Los niños y el ejercicio: ¿Cuánta actividad necesitan?

Según las pautas del Departamento de Salud y Servicios Humanos, se recomienda que los niños y adolescentes a partir de los 6 años hagan al menos una hora diaria de actividad física aeróbica moderada o intensa. Los niños deben hacer actividades intensas, como correr o andar en bicicleta, al menos tres días a la semana. También deben participar en actividades de fortalecimiento muscular, como ejercicios con el propio peso del cuerpo, al menos tres días a la semana. Los niños también deben participar en actividades de fortalecimiento óseo, como saltar a la soga o correr, al menos tres días a la semana.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos recomienda que los niños de 3 a 5 años estén activos durante todo el día para mejorar su crecimiento y desarrollo. Los adultos que cuidan a los niños pueden animarlos a participar en juegos activos que incluyan varias actividades.

Muchas actividades comunes de la edad escolar —como jugar en los juegos del patio de recreo y saltar a la soga— cubren todas las necesidades a la vez. Los deportes organizados como el béisbol o el fútbol también son una buena manera de mantenerse en forma. Pero los deportes de equipo o las clases de baile no son las únicas opciones.

Apela a la creatividad cuando busques actividades que le gusten a tu hijo. Si a tu hijo le interesa el arte, considera una caminata en la naturaleza para recoger hojas y piedras para usarlas en un collage. Si a tu hijo le gusta escalar, vayan a las barras infantiles o al muro de escalada más cercano. Si a tu hijo le encanta leer, caminen o vayan en bicicleta a una biblioteca local para buscar un libro. O simplemente pon la música favorita de tu hijo y bailen juntos.

Haz ejercicio con tu hijo para mejorar tu propia salud mientras le ayudas a desarrollar buenos hábitos de ejercicio. Tú eres un modelo para seguir, y es más probable que tu hijo sea activo si tú le das prioridad a la actividad física en la familia. Vayan a andar en bicicleta en familia, o salgan juntos a caminar o a jugar con la pelota en el patio. Planta un jardín familiar y observa cómo crecen las verduras y las flores con el tiempo. Limita el tiempo frente a las pantallas de los dispositivos y piensa en formas de mantenerte activo con tu hijo.

Recuerda que incluir actividad física en la rutina diaria de tu hijo sienta las bases para un buen estado físico y una buena salud para toda la vida. Otros beneficios de la actividad física son:

  • Mejor condición aeróbica, fuerza muscular y resistencia en niños de 6 a 17 años
  • Mejor salud ósea y un peso saludable en niños de 3 a 17 años
  • Menor riesgo de depresión en niños de 6 a 17 años
  • Mejor capacidad de pensamiento y memoria en niños de 6 a 13 años

Entonces, empieza a incluir la actividad física en las actividades diarias de tu hijo y diviértanse.

Last Updated Jul 29, 2021


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use