Sinusitis crónica

Perspectiva general

La sinusitis crónica se produce cuando los espacios dentro de la nariz y la cabeza (senos paranasales) están hinchados e inflamados durante tres meses o más, a pesar del tratamiento.

Esta afección común interfiere en la forma en que el moco drena normalmente y hace que la nariz se congestione. Respirar por la nariz puede ser difícil y el área alrededor de los ojos suele sentirse hinchada o sensible.

Entre las causas de la sinusitis crónica se pueden incluir infecciones, crecimientos en los senos paranasales (pólipos nasales) o inflamación del revestimiento de los senos paranasales. También llamada rinosinusitis crónica, la afección puede afectar tanto a adultos como a niños.

Sinusitis crónica

Entre las causas de la sinusitis crónica se pueden incluir infecciones, crecimientos en los senos paranasales (pólipos nasales) o inflamación del revestimiento de los senos paranasales. Los signos y síntomas pueden incluir obstrucción o congestión nasal, que provoca dificultad para respirar por la nariz, y dolor e inflamación alrededor de los ojos, las mejillas, la nariz o la frente.

Síntomas

Los signos y síntomas frecuentes de la sinusitis crónica comprenden los siguientes:

  • Inflamación nasal
  • Secreción espesa y descolorida de la nariz
  • Secreción por la parte posterior de la garganta (secreción posnasal)
  • Obstrucción o congestión nasal, que dificultad para respirar por la nariz
  • Dolor, sensibilidad e inflamación alrededor de los ojos, las mejillas, la nariz o la frente
  • Reducción del sentido del olfato y del gusto

Otros signos y síntomas pueden comprender los siguientes:

  • Dolor de oído
  • Dolor en la mandíbula superior y en los dientes
  • Tos o carraspera
  • Dolor de garganta
  • Mal aliento
  • Fatiga

La sinusitis crónica y la sinusitis aguda tienen signos y síntomas similares, pero la sinusitis aguda es una infección temporal de los senos nasales a menudo asociada con un resfriado. Los signos y síntomas de la sinusitis crónica duran al menos 12 semanas, pero puedes tener varios episodios de sinusitis aguda antes de desarrollar sinusitis crónica. La fiebre no es un signo común de la sinusitis crónica, pero podrías tener fiebre con sinusitis aguda.

Cuándo debes consultar con un médico

Pide una consulta con el médico en los siguientes casos:

  • Has tenido sinusitis varias veces, y la afección no responde al tratamiento.
  • Tienes síntomas de sinusitis que duran más de 10 días.
  • Los síntomas no mejoran después de consultar con tu médico.

Consulta con un médico inmediatamente si tienes los siguientes signos o síntomas, que podrían indicar una infección grave:

  • Fiebre
  • Hinchazón o enrojecimiento alrededor de los ojos
  • Dolor de cabeza intenso
  • Inflamación de la frente
  • Desorientación
  • Visión doble u otros cambios en la visión
  • Rigidez en el cuello

Causas

Las causas comunes de la sinusitis crónica incluyen las siguientes:

  • Pólipos nasales. Estos crecimientos de tejido pueden bloquear los conductos nasales o los senos paranasales.
  • Tabique nasal desviado. Un tabique (la pared entre las fosas nasales) torcido puede restringir u obstruir los conductos de los senos paranasales y empeorar los síntomas de la sinusitis.
  • Otras afecciones. Las complicaciones de afecciones como la fibrosis quística, el VIH y otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunitario pueden provocar una obstrucción nasal.
  • Infecciones de las vías respiratorias. Las infecciones del aparato respiratorio, más comúnmente los resfriados, pueden inflamar y engrosar las membranas de los senos paranasales y bloquear el drenaje de la mucosidad. Estas infecciones pueden ser virales, bacterianas o fúngicas.
  • Alergias como la fiebre del heno. La inflamación que ocurre con las alergias puede bloquear los senos paranasales.
Pólipos nasales en la nariz y los senos paranasales

Los pólipos nasales son crecimientos blandos y benignos en los recubrimientos de la nariz o en los senos nasales. Suelen desarrollarse en grupos, como racimos de uvas.

Factores de riesgo

Corres mayor riesgo de contraer sinusitis crónica si tienes:

  • El tabique desviado
  • Pólipos nasales
  • Asma
  • Sensibilidad a la aspirina
  • Una infección dental
  • Un trastorno del sistema inmunitario, como el VIH/sida o la fibrosis quística
  • Fiebre del heno u otra afección alérgica
  • Exposición regular a contaminantes, como el humo del cigarrillo

Complicaciones

Las complicaciones graves de la sinusitis crónica son poco frecuentes, pero entre ellas pueden incluirse:

  • Problemas de visión. Si la infección de los senos paranasales se propaga a la cuenca del ojo, puede causar una disminución de la visión o posiblemente ceguera que puede ser permanente.
  • Infecciones. Con poca frecuencia, las personas con sinusitis crónica pueden desarrollar inflamación de las membranas y del líquido que rodea el cerebro y la médula espinal (meningitis), una infección en los huesos o una infección cutánea grave.

Prevención

Toma estas medidas para reducir el riesgo de padecer sinusitis crónica:

  • Evita las infecciones de las vías respiratorias altas. Minimiza el contacto con personas que tengan resfriados. Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón, en especial antes de las comidas.
  • Controla tus alergias. Trabaja con tu médico para mantener los síntomas bajo control. Evita la exposición a cosas a las que eres alérgico siempre que sea posible.
  • Evita el humo del cigarrillo y el aire contaminado. El humo del tabaco y los contaminantes del aire pueden irritar e inflamar los pulmones y los conductos nasales.
  • Usa un humidificador. Si el aire de tu casa es seco, como cuando tienes aire acondicionado con circulación de aire forzado, añadir humedad al aire puede ayudar a prevenir la sinusitis. Asegúrate de que el humidificador esté limpio y sin moho limpiándolo bien de manera regular.

Diagnóstico

El médico te palpará la nariz y la cara para determinar si sientes dolor y mirará dentro de la nariz.

Los métodos para diagnosticar la sinusitis crónica incluyen los siguientes:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las imágenes tomadas usando TC o RM pueden mostrar detalles de los senos paranasales y del área nasal. Estas podrían señalar una inflamación profunda o una obstrucción física que sea difícil de detectar usando un endoscopio.
  • Observación de los senos paranasales. Un tubo delgado y flexible con una luz de fibra óptica que se inserta a través de la nariz le permite al médico ver el interior de los senos paranasales.
  • Una prueba de alergia. Si el médico sospecha que la sinusitis crónica podría deberse a una alergia, este podría recomendarte una prueba cutánea para alergias. Las pruebas cutáneas son seguras y rápidas, y pueden ayudar a detectar el alérgeno responsable de los problemas nasales.
  • Muestras de la secreción nasal y sinusal (cultivos). Los cultivos no suelen ser necesarios para el diagnóstico de la sinusitis crónica. Sin embargo, cuando la afección no responde al tratamiento o está empeorando, el médico puede tomar muestras dentro de la nariz para recolectar muestras que podrían ayudar a determinar la causa, como bacterias u hongos.

Tratamiento

Estos son algunos de los tratamientos contra la sinusitis crónica:

  • Corticoesteroides nasales. Estos aerosoles nasales ayudan a prevenir y tratar la inflamación. Algunos ejemplos son fluticasona, triamcinolona, budesonida, mometasona y beclometasona. Si los aerosoles no son lo suficientemente eficaces, el médico podría recomendarte un lavado con una solución de solución salina mezclada con gotas de budesonida o usar un vaporizador nasal para la solución.
  • La irrigación nasal salina, con aerosoles o soluciones nasales, reduce el drenaje y elimina los irritantes y las alergias.
  • Corticosteroides orales o inyectables. Estos medicamentos se usan para aliviar la inflamación de la sinusitis grave, especialmente si también tienes pólipos nasales. Los corticosteroides orales pueden causar efectos secundarios graves cuando se usan a largo plazo, por lo que solo se emplean para tratar síntomas graves.
  • Tratamiento de desensibilización con aspirina, si tienes reacciones a la aspirina que causan sinusitis. Bajo supervisión médica, recibes gradualmente dosis mayores de aspirina para aumentar la tolerancia.

Antibióticos

Si tienes una infección bacteriana, algunas veces es necesario usar antibióticos para tratar la sinusitis. Si el médico no puede descartar una infección oculta, te puede recomendar un antibiótico; algunas veces combinado con otros medicamentos.

Inmunoterapia

Si las alergias empeoran la sinusitis, las vacunas antialérgicas inyectables (inmunoterapia) que ayudan a reducir la reacción del cuerpo a alérgenos específicos pueden mejorar la afección.

Cirugía

En los casos de resistencia al tratamiento o el medicamento, la cirugía endoscópica de los senos paranasales puede ser una opción. Para este procedimiento, el médico utiliza un tubo delgado y flexible con una luz conectada (endoscopio) para explorar las fosas de los senos paranasales.

Dependiendo de la fuente de obstrucción, el médico puede usar diversos instrumentos para retirar el tejido o quitar un pólipo que provoca la congestión nasal. Ampliar la apertura de unos senos paranasales estrechos puede ser una opción para fomentar el drenaje.

Estilo de vida y remedios caseros

Estas medidas de autocuidado pueden ayudar a aliviar los síntomas de la sinusitis:

  • Descansa. Esto ayudará a tu cuerpo a combatir la inflamación y acelerar la recuperación.
  • Humedece los senos paranasales. Cúbrete la cabeza con una toalla mientras inhalas el vapor de un tazón de agua moderadamente caliente. Mantén el vapor en la cara. O toma una ducha caliente e inhala el aire caliente y húmedo para ayudar a aliviar el dolor y ayudar a sacar el moco.
  • Enjuágate los conductos nasales. Usa una botella exprimible especialmente diseñada, un recipiente de solución salina o un rinocornio para enjuagarte los conductos nasales. Este remedio casero, denominado lavado nasal, puede ayudar a limpiar los senos paranasales.
Rinocornio

Un rinocornio es un contenedor diseñado para enjuagar la cavidad nasal.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero consultes a un proveedor de atención primaria por los síntomas de la sinusitis. Si has tenido varios episodios de sinusitis aguda o parece que padeces sinusitis crónica, el médico puede remitirte a un alergólogo o a un especialista en oído, nariz y garganta para la evaluación y el tratamiento.

Cuando consultes al médico, es muy probable que te haga un examen minucioso de los senos paranasales. La siguiente información te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Prepara una lista de lo siguiente:

  • Los síntomas, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta
  • Información personal importante, incluido si tienes alergias o asma y antecedentes médicos familiares
  • Todos los medicamentos, vitaminas u otros suplementos que hayas estado tomando recientemente, incluidas las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Para la sinusitis crónica, estas son algunas de las preguntas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Es probable que mi trastorno sea temporal o crónico?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de manera conjunta?
  • ¿Debería consultar con un especialista?
  • ¿Hay folletos u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Last Updated Sep 13, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use