Desarrollar resiliencia para manejar mejor la diabetes

La resiliencia es la capacidad de resistir y recuperarse frente a la adversidad. Los estudios en personas con diabetes han demostrado que los altos niveles de resiliencia están relacionados con los niveles más bajos de A1C, lo que indica un mejor control glucémico.

Algunas personas tienen la suerte de nacer con un alto nivel de resiliencia, pero incluso si no eres uno de ellos, puedes aumentar tu resiliencia. Estos son algunos consejos para comenzar:

  • Haz conexiones. Mantén buenas relaciones con familiares cercanos y amigos. Acepta su apoyo y ofrécelo a cambio.
  • Acepta que el cambio es parte de la vida. Acepta las circunstancias que no se pueden cambiar y concéntrate en las circunstancias que sí puedes modificar.
  • Toma medidas decisivas. Cuando hay situaciones que puedes cambiar, toma medidas. No te desentiendas de los problemas ni te quedes en desear que desaparezcan.
  • Pon las cosas en perspectiva. Incluso cuando te enfrentes a situaciones difíciles, trata de considerar la situación en un contexto más amplio y mantén una perspectiva a largo plazo. Evita sobredimensionar los pequeños inconvenientes.
  • Mantén una actitud de esperanza. Cultiva una perspectiva optimista y espera que cosas buenas sucedan en tu vida. Intenta visualizar lo que quieres, en lugar de preocuparte por lo que temes.
  • Cuídate. Haz ejercicio regularmente y sigue una alimentación sana. Medita o únete a una comunidad de fe. Participa en actividades que disfrutes y encuentres relajantes. Podrás enfrentar mejor los desafíos si eres mental y físicamente fuerte.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use