El equilibrio entre las responsabilidades del trabajo y de la vida

El estrés puede ser abrumador si no eres cuidadoso y plenamente consciente. Aquí hay tres consejos que pueden ser útiles.

  1. Haz una lista para priorizar lo que es importante. En general, la mayoría de las personas solo puede enfrentar un cierto número de desafíos por día. Organiza tu lista por orden de prioridad para completar tus tareas más importantes.
  2. Evita realizar múltiples tareas. Concéntrate y mantén un área reducida de concentración para realizar el trabajo. Si intentas realizar múltiples tareas, te puedes distraer y te puede llevar mucho más tiempo completar el proyecto.
  3. La importancia del cuidado personal. Trata de dormir lo suficiente, hacer ejercicio regularmente y tener una alimentación sana. Trata de dormir entre siete y nueve horas cada noche.

    Haz ejercicio físico todos los días, idealmente al menos 30 minutos de actividad física casi todos los días de la semana. Incluso puedes dividirlo en intervalos de 10 minutos a lo largo del día. Trata de caminar, nadar, andar en bicicleta o correr en una cinta.

    Sigue una alimentación sana, que incluya una variedad de frutas y verduras, granos integrales, carne magra de ave y pescado. Evita el exceso de azúcar, sodio y grasas saturadas y trans.

Si sigues estos simples consejos, tu estrés puede volverse más fácil de controlar.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use