Milia

Perspectiva general

La milia consiste en pequeñas vesículas blancas que aparecen en la nariz, el mentón o las mejillas del bebé. La milia es frecuente en recién nacidos, pero puede producirse en personas de cualquier edad.

No es posible prevenir la milia. Tampoco es necesario administrar tratamiento, ya que habitualmente desaparece por sí sola después de pocas semanas o meses.

Imagen del acné miliar

Acné miliar consiste en pequeñas erupciones blancas en la nariz, mentón o mejillas del bebé.

Síntomas

La milia es más frecuente en la nariz, el mentón o las mejillas del bebé, aunque también puede presentarse en otras zonas como el torso superior y las extremidades.

En ocasiones, aparecen bultos similares en las encías o en el paladar del bebé. Se los conoce como «perlas de Epstein». Algunos bebés también presentan acné del bebé, que se caracteriza, por lo general, por la aparición de bultitos rojos y pústulas en las mejillas, el mentón y la frente, lo cual puede suceder con milia o sin ella.

Cuándo consultar al médico

Si te preocupa la tez de tu bebé o si no se cura dentro de los tres meses, consulta con su médico.

Causas

La milia se produce cuando hojuelas de piel diminutas quedan atrapadas en pequeños sacos cerca de la superficie de la piel.

Diagnóstico

La milia es fácil de observar en la piel del bebé. No es necesario realizar análisis específicos.

Tratamiento

La milia comúnmente desaparece sola en algunas semanas o meses. No se recomiendan tratamientos médicos.

Estilo de vida y remedios caseros

Para mejorar la apariencia de la piel del bebé, puedes intentar lo siguiente:

  • Mantén limpio el rostro del bebé. Lava el rostro del bebé a diario con agua tibia y jabón suave para bebés.
  • Seca con suavidad el rostro del bebé. Seca la piel del bebé con palmaditas suaves.
  • No aprietes ni frotes la erupción. Puedes provocar más irritación o una infección.
  • Evita utilizar lociones o aceites en el rostro del bebé.

Preparación antes de la cita

Si sigues un cronograma estándar de controles del niño sano, es posible que pronto tu bebé tenga una consulta con el médico de familia o con el pediatra. Estas consultas regulares son una buena oportunidad para conversar acerca de tus inquietudes sobre la salud de tu bebé. Algunas preguntas básicas para hacerle al médico acerca de la milia son las siguientes:

  • ¿La enfermedad de mi bebé es temporal o puede ser crónica?
  • ¿Existen tratamientos disponibles para esta enfermedad?
  • ¿Tendré que respetar alguna restricción en cuanto al cuidado de la piel del bebé?

Last Updated Apr 18, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use