El cuidado de un ser querido con diabetes

Los miembros de la familia a menudo tienen dificultades para ayudar a un ser querido que tiene diabetes. Estos son algunos consejos:

  • Infórmate. Aprende todo lo que puedas sobre la diabetes y la situación de tu ser querido. Si tu ser querido está de acuerdo, acompáñalo a las clases de educación sobre la diabetes y a las consultas para la diabetes. No des consejos si no te los piden.
  • Pon en práctica tú mismo lo que aconsejas. Únete a tu ser querido para hacer cambios saludables en el estilo de vida. Hagan cambios juntos en familia o como un equipo. Fíjate metas pequeñas, como salir a caminar después de cenar o probar una nueva receta saludable. No te pongas autoritario con la comida o el ejercicio.
  • Ten paciencia. Dale a tu ser querido el tiempo necesario para procesar lo que puede ser una cantidad abrumadora de información y recomendaciones. Sé paciente con el tiempo adicional que tu ser querido pueda necesitar para leer las etiquetas, contar los hidratos de carbono, controlar la glucosa en la sangre, administrar la insulina, realizar el cuidado de los pies o empacar para un viaje. No ignores el hecho de que controlar la diabetes es un trabajo difícil.
  • Comunica tu apoyo. Pregúntale a tu ser querido cómo puedes serle útil. Sé específico sobre la forma en que puedes ayudar. Si tu oferta es rechazada, hazle saber a tu ser querido que estará disponible cuando lo crea conveniente. No ofrezcas ayuda que no estés dispuesto a dar.
  • Cuídate. Reconoce tus limitaciones. Nadie puede ser útil si está agotado o demasiado estresado. Busca un grupo de apoyo para personas responsables del cuidado.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use