Tiña inguinal

Perspectiva general

La tiña inguinal (tiña crural) es una infección fúngica que afecta la piel de los genitales, los muslos internos y los glúteos. La tiña inguinal provoca una erupción cutánea en forma de anillo de color rojo que produce picazón en estas partes calientes y húmedas del cuerpo.

El nombre de la tiña inguinal se debe a que es frecuente en personas que sudan mucho, como los atletas. También es más probable que ocurra en personas con sobrepeso.

Aunque a menudo es incómodo y molesto, la tiña inguinal generalmente no es grave. Mantener el área de la ingle limpia y seca y aplicar medicamentos antifúngicos tópicos generalmente es suficiente para tratar la tiña inguinal.

Tiña inguinal

La tiña inguinal se caracteriza por un sarpullido rojo que produce picazón en los genitales, muslos internos y glúteos. Se genera en las zonas cálidas y húmedas del cuerpo y es común en atletas y personas con sobrepeso o que sudan en exceso.

Síntomas

Generalmente, la tiña inguinal comienza con un enrojecimiento en una zona de la piel que se extiende desde el pliegue de la ingle, en forma de media luna, hacia la parte superior del muslo. El borde de la erupción cutánea puede ser una línea de pequeñas ampollas elevadas. La erupción cutánea suele picar o arder, y la piel puede presentar escamas.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico si tienes una erupción cutánea que no mejora dentro de un período de dos semanas o si la tratas con medicamentos de venta libre y regresa dentro de las pocas semanas. Es posible que necesites medicamentos recetados.

Causas

La causa de la tiña inguinal es un tipo de hongo que puede contagiarse de persona a persona o a partir del uso compartido de toallas o ropa contaminadas. La tiña inguinal a menudo es consecuencia del mismo hongo que provoca el pie de atleta. Es frecuente que la infección se propague de los pies a la ingle, ya que el hongo puede trasladarse a través de las manos o una toalla.

Factores de riesgo

Los organismos causantes de la tiña inguinal se desarrollan en ambientes húmedos y cerrados. Tienes mayor riesgo de contraer tiña inguinal en los siguientes casos:

  • Si eres varón
  • Si eres adolescente o adulto joven
  • Si usas ropa interior apretada
  • Si tienes sobrepeso
  • Si sudas mucho
  • Si tienes un sistema inmunitario debilitado
  • Si tienes diabetes

Prevención

Puedes disminuir el riesgo de padecer tiña inguinal a través de las medidas que te presentamos a continuación:

  • Mantente seco. Mantén la zona inguinal seca. Seca la zona genital y la parte interna de los muslos minuciosamente con una toalla limpia después de bañarte o ejercitarte. Usa talco alrededor de la zona inguinal para evitar el exceso de humedad.
  • Utiliza ropa limpia. Cambia tu ropa interior al menos una vez al día o más seguido si transpiras mucho. Lava la ropa que usas para realizar ejercicio después de cada uso.
  • Busca el talle correcto. Asegúrate de que la ropa te ajuste correctamente, especialmente la ropa interior, los suspensorios deportivos y los uniformes deportivos. Evita usar ropa demasiado ajustada; esta puede friccionar y raspar la piel y hacer que te vuelvas más vulnerable a la tiña inguinal. Prueba usar calzoncillos tipo bóxer y no tipo slip.
  • No compartas elementos personales. No permitas que otros utilicen tu ropa, tus toallas ni otros elementos personales. Del mismo modo, evita usar elementos personales que pertenezcan a otras personas.
  • Trata el pie de atleta. Controla las infecciones por pie de atleta a fin de evitar que se propaguen hacia la ingle. Si pasas tiempo en lugares públicos donde hay humedad, como la ducha de un gimnasio, usar sandalias ayudará a prevenir el pie de atleta.

Diagnóstico

En muchos casos, el médico puede diagnosticarte tiña inguinal simplemente observando la erupción cutánea. Si el diagnóstico no es claro, es posible que el médico tome muestras de piel de la zona infectada y las observe con un microscopio. A fin de descartar otras afecciones, el médico podría enviar una muestra de la erupción cutánea a un laboratorio. Esta prueba se conoce como cultivo.

Tratamiento

Para un caso leve de tiña inguinal, tu médico podría sugerir que uses una pomada, loción, polvo o aerosol antifúngicos de venta libre. La picazón puede irse rápidamente con estos tratamientos, pero continúa aplicando el medicamento como te indicaron por una a dos semanas.

Si además tienes pie de atleta, trátalo al mismo tiempo que la tiña inguinal. Esto va a reducir el riesgo de que vuelva a aparecer. Si la tiña inguinal es grave o no responde a los medicamentos de venta libre, puedes necesitar cremas o pomadas con receta, o incluso píldoras antifúngicas.

Preparación antes de la cita

El médico de cabecera o un especialista en piel (dermatólogo) puede diagnosticar la tiña inguinal. Debido a que las consultas pueden ser breves y casi siempre hay mucho para hablar, es aconsejable estar bien preparado. A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a prepararte para la consulta y saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

Tu tiempo con el médico puede ser limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo la consulta. Ordena las preguntas de la más importante a la menos importante, por si se acaba el tiempo. En el caso de la tiña inguinal, algunas preguntas básicas para hacer al médico incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Es necesario realizar pruebas para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Esta afección es temporaria o crónica?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetó?
  • ¿Qué puedo hacer para evitar que la infección se propague?
  • ¿Qué rutinas para el cuidado de la piel me recomiendas mientras la afección se cura?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como las siguientes:

  • ¿Cuándo notaste los síntomas por primera vez?
  • ¿Qué aspecto tenía la erupción cutánea cuando comenzó?
  • ¿Habías tenido este tipo de erupción cutánea anteriormente?
  • ¿Te duele o te pica la erupción cutánea?
  • ¿Ya has utilizado algún medicamento para tratarla? De ser así, ¿cuál?

Last Updated Dec 14, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use