Usa ropa liviana y holgada cuando hace calor.
  • Quédate en interiores frescos durante los días calurosos.
  • Usa una botella con pulverizador con agua para refrescarte.
  • Controla de cerca tu nivel de actividad para no excederte.
  • Conoce los signos de las enfermedades relacionadas con el calor y las maneras de tratarlos.

Diagnóstico

El médico quizás sospeche sobre la existencia de anhidrosis de acuerdo con tus síntomas, antecedentes médicos y un examen físico. De igual manera, es posible que te debas hacer algunos estudios para confirmar el diagnóstico. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Análisis de sudor. Durante este análisis, que se conoce como análisis de sudor termorregulatorio, se cubre al paciente con un polvo que cambia de color al momento que sudes y en los lugares en que lo haces. Luego, entras a una cámara que ocasiona el aumento de la temperatura corporal a un nivel que haría sudar a la mayoría de las personas. Se documentan los resultados con fotografías digitales y se puede analizar la superficie total del cuerpo de una sola vez.
  • Biopsia de la piel. En algunos casos, el médico suele solicitar que te hagas una biopsia del área en la que se sospecha de anhidrosis. Para hacer este análisis se extraen células de la piel y, a veces, glándulas sudoríparas, que se van a examinar bajo el microscopio.

Tratamiento

La anhidrosis que afecta solamente a una pequeña parte del cuerpo no suele ser un problema y por lo general no requiere tratamiento. Sin embargo, si existen áreas extensas en las cuales hay una disminución del sudor, puede estar en riesgo la vida. Los tratamientos dependerán de la enfermedad que causa la anhidrosis. Por ejemplo, si algún medicamento es la causa de la enfermedad, se debe interrumpir su consumo, de ser posible. Si la enfermedad tiene como causa el bloqueo de los conductos sudoríparos, quizás sea de ayuda limpiar la piel con un exfoliante suave.

Preparación antes de la cita

Probablemente, lo primero que harás será consultar a tu médico de cabecera o a un profesional general. Luego, es posible que te deriven a un médico que se especialice en trastornos de la piel (dermatólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la consulta. Cuando solicites un turno, pregunta si debes hacer algo para prepararte, como modificar tu alimentación.
  • Anota tus síntomas, incluidos aquellos que parezcan no tener relación alguna con la solicitud del turno.
  • Anota información personal clave, como situaciones de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen para ayudarte a recordar la información que recibas.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Elaborar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. Para la anhidrosis, las siguientes son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Por qué algunas partes de mi cuerpo no sudan?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Qué provocó este trastorno?
  • ¿Tendré este trastorno de por vida?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Cuál es la mejor manera de controlar este trastorno junto con las demás enfermedades que tengo?
  • ¿Debo limitar mis actividades?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda ofrecerme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en realizar otras preguntas, también.

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga varias preguntas, como, por ejemplo:

  • ¿Cuándo notaste que no transpirabas?
  • ¿En qué partes del cuerpo no transpiras?
  • ¿Sabes de otros miembros de la familia que tengan síntomas similares?
  • ¿Tienes otros síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas?
  • ¿Los síntomas comenzaron cuando cambiaste algún medicamento o cuando te diagnosticaron otra enfermedad?

Last Updated Dec 3, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use