Enfermedad de Alzheimer: ¿puede una lesión en la cabeza aumentar el riesgo?

Los efectos inmediatos de un traumatismo craneal pueden incluir síntomas que también se observan en la demencia, como confusión y pérdida de memoria, así como cambios en el habla, la visión y la personalidad. Dependiendo de la gravedad de tu lesión, estos síntomas pueden desaparecer rápidamente, durar mucho tiempo o nunca desaparecer por completo.

Sin embargo, tales síntomas que comienzan poco después de la lesión generalmente no empeoran con el tiempo como sucede con la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, ciertos tipos de lesiones en la cabeza pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer u otros tipos de demencia más adelante en la vida. Los factores que parecen afectar el riesgo incluyen tu edad en el momento de la lesión y la gravedad de la lesión.

Las lesiones más graves de la cabeza pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Y sufrir un traumatismo craneal cuando se es mayor, alrededor de los 55 años, también puede aumentar el riesgo. Las lesiones leves repetidas también pueden aumentar el riesgo de tener problemas futuros con el pensamiento y el razonamiento.

Es probable que tengas mayor riesgo de desarrollar demencia o Alzheimer más tarde en la vida, después de una lesión en la cabeza, si también tienes otros factores de riesgo. Por ejemplo, portar una forma del gen de la apolipoproteína E (APOE) aumenta el riesgo de Alzheimer en cualquier individuo.

Es importante tener en cuenta que muchas personas que sufren un traumatismo craneal grave nunca desarrollan la enfermedad de Alzheimer o demencia posterior. Se deben hacer más investigaciones para entender esta relación.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use