Mal aliento: ¿puede solucionarse con un rascador lingual?

Se dice que los rascadores linguales, que se encuentran en la mayoría de las farmacias y se ofrecen en diversos tamaños y formas, permiten reducir o eliminar el mal aliento (halitosis). El rascador se coloca en la parte posterior de la lengua y se lo pasa hacia adelante, tantas veces como sea necesario.

Las investigaciones sobre la eficacia de los rascadores linguales son limitadas. Hasta el momento, según el material publicado, rascarse la lengua con este objeto alivia temporalmente el mal aliento, pero no existen pruebas suficientes para afirmar que los rascadores linguales sean eficaces para tratar la halitosis continua (crónica).

Sin embargo, si tienes la lengua pastosa (acumulación de desechos, bacterias y células muertas), el rascador lingual puede resultarte útil. La lengua puede tornarse pastosa por las siguientes razones: tabaquismo, sequedad de boca, mala higiene bucal, candidiasis bucal o uso de medicamentos.

Si bien se puede usar un rascador lingual para tratar el mal aliento, tener una buena higiene bucal general es igualmente importante:

  • Lávate los dientes y la lengua al menos dos veces al día, lo antes posible después de comer.
  • Enjuágate o haz gárgaras con agua o con enjuague bucal.
  • Usa hilo dental al menos una vez al día.
  • Toma mucha agua para evitar tener la boca seca, que es una de las causas del mal aliento.
  • Programa controles dentales periódicos.

Si sigues teniendo mal aliento, consulta con el dentista, quien puede identificar la causa correspondiente e indicarte un plan de tratamiento.

Last Updated Nov 28, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use