Inyecciones epidurales de esteroides: ¿por qué se limitan las dosis?

Las inyecciones epidurales de esteroides por lo general se limitan a unas pocas al año porque existe la posibilidad de que estos medicamentos puedan debilitar los huesos de la columna vertebral y los músculos cercanos. Esto no es causado por la aguja: es un posible efecto secundario de los esteroides.

Las inyecciones de esteroides también pueden causar otros efectos secundarios, que incluyen adelgazamiento de la piel, pérdida de color en la piel, enrojecimiento facial, insomnio, mal humor y niveles elevados de azúcar en sangre. El riesgo de efectos secundarios aumenta con la cantidad de inyecciones de esteroides que recibas.

Las inyecciones epidurales de esteroides contienen medicamentos que imitan los efectos de las hormonas cortisona e hidrocortisona. Cuando se inyectan cerca de nervios irritados en la columna vertebral, estos medicamentos pueden reducir temporalmente la inflamación y ayudar a aliviar el dolor.

Pero las inyecciones de esteroides también alteran el equilibrio hormonal natural de su cuerpo. Retrasar las inyecciones de repetición permite que tu cuerpo regrese a su equilibrio normal.

Es importante sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios potenciales de las inyecciones epidurales de esteroides a largo plazo. Si sientes dolor entre las inyecciones epidurales de esteroides, puedes preguntarle a tu médico acerca de otras opciones de tratamiento para el dolor de espalda.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use