Infección por VPH

Perspectiva general

La infección por VHP es una infección viral que comúnmente causa crecimientos en la piel o en las membranas mucosas (verrugas). Existen más de 100 variedades del virus del papiloma humano (VPH). Algunos tipos de infección por VPH causan verrugas, y otros pueden causar diferentes tipos de cáncer.

La mayoría de las infecciones por VPH no derivan en cáncer. Pero algunos tipos de VPH genital pueden causar cáncer de la parte inferior del útero que se conecta a la vagina (cuello uterino). Otros tipos de cáncer, incluido el cáncer de ano, pene, vagina, vulva y parte posterior de la garganta (orofaringe), se han relacionado con la infección por VPH.

Estas infecciones a menudo se transmiten sexualmente o a través de otro tipo de contacto de piel a piel. Las vacunas pueden ayudar a proteger contra las cepas del VPH que tienen mayor probabilidad de causar verrugas genitales o cáncer de cuello uterino.

Síntomas

En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario del cuerpo vence una infección por el VPH antes de crear las verrugas. Cuando aparecen las verrugas, estas varían en apariencia según el tipo de VPH que esté involucrado:

  • Verrugas genitales. Estas aparecen como lesiones planas, pequeños bultos en forma de coliflor o pequeñas protuberancias en forma de tallo. En las mujeres, las verrugas genitales aparecen principalmente en la vulva, pero también pueden aparecer cerca del ano, en el cuello uterino o en la vagina.

    En los hombres, las verrugas genitales aparecen en el pene y el escroto o alrededor del ano. Las verrugas genitales rara vez causan molestias o dolor, aunque pueden causar comezón o tener sensibilidad.

  • Verrugas comunes. Las verrugas comunes aparecen como bultos ásperos y elevados y generalmente se presentan en las manos y los dedos. En la mayoría de los casos, las verrugas comunes son simplemente antiestéticas, pero también pueden ser dolorosas o susceptibles a lesiones o sangrado.
  • Verrugas plantares. Las verrugas plantares son crecimientos duros y granulosos que generalmente aparecen en los talones o la parte anterior de las plantas de los pies. Estas verrugas pueden causar molestias.
  • Verrugas planas. Las verrugas planas son lesiones planas y ligeramente elevadas. Pueden aparecer en cualquier parte, pero los niños suelen tenerlas en la cara y los hombres tienden a tenerlas en el área de la barba. Las mujeres tienden a tenerlas en las piernas.

Cáncer de cuello uterino

Las infecciones por VPH son la principal causa de cánceres de cuello uterino, pero el cáncer de cuello uterino puede tardar 20 años o más en desarrollarse después de una infección por VPH. La infección por VPH y el cáncer de cuello uterino en estadio temprano por lo general no causan síntomas notorios. Vacunarse contra la infección por VPH es la mejor protección contra el cáncer de cuello uterino.

Debido a que el cáncer de cuello uterino en estadio temprano no causa síntomas, es vital que las mujeres se sometan a pruebas de detección regulares para detectar cualquier cambio precanceroso en el cuello uterino que pueda derivar en cáncer. Las pautas actuales recomiendan que las mujeres de 21 a 29 años se hagan la prueba de Papanicolaou cada tres años.

Se aconseja a las mujeres de 30 a 65 años que continúen haciéndose la prueba de Papanicolaou cada tres años o cada cinco años si también se hacen el análisis de ADN del VPH al mismo tiempo. Las mujeres mayores de 65 años pueden dejar de hacerse la prueba si se han obtenido resultados normales en tres pruebas de Papanicolaou seguidas o si se hicieron dos análisis de ADN del VPH y Papanicolaou sin resultados anormales.

Cuándo debes consultar con un médico

Si tu hijo o tú tienen verrugas de cualquier tipo que causen vergüenza, incomodidad o dolor, haz una consulta con el médico.

Verrugas comunes

Las verrugas comunes pueden crecer en las manos y dedos. Son pequeñas protuberancias granulares que son ásperas al tacto. Suelen ser del color de la piel, blancas, rosadas o bronceadas.

Verrugas plantares

Las verrugas plantares se producen por el mismo tipo de virus que provoca las verrugas en las manos y los dedos. Sin embargo, debido a su ubicación, pueden ser dolorosas.

Verrugas planas

Las verrugas planas son más pequeñas y lisas que otras verrugas. Suelen presentarse en la cara o en las piernas y son más comunes en los niños y adolescentes que en los adultos.

Verrugas genitales en una mujer

Las verrugas genitales son infecciones comunes de transmisión sexual. Pueden aparecer en los genitales, en la zona púbica o en el canal anal. En las mujeres, las verrugas genitales también pueden crecer dentro de la vagina.

Verrugas genitales en un hombre

Las verrugas genitales son infecciones comunes de transmisión sexual. Pueden aparecer en los genitales, en la zona púbica o en el canal anal.

Causas

La infección por VPH ocurre cuando el virus entra al cuerpo, generalmente a través de un corte, abrasión o un pequeño desgarro en la piel. El virus se transmite principalmente por contacto de piel a piel.

Las infecciones genitales por VPH se transmiten mediante las relaciones sexuales, el sexo anal y otro tipo de contacto en la región genital. Algunas infecciones por VPH que causan lesiones respiratorias orales o superiores se contraen a través del sexo oral.

Si estás embarazada y tienes una infección por VPH con verrugas genitales, es posible que tu bebé contraiga la infección. En raras ocasiones, la infección puede causar un crecimiento no canceroso en la laringe del bebé.

Las verrugas son contagiosas. Se pueden propagar a través del contacto directo con una verruga. Las verrugas también se pueden propagar cuando alguien toca algo que ya ha tocado una verruga.

Factores de riesgo

Las infecciones por VPH son comunes. Los factores de riesgo para la infección por el VPH incluyen los siguientes:

  • Número de parejas sexuales. Cuantas más parejas sexuales tengas, más probabilidades tendrás de contraer una infección genital por el VPH. Tener relaciones sexuales con una pareja que ha tenido múltiples parejas sexuales también aumenta el riesgo.
  • La edad. Las verrugas comunes ocurren principalmente en niños. Las verrugas genitales ocurren con más frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes.
  • Sistemas inmunitarios debilitados. Las personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados corren mayor riesgo de contraer infecciones por el VPH. El sistema inmunitario puede estar debilitado por el VIH/sida o por medicamentos inhibidores del sistema inmunitario que se utilizan después de los trasplantes de órganos.
  • Piel dañada. Las áreas de piel que han sido perforadas o abiertas son más propensas a desarrollar verrugas comunes.
  • Contacto personal. Tocar las verrugas de alguien o no usar protección antes de entrar en contacto con superficies que han estado expuestas al VPH, como duchas públicas o piscinas, podría aumentar el riesgo de infección por el VPH.

Complicaciones

  • Lesiones orales y respiratorias superiores. Algunas infecciones por VPH causan lesiones en la lengua, las amígdalas, el paladar blando o dentro de la laringe y la nariz.
  • Cáncer. Ciertas cepas del VPH pueden causar cáncer de cuello uterino. Estas cepas también podrían contribuir a cánceres de los genitales, ano, boca y tracto respiratorio superior.

Prevención

Verrugas comunes

Es difícil prevenir las infecciones por el VPH que causan verrugas comunes. Si tienes una verruga común, puedes prevenir la propagación de la infección y la formación de nuevas verrugas si no te tocas la verruga y no te muerdes las uñas.

Verrugas plantares

Para reducir el riesgo de contraer infecciones por VPH que causan verrugas plantares, usa zapatos o sandalias en piscinas públicas y vestuarios.

Verrugas genitales

Puedes reducir el riesgo de presentar verrugas genitales y otras lesiones genitales relacionadas con el VPH de estas formas:

  • Estar en una relación sexual mutuamente monógama
  • Reducir el número de parejas sexuales
  • Usar un condón de látex, que puede reducir el riesgo de transmisión del VPH

Vacunas contra el VPH

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. ha aprobado tres vacunas contra el virus del papiloma humano. La más reciente fue Gardasil 9, que está aprobada para usar en hombres y mujeres de 9 a 45 años de edad para proteger contra el cáncer de cuello uterino y las verrugas genitales.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacunación rutinaria contra el virus del papiloma humano para niñas y niños de 11 y 12 años de edad, aunque puede comenzar a administrarse a los 9 años. Lo ideal es que tanto las niñas como los niños reciban la vacuna antes de que tengan contacto sexual y se expongan al virus del papiloma humano. Según las investigaciones, la aplicación de la vacuna a una edad temprana no está vinculada a un inicio precoz de la actividad sexual.

Una vez que alguien se infecta con el virus del papiloma humano, es posible que la vacuna no sea tan eficaz o no tenga efecto alguno. Además, la respuesta a la vacuna es mejor en edades más tempranas que en edades más avanzadas. Pero, si se administra antes de que alguien se infecte, la vacuna puede prevenir la mayoría de los casos de cáncer cervical.

Los CDC ahora recomiendan que todos los niños de 11 y 12 años reciban dos dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano con al menos seis meses de diferencia, en lugar de las tres dosis recomendadas anteriormente. Los adolescentes más jóvenes de 9 y 10 años de edad y los adolescentes de 13 y 14 años de edad también pueden recibir la vacuna según el programa actualizado de dos dosis. Las investigaciones han demostrado que el programa de dos dosis es eficaz para los niños menores de 15 años.

Los adolescentes y adultos jóvenes que comienzan a recibir la serie de vacunas más tarde, entre los 15 y los 26 años, deben recibir tres dosis de la vacuna.

Los CDC ahora recomiendan ponerse al día con las vacunas contra el virus del papiloma humano para todas las personas hasta los 26 años que no estén vacunadas adecuadamente.

Diagnóstico

El médico puede diagnosticar infección por VPH mediante la observación de las verrugas.

Si no se pueden ver las verrugas genitales, necesitarás uno o más de los siguientes exámenes:

  • Prueba de solución de vinagre (ácido acético). Si se aplica una solución de vinagre en las áreas genitales infectadas por VPH, estas se tornan blancas. Esto puede ayudar a identificar lesiones planas que son difíciles de ver.
  • Papanicolaou. El médico toma una muestra de células del cuello uterino o la vagina y la envía al laboratorio para un análisis. El Papanicolaou puede revelar anomalías que pueden producir cáncer.
  • Prueba de ADN. Con esta prueba, que se realiza en las células del cuello uterino, se puede identificar el ADN de las variedades de alto riesgo del VPH que están vinculadas con los cánceres genitales. Esta prueba se recomienda, junto con el Papanicolaou, a las mujeres mayores de 30 años.

Tratamiento

Las verrugas suelen desaparecer sin tratamiento, en especial en los niños. No obstante, no hay cura para el virus, por lo que pueden reaparecer en los mismos lugares u otros lugares.

Medicamentos

Los medicamentos para eliminar las verrugas se suelen aplicar directamente sobre la lesión y por lo general se necesitan muchas aplicaciones antes de tener éxito. Por ejemplo:

  • Ácido salicílico. Los tratamientos de venta libre que contienen ácido salicílico actúan eliminando poco a poco las capas de una verruga. En el caso de verrugas comunes, el ácido salicílico puede causar irritación de la piel y no es para usar en la cara.
  • Imiquimod. Esta crema de venta bajo receta podría mejorar la capacidad del sistema inmunitario para combatir el VPH. Algunos de los efectos secundarios comunes son enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la aplicación.
  • Podofilox. Otra prescripción tópica, podofilox, actúa destruyendo el tejido de las verrugas genitales. Podofilox puede causar ardor y comezón donde se aplica.
  • Ácido tricloroacético. Este tratamiento químico quema las verrugas en las palmas de las manos, las plantas de los pies y los genitales. Podría causar irritación local.

Procedimientos quirúrgicos y de otros tipos

Si los medicamentos no surten efecto, es posible que el médico sugiera eliminar las verrugas con uno de estos métodos:

  • Congelar con nitrógeno líquido (crioterapia)
  • Quemar con corriente eléctrica (electrocauterización)
  • Eliminación quirúrgica
  • Cirugía láser

Tratamiento del VPH en el cuello uterino

Si un examen de Papanicolaou o VPH arroja resultados anormales, tu ginecólogo te realizará un procedimiento llamado colposcopía. Usando un instrumento que proporciona una visión ampliada del cuello uterino (colposcopio), el médico observará de cerca el cuello uterino y tomará muestras (biopsia) de cualquier área que parezca anormal.

Es necesario extirpar cualquier lesión precancerosa. Las opciones incluyen la congelación (criocirugía), el láser, la extracción quirúrgica, el procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa y la conización con bisturí frío. En el procedimiento de escisión electroquirúrgica con asa, se utiliza un alambre delgado en forma de asa que se carga con corriente eléctrica para extirpar una capa delgada de una sección del cuello uterino, y la conización con bisturí frío es un procedimiento quirúrgico mediante el que se extirpa un trozo en forma de cono del cuello uterino.

Preparación antes de la cita

Puedes comenzar por visitar a tu médico de atención primaria. Según el lugar en que se encuentren las verrugas, pueden derivarte a un médico que se especializa en trastornos de la piel (dermatólogo), del pie (podiatra) o de los órganos reproductivos (ginecólogo o urólogo).

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta
  • Información personal esencial, incluidas las situaciones de estrés importantes, cambios recientes en tu vida y antecedentes sexuales
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

En caso de padecer una infección por VPH, estas son algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Necesito realizarme alguna prueba?
  • ¿Cómo puedo prevenir la infección por VPH en el futuro?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Tienes una relación sexual monogámica? ¿Tu pareja tiene una relación sexual monogámica?
  • ¿Dónde has encontrado las lesiones?
  • ¿Las lesiones son dolorosas o producen comezón?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Last Updated Aug 30, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use