Radiación para el cáncer de mama: ¿puede provocar piel seca?

Es bastante común tener la piel seca después de hacer tratamiento con radiación para cáncer. Además de la piel seca, escamosa, y con picazón, quizás presentes cambios similares a una quemadura solar en el área donde se hizo el tratamiento.

Si tienes problemas por síntomas persistentes como picazón y ardor después del tratamiento con radiación, consulta a tu oncólogo especialista en radioterapia. Este especialista podrá determinar si hay trastornos ocultos que estén contribuyendo a tus síntomas o decidir si debes programar una cita con un especialista en piel (dermatólogo).

En el ínterin, algunas de las siguientes recomendaciones pueden ser útiles:

  • Mantente hidratado. Bebe mucho líquido.
  • Humecta la piel. Los humectantes sellan la piel para evitar que escape la humedad. Los humectantes más espesos funcionan mejor. Elige un humectante con base de agua y sin fragancia. Pídele al médico o enfermero que te recomiende productos específicos.
  • Limita el tiempo de tu baño o ducha. El agua caliente y las duchas o baños de inmersión largos pueden secar la piel. Toma baños o duchas cortos y con agua tibia en vez de caliente.
  • Lávate con un jabón suave. Evita los jabones ásperos y desecantes como los jabones desodorantes o antibacterianos.
  • Evita el sol directo. Ponte ropa de protección, como un sombrero de ala ancha y una camisa de manga larga para protegerte la piel del sol. No uses camas solares.

Solicita una consulta con tu oncólogo si notas cualquier área nueva o persistente en donde la piel esté enrojecida. Si la picazón y el ardor no mejoran, o tienes ampollas o cicatrices causadas por la radiación por cáncer de mama, tu doctor puede recomendarte varios medicamentos con receta para aliviar tus síntomas.

Last Updated Apr 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use