Liquen plano oral

Perspectiva general

El liquen plano oral es una afección inflamatoria continua (crónica) que afecta las membranas mucosas dentro de la boca. El liquen plano oral puede aparecer como manchas blancas de encaje, tejidos rojos e hinchados o llagas abiertas. Estas lesiones pueden causar ardor, dolor u otras molestias.

El liquen plano oral no se transmite de una persona a otra. El trastorno ocurre cuando el sistema inmunitario monta un ataque contra las células de las membranas mucosas orales por razones desconocidas.

Por lo general, los síntomas se pueden controlar, pero las personas que tienen liquen plano oral necesitan un control regular debido a que pueden estar en riesgo de tener cáncer bucal en las áreas afectadas.

Las lesiones del liquen plano oral causan manchas blancas en forma de lazo en la boca.

Este parche blanco en forma de lazo en la superficie interior de la mejilla es típico del liquen plano oral.

Síntomas

Los signos y síntomas del liquen plano oral afectan las membranas mucosas de la boca.

Aspecto

Las lesiones pueden tener apariencia de:

  • Manchas blancas reticuladas y elevadas de los tejidos
  • Manchas rojas hinchadas y dolorosas de los tejidos
  • Llagas abiertas

Ubicación

Estas lesiones pueden aparecer en:

  • El interior de las mejillas (la ubicación más frecuente)
  • Encías
  • Lengua
  • Tejidos internos de los labios
  • Paladar

Dolor o molestias

Las manchas blancas reticuladas pueden no causar molestias cuando aparecen en el interior de las mejillas. Pero los síntomas que acompañan a las manchas rojas e hinchadas y a las llagas abiertas pueden comprender:

  • Sensación de ardor o dolor
  • Sensibilidad a los alimentos calientes, ácidos o picantes
  • Sangrado e irritación con el cepillado de los dientes
  • Inflamación de las encías (gingivitis)
  • Manchas dolorosas y engrosadas sobre la lengua
  • Molestia al hablar, masticar o tragar

Otros tipos de liquen plano

Si tienes liquen plano oral, puedes tener lesiones en el liquen plano que afecten otras partes de tu cuerpo.

  • Piel. Las lesiones generalmente aparecen como protuberancias de color púrpura, con punta plana y que a menudo producen comezón.
  • Genitales. Las lesiones en los genitales femeninos a menudo causan dolor o ardor e incomodidad al tener relaciones sexuales. Las lesiones suelen ser rojas y erosionadas y ocasionalmente aparecen como áreas blancas. Las lesiones también pueden ocurrir en los genitales masculinos.
  • Orejas. El liquen plano de los oídos puede causar pérdida auditiva.
  • Cuero cabelludo. Cuando aparecen lesiones cutáneas en el cuero cabelludo, pueden causar pérdida temporal o permanente de cabello.
  • Uñas. Aunque es raro, el liquen plano de las uñas de los dedos de los pies o de las manos puede causar crestas en las uñas, adelgazamiento o ruptura de las uñas, y pérdida temporal o permanente de las uñas.
  • Ojos. En raras ocasiones, el liquen plano puede afectar las superficies de las membranas mucosas de los ojos y puede causar cicatrices y ceguera.
  • Esófago. El liquen plano del esófago es raro, pero cuando ocurre, puede resultar en un estrechamiento del esófago o la formación de bandas anulares apretadas en el esófago que pueden dificultar la deglución.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico o dentista si tienes alguno de los signos o síntomas enumerados más arriba.

Causas

Se desconoce la causa del liquen plano oral. Independientemente de la causa, los linfocitos T, una clase de glóbulos blancos que participan en la inflamación, parecen estar activados en el liquen plano oral. Esto podría indicar un trastorno inmunitario, y puede ciertos factores genéticos pueden estar implicados. Pero se necesita más investigación para determinar la causa exacta.

Es posible que, en algunas personas, el liquen plano oral sea desencadenado por ciertos medicamentos, lesiones en la boca, infecciones o agentes causantes de alergias como los materiales odontológicos. El estrés puede relacionarse con el empeoramiento o la recurrencia de los síntomas. Sin embargo, estas causas no están confirmadas.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede presentar liquen plano oral, pero es más común en mujeres de mediana edad.

Algunos factores pueden aumentar tu riesgo de tener liquen plano oral, como tener un trastorno que disminuye tu inmunidad o tomar ciertos medicamentos, aunque se necesita más investigación.

Complicaciones

Los casos graves de liquen plano oral pueden aumentar el riesgo de experimentar lo siguiente:

  • Dolor considerable
  • Pérdida de peso o deficiencia nutricional
  • Estrés o ansiedad
  • Depresión
  • Cicatrices por lesiones erosivas
  • Infecciones secundarias fúngicas o por hongos levaduriformes
  • Cáncer bucal

Diagnóstico

El médico diagnostica el liquen plano oral en función de:

  • El análisis de tus antecedentes médicos y dentales, y de los medicamentos que estás tomando
  • La revisión de los síntomas, entre ellos, las lesiones en la boca y en otros lugares del cuerpo
  • El examen de tu boca y de otras zonas del cuerpo, según corresponda

También puede pedirte análisis de laboratorio, tales como:

  • Biopsia. Se extrae una pequeña muestra de tejido de una o más lesiones de la boca y se examina bajo el microscopio para buscar indicaciones de liquen plano oral. Pueden requerirse otros análisis microscópicos más especializados para identificar las proteínas del sistema inmunitario que comúnmente están asociadas con el liquen plano oral.
  • Cultivos. Se toma una muestra de células de tu boca con un hisopo. La muestra se examina bajo el microscopio para determinar si tienes una infección secundaria fúngica, bacteriana o viral.
  • Análisis de sangre. Pueden hacerse para identificar enfermedades como la hepatitis C, que en pocos casos puede estar asociada con el liquen plano oral, y el lupus, que puede tener un aspecto similar al del liquen plano oral.

Tratamiento

El liquen plano oral es una afección crónica. No existe cura, por lo que el tratamiento se centra en ayudar a curar las lesiones graves y en reducir el dolor u otras molestias. Tu médico controlará tu afección para determinar el tratamiento apropiado o suspenderlo según sea necesario.

Si no tienes dolor o molestias y solo se presentan lesiones reticuladas blancas, es posible que no necesites ningún tratamiento. Para síntomas más graves, es posible que necesites una o más de las siguientes opciones.

Tratamiento de los síntomas

Pueden usarse tratamientos tales como anestésicos tópicos para aliviar temporalmente las zonas más dolorosas.

Corticoesteroides

Los corticoesteroides pueden reducir la inflamación relacionada con el liquen plano oral. Pueden recomendarte una de estas formas:

  • Tópicos. Se aplica un enjuague bucal, pomada o gel directamente sobre la membrana mucosa; este es el método preferido.
  • Vía oral. Los corticoesteroides se toman en forma de tableta por un período limitado.
  • Inyección. El medicamento se inyecta directamente en la lesión.

Los efectos secundarios varían según el método de uso. Consulta con tu médico para evaluar los posibles beneficios contra los posibles efectos secundarios.

Medicamentos para la respuesta inmunitaria

Los medicamentos que suprimen o modifican la respuesta inmunitaria del cuerpo se pueden utilizar para mejorar las lesiones más graves y disminuir el dolor. Vienen en estas formas:

  • Ungüentos o geles tópicos. Los inhibidores de la calcineurina, similares a los fármacos orales utilizados para prevenir el rechazo de los órganos trasplantados, pueden ser efectivos para tratar el liquen plano oral. Pero estos medicamentos tienen una advertencia de la Administración de Alimentos y Medicamentos debido a una asociación poco clara con el cáncer. Los ejemplos incluyen el tacrolimus (Protopic) y el pimecrolimus (Elidel).
  • Medicación sistémica. Para los casos graves en los que el liquen plano oral también implica otras áreas, como el cuero cabelludo, los genitales o el esófago, se pueden utilizar medicamentos sistémicos que inhiben el sistema inmunitario.

El uso de algunos medicamentos, como los esteroides tópicos, puede llevar al crecimiento excesivo de las levaduras. Durante el tratamiento, programa visitas regulares de seguimiento con tu proveedor de atención primaria para verificar si hay infecciones secundarias y recibir tratamiento. El hecho de no tratar las infecciones secundarias puede empeorar la afección.

Cómo manejar los desencadenantes

Si tu médico sospecha que el liquen plano oral puede estar relacionado con un desencadenante (por ejemplo, un medicamento, alérgeno o estrés), puede recomendarte cómo manejarlo. Por ejemplo, puede recomendarte que pruebes otro medicamento, que veas a un alergólogo o a un dermatólogo para que te haga los análisis tradicionales, o que aprendas técnicas de control del estrés.

Estilo de vida y remedios caseros

Además del tratamiento médico y dental habitual, las medidas de cuidado personal pueden ayudar a mejorar los síntomas del liquen plano oral o ayudar a prevenir episodios recurrentes de síntomas graves:

  • Mantén una buena higiene bucal. Mantén la boca limpia para reducir los síntomas y ayudar a prevenir infecciones. Cepíllate los dientes suavemente por lo menos dos veces al día usando una pasta dental suave y usa hilo dental a diario.
  • Ajusta tu dieta. Elimina los alimentos picantes, salados o ácidos si parecen desencadenar o empeorar los síntomas. Elige alimentos blandos para ayudar a aliviar la incomodidad. Y reduce o elimina el consumo de cafeína.
  • Evita los agentes irritantes. Evita el alcohol o el tabaco. También evita los hábitos que puedan lesionar el interior de la boca, como morderse el labio o la mejilla.
  • Aprende a controlar el estrés. Debido a que el estrés puede complicar los síntomas o desencadenar la recurrencia de los síntomas, es posible que necesites desarrollar habilidades para evitar o controlar el estrés. Es posible que tu médico te remita a un profesional de la salud mental que pueda ayudarte a identificar los factores estresantes, desarrollar estrategias para el control del estrés o abordar otros problemas de salud mental.
  • Visita a tu médico o dentista con regularidad. Visita a tu dentista dos veces al año para hacerte chequeos y limpiezas, o con más frecuencia según las indicaciones de tu dentista. Debido a que a menudo se requiere tratamiento a largo plazo, habla con tu médico o dentista acerca de la frecuencia con la que debes tratarte para evaluar cómo te está resultando el tratamiento y para realizar exámenes de detección del cáncer.

Preparación antes de la cita

Es probable que comiences por consultar a tu médico de atención primaria o dentista. Algunas personas con liquen plano oral también presentan liquen plano en la piel. Según los síntomas que tengas, pueden derivarte a un especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo) o a un especialista en enfermedades de las encías y los dientes (periodoncista).

Qué puedes hacer

Para prepararte para la cita:

  • Trae una copia de todas las consultas y pruebas previas que hayas tenido sobre este problema.
  • Pregunta si hay algo que necesites hacer antes de la cita, como restringir la dieta.
  • Haz una lista de cualquier síntoma que estés experimentando, incluido cualquier síntoma que pueda parecer que no está relacionado con la úlcera bucal.
  • Haz una lista de la información personal clave, incluidos cualquier situación de estrés importante o cambios recientes en la vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas, las hierbas u otros suplementos que estés tomando, así como las dosis.
  • Prepara preguntas para hacerle al médico o dentista.

Estas son algunas preguntas básicas:

  • Probablemente, ¿qué está causando los síntomas o la afección?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indican?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar con un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetan?
  • ¿Hay materiales impresos que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomiendan?

No dudes en hacer otras preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que tu médico o dentista te haga varias preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo aparecieron las lesiones o llagas en tu boca?
  • ¿Has encontrado lesiones en algún otro lugar de tu cuerpo?
  • ¿Sientes algún dolor, sensación de ardor u otra incomodidad en la boca?
  • ¿Cómo describirías la gravedad del dolor o la incomodidad?
  • ¿Has comenzado recientemente a tomar nuevos medicamentos?
  • ¿Tomas vitaminas, hierbas, otros suplementos dietéticos o medicamentos sin receta?
  • ¿Tienes alguna alergia?
  • ¿Has vivido alguna situación de estrés nueva o inusual en tu vida?
  • ¿Qué otras afecciones de salud tienes?

Tu médico o dentista te hará preguntas adicionales basadas en tus respuestas, síntomas y necesidades. Preparar y anticipar las preguntas te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo con el médico o dentista.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use