Fatiga ocular

Perspectiva general

El cansancio ocular es una enfermedad frecuente que se produce cuando los ojos se cansan debido al uso intenso como, por ejemplo, cuando se conduce distancias largas o se mira la pantalla de la computadora o de otros dispositivos digitales.

El cansancio ocular puede ser molesto. Sin embargo, generalmente no es grave y desaparece cuando descansas la vista o tomas otras medidas para reducir la molestia en los ojos. En algunos casos, los signos y síntomas del cansancio ocular indican una enfermedad ocular oculta que necesita tratamiento.

Síntomas

Los signos y síntomas de la fatiga ocular incluyen los siguientes:

  • Ojos doloridos, cansados, con ardor o picazón
  • Ojos llorosos o secos
  • Visión borrosa o doble
  • Dolor de cabeza
  • Cuello, hombros o espalda doloridos
  • Mayor sensibilidad a la luz
  • Dificultad para concentrarse
  • Sensación de que no puedes mantener los ojos abiertos

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta a tu médico si las medidas de cuidado personal no alivian tu fatiga ocular.

Causas

Entre las causas frecuentes de la vista cansada se incluyen las siguientes:

  • Mirar las pantallas de los dispositivos digitales
  • Leer sin hacer pausas para descansar la vista
  • Conducir largas distancias y realizar otras actividades que impliquen mayor concentración
  • Estar expuesto a la luz brillante o al resplandor
  • El esfuerzo por ver con una luz muy tenue
  • Tener un problema no diagnosticado en la vista, como ojos secos o visión no corregida (error refractivo)
  • Estar estresado o cansado
  • Estar expuesto al aire seco en movimiento de un ventilador, sistema de calefacción o aire acondicionado

Uso de la computadora y el dispositivo digital

El uso prolongado de computadoras y otros dispositivos digitales es una de las causas más comunes de la fatiga visual. La Asociación Americana de Optometría denomina este síndrome como síndrome visual informático, o fatiga visual digital. Las personas que permanecen frente a las pantallas dos o más horas seguidas cada día tienen el mayor riesgo de padecer esta afección.

Usar la computadora afecta más a los ojos que leer material impreso porque las personas tienden a hacer lo siguiente:

  • Parpadear menos mientras utiliza la computadora (parpadear es la clave para humedecer los ojos)
  • Ver pantallas digitales a distancias o ángulos poco ideales
  • Utilizar dispositivos con brillo o reflejos
  • Utilizar dispositivos con poco contraste entre el texto y el fondo

En algunos casos, un problema ocular de base, como desequilibrio del músculo del ojo o visión no corregida, puede causar o empeorar la fatiga visual ocasionada por la computadora.

Algunos otros factores que pueden empeorar la afección incluyen los siguientes:

  • Brillo de la pantalla
  • Mala postura
  • Organización del espacio de trabajo donde se encuentra la computadora
  • Aire circulante, como aire acondicionado o un ventilador cercano

Complicaciones

La fatiga ocular no tiene consecuencias graves o a largo plazo, pero puede ser irritante y desagradable. Puede cansarte y reducir tu capacidad de concentración.

Diagnóstico

El oftalmólogo te hará preguntas sobre los factores que pueden provocar tus síntomas. Realizará un examen oftalmológico, que comprende el análisis de la vista.

Tratamiento

Por lo general, el tratamiento de la fatiga ocular consiste en hacer cambios en los hábitos diarios o en el ambiente. Es posible que algunas personas necesiten tratamiento para una enfermedad ocular no diagnosticada.

En algunas personas, el uso de anteojos recetados para actividades específicas, como usar una computadora o leer, ayuda a reducir la fatiga ocular. El médico puede sugerirte que tomes descansos oculares periódicos para ayudar a que los ojos enfoquen distancias diferentes.

Estilo de vida y remedios caseros

Considera estos consejos para reducir o prevenir la fatiga visual.

  • Ajusta la iluminación. Cuando miras televisión, es posible que te resulte más fácil mantener la habitación con una iluminación tenue.

    Al leer materiales impresos o hacer un trabajo minucioso, intenta colocar la fuente de luz detrás de ti y dirígela hacia tu página o tarea. Si estás leyendo en un escritorio, coloca una luz más oscura frente a ti. La sombra evitará que la luz brille directamente en tus ojos.

  • Toma descansos. Cuando realices un trabajo minucioso, toma descansos ocasionales y descansa los ojos mirando hacia otra dirección diferente de la pantalla digital.
  • Limita el tiempo frente a la pantalla. Esto es especialmente importante para los niños, que pueden no establecer una conexión entre la visión extendida, la fatiga visual y la necesidad de descansar los ojos con regularidad.
  • Usa lágrimas artificiales. Las lágrimas artificiales de venta libre pueden ayudarte a prevenir y aliviar los ojos secos. Utilízalas incluso cuando tus ojos se sientan bien para mantenerlos correctamente lubricados y evitar la recurrencia de los síntomas.

    El médico puede sugerir qué gotas pueden ser mejores en tu caso. Las gotas lubricantes que no contienen conservantes se pueden usar con la frecuencia que necesites. Si las gotas que estás usando contienen conservantes, no las uses más de cuatro veces al día. Evita las gotas para los ojos con un removedor de enrojecimiento, ya que se pueden empeorar los síntomas del ojo seco.

  • Mejora la calidad del aire de tu espacio. Algunos cambios que pueden ayudar a prevenir la sequedad en los ojos incluyen el uso de un humidificador, ajustar el termostato para reducir el soplo de aire y evitar el humo. Si fumas, considera dejar de fumar. Mover tu silla a un área diferente puede ayudar a reducir la cantidad de aire seco que reciben tus ojos y tu cara.
  • Elige las gafas adecuadas para ti. Si necesitas anteojos o lentes de contacto y trabajas con una computadora, considera invertir en lentes o lentes de contacto diseñados específicamente para el trabajo con computadoras. Pregúntale a su optometrista sobre los recubrimientos de lentes y tintes que podrían ayudarte.

Consejos para trabajar en la computadora

El uso de computadoras es una causa frecuente de la fatiga ocular. Si trabajas en un escritorio y usas una computadora, estas medidas de cuidado personal pueden ayudarte a aliviar un poco la fatiga ocular.

  • Pestañea con frecuencia para refrescar los ojos. Muchas personas pestañean menos de lo habitual cuando trabajan con una computadora, lo que puede contribuir a la sequedad ocular. Pestañear produce lágrimas que humedecen y refrescan los ojos. Trata de adoptar la costumbre de pestañear con más frecuencia cuando miras un monitor.
  • Descansa la vista. A lo largo del día, quita los ojos del monitor para descansar la vista. Prueba la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, mira objetos que estén a unos 20 pies (unos 6 metros) de distancia durante al menos 20 segundos.
  • Controla la iluminación y reduce el reflejo. La luz brillante y el reflejo excesivo pueden cansar los ojos y dificultar la visualización de objetos en el monitor. Por lo general, los peores problemas provienen de fuentes que están sobre ti o detrás de ti, incluida la iluminación fluorescente y la luz solar. Considera apagar alguna de las luces del techo o todas ellas.

    Si necesitas luz para escribir o leer, utiliza una lámpara de escritorio ajustable. Cierra las persianas o cortinas y evita colocar el monitor directamente frente a una ventana o una pared blanca. Coloca un recubrimiento antirreflejo sobre la pantalla.

  • Ajusta el monitor. Coloca el monitor directamente frente a ti, aproximadamente a un brazo de distancia, de manera tal que la parte superior de la pantalla esté al nivel de los ojos o justo por debajo. También es útil tener una silla que puedas regular.
  • Usa un atril para documentos. Si necesitas consultar material impreso mientras trabajas en la computadora, colócalo en un atril para documentos. Algunos atriles están diseñados para colocarse entre el teclado y el monitor; otros se colocan al costado. Encuentra uno que te resulte conveniente. El objetivo es reducir el reajuste de los ojos y la frecuencia con la que giras el cuello y la cabeza.
  • Ajusta la configuración de la pantalla. Agranda el tipo de letra para que te resulte más fácil leer. Ajusta el contraste y el brillo a un nivel que te resulte agradable.

Medicina alternativa

Algunos síntomas de la fatiga ocular pueden aliviarse con productos naturales, como el extracto de arándano y los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado, pero es necesario realizar una investigación más profunda. Si estás considerando utilizar suplementos para ayudar a aliviar los signos y síntomas, consúltalo con tu médico.

Preparación antes de la cita

Si sufres molestias en los ojos, dolor de cabeza o cambios en la visión que no mejoran con el cuidado personal, asiste a una consulta con tu médico.

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Elabora una lista con los síntomas que has tenido y su duración.
  • Elabora una lista con tu información médica clave, inclusive cualquier otra afección médica y medicamentos, vitaminas o suplementos que tomas.
  • Mantén un registro diario del tiempo que dedicas a las actividades que te cansan los ojos, como mirar dispositivos digitales, leer y exponerse al brillo de la pantalla.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico. Crear una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tiempo con el médico.

Para la fatiga visual, estas son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Qué es lo que probablemente produzca los signos y síntomas?
  • ¿Qué otras causas posibles hay?
  • ¿Debo realizarme algún estudio para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomienda?
  • ¿Qué cambios puedo hacer en mi entorno laboral o doméstico, incluido el escritorio de mi computadora, para ayudar a reducir los síntomas?
  • ¿Qué otras medidas de cuidado personales podrían ayudarme?
  • ¿Necesito regresar para una consulta de seguimiento?
  • ¿Recomienda que vea a un especialista?

Qué esperar de tu médico

El médico puede hacerte una serie de preguntas, por ejemplo:

  • ¿Cuáles son tus síntomas?
  • ¿Cuándo notaste estos síntomas por primera vez?
  • ¿Los síntomas han cambiado con el tiempo?
  • ¿Qué tan grave es el malestar que sientes?
  • ¿Usas la computadora? Si es así, ¿cómo está configurada?
  • ¿Trabajas en un ambiente con aire acondicionado o tienes un ventilador que dirige el aire hacia tu rostro?
  • ¿Cuánto tiempo pasas con los dispositivos digitales cada día?
  • ¿Hay algo en particular que parezca desencadenar tus síntomas?
  • ¿Existe algo que ayude a aliviar los síntomas?
  • ¿Cuándo fue tu último examen de la vista?

Last Updated Jan 15, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use