Ataque cardíaco: primeros auxilios

Llama al 911 o busca ayuda médica de emergencia si crees que estás teniendo un ataque cardíaco. Una persona que esté teniendo un ataque cardíaco podría presentar uno o todos los siguientes signos o síntomas:

  • Dolor, presión u opresión en el pecho, o una sensación opresiva o de dolor en el centro del pecho
  • Dolor o molestias que se expanden al hombro, al brazo, a la espalda, al cuello, a la mandíbula, a los dientes o, a veces, a la parte superior del abdomen
  • Náuseas, indigestión, acidez estomacal o dolor abdominal
  • Falta de aliento
  • Aturdimiento, mareos, desmayos
  • Sudoración

Por lo general, un ataque cardíaco causa dolor de pecho por más de 15 minutos. Algunas personas pueden tener dolor de pecho leve, mientras que otras pueden tener un dolor más intenso. La molestia se suele describir como una presión o pesadez en el pecho, aunque algunas personas no tienen ningún tipo de dolor ni opresión en el pecho. Las mujeres suelen tener síntomas más leves, como náuseas o dolor de espalda o de mandíbula.

Algunos ataques cardíacos se producen de forma repentina, pero muchas personas tienen signos de advertencia con horas o días de antelación.

Qué hacer si ves que una persona podría estar teniendo un ataque cardíaco

  • Llama al 911 o al número de emergencia local. No ignores los síntomas de un ataque cardíaco. Si no puedes conseguir una ambulancia, pídele a un vecino o amigo que te lleve al hospital más cercano. Conduce tú mismo solo si no tienes otra alternativa. Ya que la afección puede empeorar, al conducir te pones a ti mismo y a otros en peligro.
  • Mastica y traga una aspirina mientras esperas que llegue la ayuda de emergencia. La aspirina ayuda a evitar la coagulación de la sangre. Cuando se toma durante un ataque cardíaco, puede reducir el daño del corazón. No tomes aspirina si eres alérgico a este medicamento o tu médico te ha indicado que no lo hagas.
  • Toma nitroglicerina si tienes la prescripción del médico. Si crees que estás teniendo un ataque cardíaco y tu médico te ha indicado previamente que tomes nitroglicerina, tómala mientras esperar la ayuda médica de emergencia.
  • Comienza con la RCP si la persona está inconsciente. Si la persona no respira o no le encuentras pulso, comienza a realizarle RCP para mantener el flujo sanguíneo después de llamar para solicitar ayuda médica.

    Presiona rápido y con fuerza en el centro del pecho de la persona, a un ritmo relativamente rápido: entre 100 y 120 compresiones por minuto.

  • Si hay disponible un desfibrilador externo automático (AED, por sus siglas en inglés) y la persona está inconsciente, sigue las instrucciones de uso del dispositivo.

Last Updated Feb 11, 2021


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use