Triclosán: ¿es seguro?

La respuesta es: posiblemente.

En 2016, la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) promulgó una norma que indica que ya no se pueden comercializar productos antisépticos para lavado de venta libre que contengan una gran cantidad de ingredientes activos antibióticos, entre ellos, triclosán y triclocarbán. Estos productos comprenden los jabones para manos líquidos, de espuma y en gel; los jabones sólidos y los jabones corporales.

El triclosán también se usa en determinadas prendas de vestir, utensilios de cocina, muebles y juguetes para reducir o prevenir la contaminación bacteriana, pero estos productos no están regulados por la FDA.

La orden responde a estudios recientes que plantean si el triclosán es nocivo para la salud humana. Según investigaciones, el triclosán:

  • Altera la regulación hormonal en los animales
  • Podría contribuir al desarrollo de gérmenes resistentes a los antibióticos
  • Podría dañar el sistema inmunitario

Cuando usas un producto que contiene triclosán, podrías absorber una pequeña cantidad a través de la piel o la boca. En un estudio de gran envergadura realizado en 2008, que se diseñó para evaluar la exposición al triclosán en una muestra representativa compuesta por niños y adultos estadounidenses, se determinó la presencia de triclosán en la orina de casi el 75 por ciento de los participantes.

El triclosán no es un ingrediente esencial en muchos productos. Se demostró que el uso de triclosán en dentífricos ayuda a prevenir la gingivitis. Sin embargo, según la FDA, no hay evidencia de que los jabones antibióticos y los geles para ducha que contienen triclosán sean más eficaces que el uso de jabón común y agua para prevenir enfermedades y la transmisión de determinadas enfermedades.

Muchos fabricantes han comenzado a quitar este ingrediente de sus productos. Si te preocupa el triclosán, busca productos en los que no esté enumerado entre los ingredientes.

Last Updated Mar 9, 2017


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use