Zika

Perspectiva general

La enfermedad por el virus del Zika es una infección viral transmitida por los mosquitos que ocurre principalmente en las áreas tropicales y subtropicales del mundo. La mayoría de las personas infectadas con el virus del Zika no presentan signos ni síntomas, mientras que otras tienen fiebre leve, sarpullido y dolor muscular. Otros signos y síntomas pueden incluir: dolor de cabeza, ojos rojos (conjuntivitis) y una sensación general de malestar.

Las infecciones por el virus del Zika durante el embarazo se han relacionado con abortos y pueden provocar microcefalia, un trastorno cerebral congénito potencialmente fatal. El virus del Zika también puede provocar otros trastornos neurológicos, como el síndrome de Guillain-Barré.

Los investigadores están trabajando para encontrar una vacuna contra el virus del Zika. Por ahora, la mejor prevención es evitar las picaduras de mosquitos y reducir los hábitats del mosquito.

Síntomas

Cuatro de cinco personas infectadas por el virus zika no presentan signos ni síntomas. Cuando sí se producen síntomas, generalmente comienzan entre dos y siete días después de la picadura de un mosquito infectado. Los signos y síntomas de la enfermedad del virus zika suelen incluir los siguientes:

  • fiebre leve
  • erupción cutánea
  • dolor articular o muscular

Otros signos y síntomas pueden incluir los siguientes:

  • dolor de cabeza
  • ojos rojos (conjuntivitis)

La mayoría de las personas se recupera totalmente; sus síntomas desaparecen en alrededor de una semana.

Cuándo consultar al médico

Consulta al médico si crees que tú o algún familiar podrían tener el virus zika, en especial si has viajado recientemente a una zona en la que había un brote. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades cuentan con análisis de sangre para detectar el virus zika o enfermedades similares, tales como los virus dengue o chikungunya, que se transmiten por el mismo tipo de mosquitos.

Causas

El virus zika se transmite principalmente a través de la picadura de un mosquito infectado de la especia Aedes, que se encuentra en todo el mundo. Fue identificado por primera vez en el Valle de Zika, en África, en 1947, pero desde entonces se han informado brotes en el Sudeste y el Sur de Asia, en las Islas del Pacífico y en América.

Cuando un mosquito pica a una persona infectada con el virus zika, el virus entra en el mosquito. Cuando el mosquito infectado luego pica a otra persona, el virus entra en el torrente sanguíneo de esa persona.

También se ha informado propagación del virus por contacto sexual y transfusión de sangre.

Factores de riesgo

Algunos factores que representan un riesgo mayor de contraer la enfermedad del virus del Zika son:

  • Vivir o viajar a zonas en las que ha habido brotes. Estar en áreas tropicales y subtropicales aumenta tu riesgo de exposición al virus que provoca la enfermedad por el virus del Zika. Las áreas especialmente de alto riesgo incluyen varias islas de la región del Pacífico, algunos países en América Central, América del Sur y América del Norte y las islas cerca de África Occidental. Debido a que el mosquito que transmite el virus del Zika se encuentra en lugares de todo el mundo, es probable que los brotes sigan propagándose a nuevas regiones.

    Los mosquitos que transmiten el virus del Zika se encuentran en algunas partes de los Estados Unidos, como Puerto Rico y el sur de Florida.

  • Tener relaciones sexuales sin protección. Se han informado casos aislados del virus del Zika transmitido por vía sexual. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan la abstinencia de la actividad sexual durante el embarazo o el uso de preservativo en los hombres durante todo contacto sexual con una pareja sexual embarazada si el hombre ha viajado a una zona con transmisión activa del virus del Zika.

Complicaciones

Las infecciones por el virus del Zika durante el embarazo se han relacionado con abortos espontáneos y microcefalia, que es un trastorno cerebral congénito posiblemente fatal.

El virus del Zika también puede causar el síndrome congénito por el Zika, que incluye estos defectos de nacimiento:

  • Microcefalia grave, con el cráneo parcialmente hundido
  • Daño cerebral y reducción de los tejidos en el cerebro
  • Daño a los ojos
  • Problemas a las articulaciones, incluyendo limitación del movimiento
  • Movimiento corporal reducido por demasiado tono muscular después del nacimiento

El virus del Zika también puede provocar otros trastornos neurológicos, como el síndrome de Guillain-Barré.

Prevención

No existe una vacuna contra la enfermedad de virus zika.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan a todas las mujeres embarazadas que eviten viajar a zonas donde haya un brote de virus zika. Si estás intentando quedar embarazada, habla con tu médico sobre los próximos planes de viajes y sobre el riesgo de infectarse con el virus zika.

Si tienes una pareja de sexo masculino que vive o ha viajado a una zona donde hay un brote de virus zika, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan no tener relaciones sexuales durante el embarazo o utilizar un preservativo durante el contacto sexual.

Si vives en o vas a viajar a alguna de las zonas tropicales donde se sabe que hay virus zika, estos consejos pueden reducir el riesgo de picaduras de mosquitos:

  • Alójate en lugares con aire acondicionado o con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus zika están más activos desde el amanecer hasta el atardecer, pero también pueden picar de noche. Considera la posibilidad de dormir bajo una red antimosquitos para la cama, especialmente si estás al aire libre.
  • Usa prendas protectoras. Cuando vayas a zonas infectadas de mosquitos, usa una camisa de mangas largas, pantalones largos, calcetines y zapatos.
  • Usa repelente para mosquitos. Puedes aplicar permetrina a la vestimenta, los zapatos, el equipo de campamento y la red para la cama. También puedes comprar prendas confeccionadas con materiales que contienen permetrina. Para la piel, usa un repelente que contenga una concentración de al menos un 10 por ciento de DEET.

    Cuando se utilizan según lo indicado, está comprobado que los repelentes para mosquitos registrados en la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (Environmental Protection Agency) son seguros y eficaces para mujeres embarazadas y aquellas que están amamantando.

  • Reduce el hábitat del mosquito. Los mosquitos que transmiten el virus zika generalmente viven en las casas y sus alrededores, y se reproducen en agua estancada que pueden encontrar en platos de animales, macetas y neumáticos usados de automóviles. Reduce el hábitat de reproducción para disminuir las poblaciones de mosquitos.

Virus zika que se transmite mediante transfusiones de sangre

Todas las donaciones de sangre se analizan para detectar virus zika. Para reducir aun más el riesgo de transmitir el virus zika mediante transfusiones de sangre en zonas donde no hay brotes activos de este virus, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) recomienda no donar sangre durante cuatro semanas si reúnes alguna de estas características o todas:

  • Tienes antecedentes de infección por el virus zika
  • Has viajado o vivido en una zona con transmisión activa del virus zika
  • Tienes síntomas que podrían indicar una infección por el virus zika en el término de dos semanas después de un viaje desde una zona con virus zika
  • Tienes contacto sexual con una pareja de sexo masculino que ha recibido un diagnóstico de infección por el virus zika
  • Has tenido contacto sexual con una pareja de sexo masculino que ha viajado o vivido en una zona con transmisión activa del virus zika en los últimos tres meses

Diagnóstico

El médico probablemente te preguntará sobre tus antecedentes médicos y de viajes. Asegúrate de describir en detalle los viajes internacionales, incluidos los países que visitaron tú o tu pareja sexual y en qué fecha, además de cualquier otro contacto que puedas haber tenido con los mosquitos.

Habla con el médico acerca de los análisis disponibles en tu zona para detectar el virus zika o enfermedades similares, tales como dengue o virus chikungunya, que se transmiten a través del mismo tipo de mosquitos.

Una mujer embarazada sin síntomas de infección por virus zika que tenga antecedentes de viajes recientes a una zona con transmisión activa del virus zika puede realizar los análisis entre 2 y 12 semanas después de su regreso.

Si se obtienen resultados positivos, inconclusos o negativos, los proveedores de atención médica podrían hacer lo siguiente:

  • Realizar una ecografía para detectar microcefalia u otras anomalías del cerebro
  • Ofrecer recolectar una muestra de líquido amniótico con una aguja hueca que se inserta en el útero (amniocentesis) para detectar el virus zika

Tratamiento

No existe un tratamiento antiviral específico para la enfermedad del virus zika. El tratamiento apunta a aliviar los síntomas con reposo, líquidos y medicamentos (como el paracetamol [Tylenol y otros] y el ibuprofeno [Advil, Motrin IB y otros) para aliviar el dolor de las articulaciones y la fiebre.

No existen vacunas para prevenir el virus zika.

Preparación antes de la cita

Probablemente comiences por visitar a tu profesional de atención médica primaria. Sin embargo, también podrían derivarte a un médico que se especializa en enfermedades infecciosas o medicina del viajero.

Debido a que las consultas pueden ser breves y a que siempre hay mucho que abarcar, es aconsejable ir bien preparado a la consulta. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué debes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

Anota los síntomas que experimentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.

  • Anota información personal clave. Enumera tus viajes internacionales, con las fechas y los países visitados y los medicamentos que tomaste durante el viaje. Trae un registro de tus vacunas, incluidas aquellas previas a los viajes.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos. Incluye las vitaminas o suplementos que tomes periódicamente.
  • Anota preguntas para hacerle al médico. Elaborar una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. Enumera las preguntas de la más importante a la menos importante, en caso de que se agote el tiempo.

Con respecto a la enfermedad por el virus del Zika, las siguientes son algunas preguntas básicas que puedes hacerle a tu médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué clases de exámenes necesito?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles?
  • ¿En cuánto tiempo me sentiré mejor?
  • ¿Esta enfermedad tiene algún efecto a largo plazo?
  • ¿Tiene algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Qué esperar del médico

Prepárate para responder las preguntas que te haga el médico, tales como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Estás embaraza o intentando quedar embarazada? ¿Usas preservativos?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore o empeore los síntomas?
  • ¿A dónde has viajado en el último mes?
  • ¿Te picaron mosquitos mientras estabas de viaje?
  • ¿Has estado en contacto recientemente con alguna persona enferma?

Last Updated Jun 8, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use