El sueño y el aumento de peso: ¿qué relación existe entre ambos?

Podría estarlo.

Las investigaciones sugieren una asociación entre la restricción del sueño y los cambios negativos en el metabolismo. En los adultos, dormir cuatro horas por noche en comparación con 10 horas por noche, parece aumentar el hambre y el apetito, en particular por alimentos con gran cantidad de calorías y muchos hidratos de carbono. Los estudios observacionales también sugieren una relación entre la restricción del sueño y la obesidad. Otros estudios han establecido patrones similares en niños y adolescentes.

Una explicación podría ser que la duración del sueño afecta las hormonas que regulan el hambre: la grelina y la leptina. Otro factor que contribuye podría ser la falta de sueño, que genera fatiga y conduce a una menor actividad física.

Por lo tanto, ahora tienes otro motivo para dormir bien por la noche.

Last Updated May 1, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use