Enfermedad de Alzheimer que progresa con rapidez: ¿hay algo más?

Sí, por lo general, la enfermedad de Alzheimer empeora lentamente. Pero la velocidad de progresión varía, en función de la composición genética de la persona, los factores ambientales, la edad al momento del diagnóstico y la existencia de otras afecciones médicas.

Aun así, cualquier persona diagnosticada con enfermedad de Alzheimer cuyos síntomas parezcan estar progresando rápidamente, o que experimente un declive repentino, debe consultar a su médico. El médico buscará las afecciones o los factores agravantes que puedan causar una progresión rápida (pero posiblemente reversible) de los síntomas en un paciente con la enfermedad de Alzheimer. El médico también se asegurará de que se excluyan otras causas de demencia rápidamente progresiva.

Entre tales afecciones y factores se incluyen las siguientes:

  • Infecciones, como neumonía, una infección de las vías urinarias o una infección sinusal
  • Reacción a algunos medicamentos recetados, como anticolinérgicos, analgésicos narcóticos, sedantes, corticosteroides y algunos antidepresivos
  • Fatiga o falta de sueño
  • Cambios sociales o ambientales, como una mudanza o la presencia de nuevo personal de atención médica o miembros de la familia
  • Deficiencias vitamínicas, que incluyen la vitamina B-12, la tiamina, la niacina y el folato
  • Depresión
  • Problemas de tiroides, como el hipotiroidismo
  • Otras afecciones neurológicas
  • Trastornos neurológicos autoinmunitarios y síndromes paraneoplásicos, que son afecciones que pueden causar demencia rápidamente progresiva

Solicita una evaluación médica rápida y completa para determinar la causa exacta de los síntomas que progresan rápidamente. Es posible que se requiera tratamiento adicional y que se puedan reducir o revertir los síntomas.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use