Respiración rítmica: ¿Ayuda con los sofocos?

La respiración rítmica es una respiración lenta, profunda y diafragmática. Cuando respiras normalmente, tomas aire unas 12 a 14 veces por minuto. En cambio, con la respiración rítmica, solo respiras entre 5 y 7 veces por minuto. Las respiraciones rítmicas son lentas, suaves y suficientemente profundas para mover el diafragma (la pared muscular ubicada por debajo de los pulmones) cuando respiras más profundo. El objetivo de la respiración rítmica es reducir las sustancias químicas que produce el cerebro para generar estrés y facilitar la respuesta de relajación.

Hay pruebas que indican que la respiración rítmica puede ser eficaz para reducir los sofocos de la menopausia, incluso la frecuencia con que ocurren y su intensidad. La respiración rítmica también puede ayudar a disminuir la presión arterial, reducir la ansiedad y favorecer la relajación.

Puedes aprender a respirar rítmicamente por ti solo (por ejemplo, de una aplicación, un archivo multimedia [podcast] o un programa de Internet) o buscar la ayuda de un experto.

La respiración rítmica puede no ser apropiada si tienes mareos o problemas de hiperventilación. De lo contrario, la respiración rítmica es un enfoque mente-cuerpo generalmente seguro para mejorar la relajación.

Last Updated Jan 6, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use