Dolores de crecimiento

Perspectiva general

Los dolores de crecimiento se describen a menudo como un dolor o punzada en la pierna, con frecuencia en la parte delantera de los muslos, las pantorrillas o detrás de las rodillas. Los dolores de crecimiento tienden a afectar a ambas piernas y a ocurrir durante la noche e incluso pueden llegar a despertar al niño.

Si bien estos dolores se conocen como dolores de crecimiento, no hay evidencia de que crecer duela. Los dolores de crecimiento pueden estar vinculados a un umbral bajo de tolerancia al dolor o, en algunos casos, a cuestiones psicológicas.

No existe un tratamiento específico para los dolores de crecimiento. Puedes hacer que tu hijo se sienta más cómodo masajeando los músculos doloridos y colocando sobre ellos una almohadilla térmica tibia.

Síntomas

Los dolores de crecimiento generalmente causan una sensación de dolor o palpitación en las piernas. Este dolor a menudo se produce en la parte delantera de los muslos, las pantorrillas o detrás de las rodillas. Usualmente ambas piernas duelen. Algunos niños también pueden sentir dolor abdominal o dolores de cabeza durante episodios de dolores de crecimiento. El dolor no se produce todos los días. Viene y se va.

Los dolores del crecimiento suelen aparecer al final de la tarde o al principio de la noche y desaparecen por la mañana. A veces el dolor despierta a un niño en medio de la noche.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con el médico de tu hijo si te preocupa el dolor de pierna de tu hijo o el dolor es:

  • Persistente.
  • Todavía presente por la mañana.
  • Lo suficientemente grave como para interferir en las actividades normales de tu hijo.
  • En las articulaciones.
  • Asociado con una lesión.
  • Acompañado de otros signos o síntomas, como hinchazón, enrojecimiento, sensibilidad, fiebre, cojera, erupción cutánea, pérdida del apetito, debilidad o fatiga.

Causas

La causa de los dolores de crecimiento no se conoce. Sin embargo, no existe evidencia que indique que el crecimiento de un niño es doloroso.

Normalmente, los dolores de crecimiento no ocurren cuando el crecimiento tiene lugar ni durante tiempos de rápido crecimiento. Se ha sugerido que los dolores de crecimiento podrían estar vinculados al síndrome de las piernas inquietas. No obstante, se piensa que la causa más probable de los dolores de crecimiento sea el dolor muscular en las noches debido al uso excesivo de las piernas durante el día. El uso excesivo que resulta de actividades como correr, escalar y saltar puede ser duro para el sistema musculoesquelético de un niño.

Factores de riesgo

Los dolores de crecimiento son frecuentes en niños en edad preescolar y edad escolar. Son un poco más frecuentes en niñas que en niños. Correr, trepar o saltar durante el día puede aumentar el riesgo de sufrir dolor de piernas a la noche.

Diagnóstico

Los médicos por lo general diagnostican los dolores de crecimiento sin la necesidad de indicar análisis. En algunos casos, sin embargo, tu médico puede indicarte análisis de sangre o radiografías para descartar otros problemas que puedan estar causando los síntomas de tu hijo. No todos los dolores en las piernas que se dan en niños son dolores de crecimiento. A veces el dolor en las piernas puede deberse a otros problemas para los que existen tratamientos disponibles.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para los dolores de crecimiento. La buena noticia es que los dolores de crecimiento no generan otros problemas ni afectan el crecimiento. Los dolores de crecimiento suelen mejorar naturalmente dentro de un período de uno o dos años. Y si no desaparecen completamente dentro de un lapso de aproximadamente un año, por lo general, se vuelven menos intensos. Mientras tanto, puedes ayudar a aliviar las molestias del niño con medidas de cuidado personal, como realizar masajes en las piernas del niño.

Estilo de vida y remedios caseros

Puedes ayudar a aliviar la molestia de tu hijo con los siguientes remedios caseros:

  • Frota las piernas de tu hijo. Los niños a menudo responden a los masajes suaves. Otros niños se sienten mejor cuando los sostienen o abrazan.
  • Usa una almohadilla térmica. El calor puede ayudar a aliviar los músculos doloridos. Usa una almohadilla térmica a temperatura baja antes de la hora de acostarse o cuando tu niño se queje del dolor de piernas. Quita la almohadilla cuando tu niño esté dormido. Un baño con agua tibia antes de acostarse también puede ayudar.
  • Prueba con un analgésico. Dale a tu niño ibuprofeno (Advil, Motrin pediátrico, otros) o paracetamol (Tylenol, otros). Evita la aspirina por el síndrome de Reye, una afección poco frecuente pero grave que está relacionada con la administración de aspirina en niños.
  • Ejercicios de estiramiento. Estirar los músculos de las piernas durante el día puede ayudar a prevenir el dolor durante la noche. Pregúntale al médico qué tipos de estiramientos podrían ayudar.

Preparación antes de la cita

La mayoría de los niños que tienen dolores de crecimiento no tendrán la necesidad de visitar al médico. Si el dolor es persistente o inusual, es posible que quieras consultar las inquietudes a tu médico de cabecera o con el pediatra.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, es posible que quieras escribir una lista para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde se encuentra el dolor?
  • ¿Existe un momento determinado del día cuando el dolor ocurre generalmente?
  • ¿Cuánto dura el dolor?
  • ¿Qué cosa, al parecer, alivia el dolor?
  • ¿El dolor despierta a tu hijo a la noche o le ocasiona problemas para dormirse?
  • ¿Tu hijo tuvo algún otro signo o síntoma como hinchazón, enrojecimiento, dolor abdominal o dolores de cabeza?
  • ¿Tu hijo ha comenzado recientemente una nueva actividad física?

Qué esperar del médico

Durante el examen, el médico puede hacerte preguntas acerca de los síntomas y actividades de tu hijo. Revisará los huesos y músculos de tu hijo para determinar si presentan signos de sensibilidad.

Last Updated Aug 13, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use