Trastorno esquizoide de la personalidad

Perspectiva general

El trastorno esquizoide de la personalidad es una afección poco frecuente en la que las personas evitan las actividades sociales y continuamente evitan las interacciones con terceros. También tienen un rango de expresión emocional limitado.

Si tienes trastorno esquizoide de la personalidad, es posible que parezcas solitario o despectivo con respecto a terceros, y es posible que carezcas del deseo o de la habilidad para entablar relaciones personales cercanas. Debido a que no sueles mostrar tus emociones, es posible que parezcas que no te importan las personas ni lo que está sucediendo a tu alrededor.

Se desconoce la causa del trastorno esquizoide de la personalidad. La terapia conversacional y, en algunos casos, los medicamentos, pueden ayudar.

Síntomas

Si tienes un trastorno esquizoide de la personalidad, es muy probable que presentes las siguientes características:

  • Prefieras estar solo y elijas realizar actividades solo
  • No quieras entablar relaciones cercanas ni disfrutes de ellas
  • Te sientas menos en el caso de que desees mantener relaciones sexuales
  • Sientas que no puedes tener placer
  • Te resulte difícil expresar las emociones y reaccionar adecuadamente ante las situaciones
  • Puedas parecer soso, indiferente o emocionalmente fría ante terceros
  • Puedas parecer que careces de motivación y objetivos
  • No reacciones ante los elogios o las críticas de terceros

Si bien, por lo general, el trastorno esquizoide de la personalidad comienza en los primeros años de la adultez, algunas características pueden advertirse durante la infancia. Estas características pueden hacer que tengas problemas para tener un buen desempeño en la escuela, el trabajo, a nivel social o en otras áreas de la vida. No obstante, es posible que tengas un desempeño razonablemente bueno en el trabajo si, la mayor parte del tiempo, trabajas solo.

Trastorno esquizotípico de la personalidad y esquizofrenia

Si bien es un trastorno diferente, el trastorno esquizoide de la personalidad puede tener síntomas similares al trastorno esquizotípico de la personalidad y a la esquizofrenia, por ejemplo, habilidad seriamente limitada de realizar conexiones sociales y falta de expresión emocional. Es posible que las personas con estos trastornos parezcan raras o excéntricas

Si bien los nombres son similares, a diferencia del trastorno esquizotípico de la personalidad y de la esquizofrenia, las personas con trastorno esquizoide de la personalidad presentan las siguientes características:

  • Están en contacto con la realidad, por lo tanto, es poco probable que presenten paranoia o alucinaciones
  • Hablan con sentido (aunque el tono no parezca animado), por lo tanto, no tienen patrones de habla raros ni difíciles de seguir

Cuándo consultar con el médico

Por lo general, las personas con trastorno esquizoide de la personalidad solo buscan tratamiento para un problema relacionado, por ejemplo, la depresión.

Si alguien cercano a tu entorno te ha instado a que busques ayuda para los síntomas característicos del trastorno esquizoide de la personalidad, solicita una consulta con un profesional de atención de la salud o de salud mental.

Si sospechas que es posible que un ser querido tenga trastorno esquizoide de la personalidad, sutilmente, sugiérele que busque asistencia médica. Podría ser útil que te ofrezcas a acompañarlo a la primera consulta.

Causas

La personalidad es la combinación de pensamientos, emociones y conductas que nos hacen únicos. Es el modo en el que ves, comprendes y te relacionas con el mundo exterior, así como el modo en el que te ves a ti mismo. La personalidad se forma durante la infancia y en ella incide la interacción de las tendencias heredadas y los factores del entorno.

En un desarrollo normal, los niños aprenden a lo largo del tiempo a interpretar con precisión los códigos sociales y a responder en forma adecuada. Se desconoce la causa del trastorno esquizoide de la personalidad, no obstante, una combinación de factores genéticos y ambientales, en particular, durante los primeros años de la infancia, puede desempeñar una función a la hora del desarrollo del trastorno.

Factores de riesgo

Entre los factores que aumentan el riesgo de tener trastorno esquizoide de la personalidad, se incluyen los siguientes:

  • Tener padres u otros parientes que padezcan trastorno esquizoide de la personalidad, trastorno esquizotípico de la personalidad o esquizofrenia
  • Tener padres con carácter distante, negligente o insensible ante necesidades emocionales

Complicaciones

Las personas con trastorno esquizoide de personalidad tienen alto riesgo de presentar lo siguiente:

  • Desarrollar trastorno esquizotípico de personalidad, esquizofrenia u otros trastornos delirantes
  • Otros trastornos de la personalidad
  • Depresión mayor
  • Trastornos de ansiedad

Diagnóstico

Después de una exploración física para ayudar a descartar otras afecciones médicas, es posible que tu médico de cabecera te derive a un profesional de salud mental para realizar otras evaluaciones.

Por lo general, el diagnóstico del trastorno esquizoide de la personalidad se basa en lo siguiente:

  • Análisis pormenorizado de los síntomas
  • Síntomas indicados en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría)
  • Sus antecedentes médicos y personales

Tratamiento

Si tienes trastorno esquizoide de la personalidad, probablemente quieras estar solo y evitar interactuar con los demás, incluso con los médicos. Es posible que estés tan acostumbrado a una vida sin cercanía emocional que no estés seguro de que quieres cambiar o, incluso, de que puedes cambiar.

Tan vez aceptes comenzar un tratamiento solo por la insistencia de un familiar que está preocupado por ti. Pero la ayuda de un profesional de la salud mental con experiencia en el tratamiento del trastorno esquizoide de la personalidad puede tener un impacto positivo enorme. Las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

  • Terapia conversacional (psicoterapia). La psicoterapia puede ayudar. Si te gustaría entablar relaciones más cercanas, una forma modificada de terapia cognitiva conductual puede ayudarte a cambiar las creencias y los comportamientos problemáticos. Un terapeuta comprende tu necesidad de tener un espacio personal y lo difícil que te resulta abrirte sobre tu vida personal. El terapeuta puede escucharte y ayudar a guiarte sin insistir demasiado.
  • Terapia grupal. Un objetivo de un tratamiento individual puede ser participar en un entorno de grupo en el cual puedes interactuar con otras personas que también están practicando nuevas habilidades interpersonales. Con el tiempo, la terapia grupal también puede brindar una estructura de apoyo y mejorar tus habilidades sociales.
  • Medicamentos. Si bien no existe un medicamento específico para tratar el trastorno esquizoide de la personalidad, algunos medicamentos pueden ayudar con problemas como la ansiedad o la depresión.

Con el tratamiento adecuado y un terapeuta capacitado, puedes tener un progreso significativo y mejorar tu calidad de vida.

Preparación antes de la cita

Es probable que comiences por consultar con tu médico de atención primaria. Sin embargo, en ciertos casos cuando llamas para programar una consulta, puede que te deriven directamente a un profesional de la salud mental.

Si es posible, lleva a un familiar o amigo. Con tu autorización, alguien que te conoce hace un largo tiempo será capaz de contestar preguntas o compartir con el médico información que creas que no es necesario tratar.

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, haz una lista que incluya lo siguiente:

  • Cualquier síntoma que tú o tu familia hayan notado y por cuánto tiempo. Pregúntales a tus amigos o familiares si se han sentido preocupados por tu comportamiento y qué es lo que notaron.
  • Información personal importante, incluidos episodios traumáticos que hayas experimentado en el pasado o factores de estrés importantes en la actualidad. Averigua sobre tu historia clínica familiar, incluido algún antecedente de enfermedad mental.
  • Tu información clínica, incluidas otras enfermedades físicas o mentales que se te hayan diagnosticado.
  • Todos los medicamentos que tomas, incluidos los nombres y las dosis de todos los medicamentos, hierbas, vitaminas u otros suplementos.
  • Preguntas que quieras hacerle a tu médico para aprovechar la consulta.

Algunas preguntas básicas para hacer al médico incluyen las siguientes:

  • ¿Qué es lo que probablemente cause mis síntomas o mi afección?
  • ¿Hay otras causas posibles?
  • ¿Esta afección puede ser temporal o de largo plazo?
  • ¿Cuáles son los tratamientos que probablemente sean más efectivos para mí?
  • Si me recomienda medicamentos, ¿cuáles son los posibles efectos secundarios?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetó?
  • ¿Cuánto puedo esperar que mis síntomas mejoren con el tratamiento?
  • Tengo otras afecciones. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas de manera conjunta?
  • ¿Hay folletos u otros materiales impresos que pueda consultar? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Prepárate para responderlas y guárdate tiempo para repasar los puntos en los que deseas focalizarte. El médico puede preguntarte:

  • ¿Qué otros problemas o síntomas te preocupan?
  • ¿Has notado que tus síntomas empeoran en ciertas situaciones? Si es así, ¿cuáles son esas situaciones y cómo las controlas?
  • ¿Tienes amigos cercanos o familiares? Si no es así, ¿eso te molesta?
  • ¿Cómo te describirías a ti mismo?
  • ¿Con frecuencia, eliges qué cosas hacer tu mismo?
  • ¿Confías en alguien que no sea un familiar cercano?
  • ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?
  • ¿Alguna vez pensaste en lastimarte o lastimar a otros? ¿Alguna vez lo hiciste?
  • ¿Los miembros de tu familia o tus amigos han expresado preocupación por tu comportamiento?
  • ¿Tienes algún familiar al que se le haya diagnosticado o tratado por enfermedades mentales?
  • ¿Consumes alcohol o drogas? Si es así, ¿con qué frecuencia?

Last Updated Aug 17, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use