Síndrome de evacuación gástrica rápida

Perspectiva general

El síndrome de vaciamiento rápido es una enfermedad que puede manifestarse luego de una cirugía para extirpar todo o una parte del estómago, o luego de una cirugía de bypass en el estómago para ayudarte a bajar de peso. El trastorno también puede desarrollarse en personas que se realizaron una cirugía esofágica. También llamado síndrome de vaciado gástrico rápido, el síndrome de vaciamiento se produce cuando la comida, especialmente las azúcares, se mueve de tu estómago al intestino delgado demasiado rápido.

La mayoría de las personas que sufren de este síndrome experimentan signos y síntomas, como calambres abdominales o diarrea, de 10 a 30 minutos después de comer. Otras personas tienen síntomas de una a tres horas después de comer, mientras que otras personas presentan síntomas tanto tempranos como tardíos.

Generalmente puedes prevenir este síndrome al cambiar tu dieta luego de la cirugía. Estos cambios pueden incluir el comer comidas más pequeñas y limitar el consumo de alimentos con niveles de azúcar elevados. En los casos más graves de síndrome de vaciamiento rápido, podrías llegar a necesitar medicamentos o cirugía.

Síntomas

Los signos y síntomas del síndrome de vaciamiento rápido suelen manifestarse al terminar de comer, especialmente si la comida es rica en azúcar de mesa (sacarosa) o azúcar de fruta (fructosa). Los signos y síntomas podrían incluir los siguientes:

  • Sensación de hinchazón o plenitud después de comer
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Calambres abdominales
  • Diarrea
  • Enrojecimiento de la cara y el cuello
  • Mareos y aturdimiento
  • Ritmo cardíaco rápido

El síndrome de vaciamiento rápido tardío comienza en el plazo de una a tres horas después de haber ingerido una comida con niveles altos de azúcar. Los signos y síntomas se manifiestan en ese plazo después de comer porque el cuerpo libera grandes cantidades de insulina para absorber los azúcares que ingresan al intestino delgado. El resultado es un bajo nivel de azúcar en sangre.

Entre los signos y síntomas del síndrome de vaciamiento rápido tardío se pueden incluir los siguientes:

  • Sudoración
  • Enrojecimiento de la cara y el cuello
  • Mareos y aturdimiento
  • Debilidad
  • Ritmo cardíaco rápido

Algunas personas experimentan signos y síntomas tanto tempranos como tardíos. El síndrome de vaciamiento rápido puede manifestarse años después de la cirugía.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta con el médico si alguna de las siguientes afirmaciones se aplica a ti.

  • Experimentas signos y síntomas que podrían deberse al síndrome de vaciamiento rápido, aun si no te han realizado una cirugía.
  • Tus síntomas no mejoran con cambios dietarios.
  • Pierdes mucho peso debido al síndrome de vaciamiento rápido. Tu médico puede derivarte a un nutricionista matriculado para ayudarte a crear un plan de alimentación.

Causas

En el síndrome de vaciamiento rápido, los alimentos y los jugos gástricos del estómago pasan al intestino delgado de manera descontrolada y anormalmente rápida. Esto generalmente se relaciona con cambios en tu estómago asociados a una cirugía.

El síndrome de vaciamiento rápido puede manifestarse luego de cualquier cirugía estomacal o cirugía esofágica importante, como la extirpación del esófago (esofagectomía).

Estómago, válvula pilórica y parte superior del intestino delgado (duodeno)

El estómago es un saco muscular de un tamaño similar al de un melón pequeño que se expande al comer o beber para albergar hasta un galón (aproximadamente 4 litros) de comida o líquido. Una vez que el estómago pulveriza la comida, fuertes contracciones musculares (ondas peristálticas) empujan la comida hacia la válvula pilórica, que la conduce a la parte superior del intestino delgado (duodeno).

Factores de riesgo

La cirugía que altera el estómago puede aumentar el riesgo de presentar síndrome de vaciamiento rápido. Estas intervenciones suelen realizarse para tratar la obesidad, pero también son parte del tratamiento contra el cáncer de estómago, de esófago y otras enfermedades. Estas cirugías incluyen lo siguiente:

  • Gastrectomía, en la cual se extrae una parte o la totalidad del estómago.
  • Cirugía de bypass gástrico (operación en Y de Roux), la cual se realiza para tratar la obesidad mórbida. Esta intervención quirúrgica crea una bolsa gástrica más pequeña que el estómago, por lo que no puedes comer tanto como antes. Se conecta el intestino delgado a esta bolsa mediante una gastroyeyunostomía.
  • Esofagectomía, en la que se extrae la totalidad o una parte del tubo que existe entre la boca y el estómago.
Cirugía de bypass gástrico

Antes del bypass gástrico, la comida (observa las flechas) ingresa al estómago y pasa al intestino delgado. Luego de la cirugía, la cantidad de comida que puedes comer se reduce debido a que la bolsa gástrica es más pequeña. La comida también se redirige para que pase por alto la mayor parte del estómago y la primera sección del intestino delgado (duodeno). La comida fluye directamente hacia la sección media del intestino delgado (yeyuno), lo que limita la absorción de calorías.

Diagnóstico

El médico puede usar uno de los siguientes métodos para determinar si tienes síndrome de vaciamiento rápido.

  • Historia clínica y evaluación. En general, tu médico puede diagnosticarte síndrome de vaciamiento rápido al mirar tu historia clínica, en especial si has tenido una cirugía de estómago, y al evaluar tus signos y síntomas.
  • Prueba de azúcar en sangre. Debido a que un nivel de azúcar en sangre bajo se asocia con el síndrome de vaciamiento rápido, el médico te puede solicitar un análisis (una prueba oral de tolerancia a la glucosa) para medir tu nivel de azúcar en la sangre en el momento pico de tus síntomas para confirmar el diagnóstico.
  • Análisis de vaciamiento gástrico. Un material radioactivo se agrega a la comida para medir qué tan rápido la comida se mueve por tu estómago.

Tratamiento

Es probable que el síndrome de vaciamiento temprano se solucione por sí solo en el plazo de tres meses. Mientras tanto, hay una gran posibilidad de que los cambios en la dieta alivien tus síntomas. En caso de que esto no suceda, tu médico puede recomendarte tratamiento con medicamentos o cirugía.

Medicamentos

A las personas con signos y síntomas graves que no mejoran con los cambios en la alimentación, los médicos a veces les recetan octreótido (Sandostatin). Este medicamento antidiarreico, que se administra mediante una inyección debajo la piel (subcutánea), puede retrasar el vaciamiento de los alimentos al intestino. Entre los posibles efectos secundarios se incluyen náuseas, vómitos y dolor de estómago.

Habla con tu médico sobre la manera correcta de autoadministrarte el medicamento.

Cirugía

Los médicos usan numerosos procedimientos quirúrgicos para tratar casos de personas con síndrome de vaciamiento que no tienen respuesta a los enfoques más tradicionales. La mayoría de estas operaciones son técnicas reconstructivas, como la reconstrucción del píloro, o intentan revertir los efectos de la cirugía de bypass gástrico.

Medicina alternativa

Algunas personas usan suplementos como pectina, goma guar, plantago afra y plantago ovata para espesar el contenido digestivo y aminorar el avance a los intestinos. Si decides probar un suplemento, háblalo con el médico para informarte acerca de los posibles efectos secundarios o interacciones con otros medicamentos que estés tomando.

Estilo de vida y remedios caseros

A continuación te ofrecemos algunas estrategias alimenticias útiles que pueden ayudarte a mantener una buena alimentación y así poder minimizar los síntomas.

  • Ingiere comidas en porciones más pequeñas. Intenta comer cinco o seis comidas pequeñas al día en vez de tres comidas grandes.
  • Evita beber líquidos con las comidas. Bebe líquidos solo entre las comidas. Evita los líquidos media hora antes de comer y media hora después de comer.
  • Cambia tu dieta. Come más proteínas (carnes rojas, carne de ave, mantequilla de maní cremosa y pescado) e hidratos de carbono complejos (avena y alimentos integrales con alto contenido en fibras). Limita el consumo de alimentos con alto contenido de azúcar, como golosinas, azúcar de mesa, jarabe, gaseosas y jugos.

    El azúcar natural en los productos lácteos (lactosa) puede empeorar tus síntomas. En principio, intenta consumir pequeñas cantidades; cuando creas que te causan problemas, elimínalos. Si lo deseas, puedes consultar con un nutricionista matriculado para obtener más información acerca de qué comer.

  • Aumenta el consumo de fibras. El psilio, la goma gua y la pectina en los alimentos o suplementos pueden retrasar la absorción de los hidratos de carbono en el intestino delgado.
  • Consulta con tu médico con respecto al consumo de bebidas alcohólicas.

Preparación antes de la cita

Si tienes signos y síntomas de síndrome de vaciamiento rápido, es probable que primero consultes con el médico de cabecera o con un médico clínico. A continuación, quizás te deriven a un médico que se especialice en trastornos del sistema digestivo (gastroenterólogo).

A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al momento de programar la consulta, asegúrate de preguntar si necesitas hacer algo con anterioridad, como cuidarte con las comidas.
  • Anota los síntomas que tengas, incluso aquellos que no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota información personal clave, como situaciones de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes.
  • Lleva a un familiar o amigo contigo para que te ayude a recordar todo lo hablado en la consulta.
  • Trae tu expediente médico donde se incluyan los tratamientos anteriores, especialmente la cirugía de estómago.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle al médico

Con respecto al síndrome de vaciamiento rápido, estas son algunas de las preguntas básicas para hacerle a tu médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué otras causas posibles hay?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Cuál es el mejor plan de acción?
  • ¿Debería ver a un nutricionista?
  • Tengo otros trastornos. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Debería ver a un especialista?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que me pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer cualquier otra pregunta durante la consulta.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga preguntas, como las siguientes:

  • ¿Te han realizado una cirugía de estómago? Si es así, ¿de qué tipo?
  • ¿Cuándo comenzaron tus síntomas?
  • ¿Tus síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuánto tiempo después de comer aparecen tus síntomas?
  • ¿Hay comidas que empeoren tus síntomas?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar tus síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar tus síntomas?

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use