Calambres en las piernas durante el embarazo: ¿son evitables?

Los calambres en las piernas (contracciones musculares involuntarias y dolorosas que típicamente afectan la pantorrilla, el pie o ambos) son comunes durante el embarazo, a menudo durante la noche, durante el segundo trimestre y el tercero.

Aunque la causa exacta de los calambres en las piernas durante el embarazo no está clara, existen ciertas medidas que puedes tomar para prevenirlos. Por ejemplo:

  • Estira los músculos de las pantorrillas. Aunque falta evidencia, estirarte antes de acostarte podría ayudar a prevenir los calambres en las piernas durante el embarazo. Párate a la distancia de un brazo de la pared, coloca las manos sobre la pared frente a ti y mueve el pie derecho detrás del pie izquierdo. Flexiona lentamente la pierna izquierda hacia adelante y mantén la rodilla derecha recta y el talón derecho en el suelo. Mantén el estiramiento durante unos 30 segundos; asegúrate de mantener la espalda recta y las caderas hacia adelante. No gires los pies hacia adentro ni hacia afuera. Cambia las piernas y repite.
  • Mantenerte activo. La actividad física regular puede ayudar a prevenir los calambres en las piernas durante el embarazo. Antes de comenzar un programa de ejercicios, asegúrate de contar con la autorización de tu proveedor de atención médica.
  • Toma un suplemento de magnesio. Investigaciones limitadas sugieren que tomar un suplemento de magnesio podría ayudar a prevenir los calambres en las piernas durante el embarazo. Asegúrate de que tu proveedor de atención médica esté de acuerdo con que tomes un suplemento. También podrías considerar comer más alimentos ricos en magnesio, como granos enteros, frijoles, frutas secas, nueces y semillas.
  • Mantente hidratado. Mantener los músculos hidratados puede ayudar a prevenir los calambres. Tu orina debe ser relativamente clara o de color amarillo claro si estás bien hidratada. Si tu orina es de color amarillo más oscuro, podría significar que no estás recibiendo suficiente agua.
  • Consume cantidades adecuadas de calcio. Algunas investigaciones sugieren que la reducción de los niveles de calcio en la sangre durante el embarazo puede contribuir a los calambres en las piernas. Todas las mujeres, incluidas las embarazadas, deben consumir 1000 miligramos de calcio al día.
  • Usa calzado adecuado. Elige calzado que sea cómodo y útil. Podría ser útil usar zapatos que tengan una talonera firme (la parte del zapato que rodea el talón y ayuda a sujetar el pie dentro del zapato).

Si tienes un calambre en la pierna, estira el músculo de la pantorrilla del lado afectado. Caminar y luego elevar las piernas puede ayudar a evitar que el calambre de la pierna regrese. Una ducha caliente, un baño caliente, un masaje con hielo o un masaje muscular también pueden ayudar.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use