Cirugía torácica para mujeres transgénero

Perspectiva general

La cirugía de pecho para mujeres transgénero es un procedimiento que las mujeres transgénero pueden usar para aumentar el tamaño de sus senos y mejorar la forma del pecho. También se le llama cirugía feminizante de senos, aumento de senos, construcción de pecho o mamoplastia. La cirugía de pecho para mujeres transgénero puede implicar la colocación de implantes mamarios o expansores de tejido debajo del tejido mamario. En algunos casos, se extrae grasa de otras partes del cuerpo (liposucción) y se inyecta en los senos. Se pueden utilizar ambas técnicas, si es necesario.

La cirugía de pecho para mujeres transgénero puede realizarse como un paso en el proceso para tratar la angustia debido a una diferencia entre el género experimentado o expresado y el sexo asignado al nacer (disforia de género). El procedimiento puede ayudar a las mujeres transgénero a realizar la transición física a su género autoafirmado.

Por qué se debe hacer

Las mujeres transgénero que buscan una cirugía de pecho pueden experimentar angustia debido a una diferencia entre el género experimentado o expresado y el género asignado al nacer (disforia de género).

Aunque muchas mujeres transgénero usan estrógeno para estimular el crecimiento de los senos, es posible que no sientan que el tamaño de senos logrado sea adecuado. Algunos continúan usando prótesis externas o sostenes acolchados. Otros eligen someterse a una cirugía para cambiar la apariencia de su pecho. Las personas transgénero se relacionan con su cuerpo de diversas maneras y necesitan tomar las decisiones individuales que mejor se adapten a sus necesidades.

Tu médico podría recomendarte que no te sometas a una cirugía de pecho si tienes:

  • Afecciones de salud mental no controladas
  • Afecciones de salud significativas, como cardiopatía o enfermedad renal, un trastorno hemorrágico o antecedentes de coágulos sanguíneos en una vena profunda (trombosis venosa profunda) o en un pulmón (tromboembolia venosa)
  • Cualquier afección que limite tu capacidad para dar tu consentimiento informado

Riesgos

Como cualquier otro tipo de cirugía mayor, la cirugía de pecho para mujeres transgénero presenta un riesgo de sangrado, infección y una reacción adversa a la anestesia. Otras complicaciones posibles:

  • Tejido cicatricial que distorsiona la forma del implante mamario (contractura capsular)
  • Acumulación de líquido debajo de la piel (seroma)
  • Una hinchazón sólida de sangre coagulada dentro de los tejidos (hematoma)
  • Dolor en el pecho
  • Asimetría de los senos o pliegues de los senos
  • Desplazamiento del implante, fuga o infección
  • Insatisfacción con la apariencia después de la cirugía

Corregir estas complicaciones podría requerir otra cirugía. A los 10 años de la cirugía, es posible que también necesites un reemplazo de implante.

Cómo prepararte

La cirugía de pecho para mujeres transgénero generalmente se difiere hasta la edad adulta. Antes de la cirugía de pecho, te reunirás con el cirujano plástico o reconstructivo de senos. Consulta a un cirujano certificado y con experiencia en este procedimiento. Tu cirujano te describirá las opciones y los resultados potenciales. El cirujano proporcionará información sobre la anestesia, la ubicación de la operación y el tipo de procedimientos de seguimiento que podrían ser necesarios. Sigue las indicaciones específicas del médico sobre cómo tienes que prepararte para los procedimientos, incluidas las pautas para comer y beber, ajustar los medicamentos actuales y dejar de fumar.

Además, antes de que puedas someterte a una cirugía de pecho, se te exigirá que cumplas con ciertos criterios. Para empezar, tu médico evaluará tu salud para descartar o tratar cualquier enfermedad que pueda influir en el tratamiento. La evaluación podría incluir lo siguiente:

  • Una revisión de tu historia clínica personal y familiar
  • Un examen físico, incluida una evaluación de tus órganos reproductores internos
  • Exámenes de laboratorio que evalúen tus valores de lípidos, azúcar en la sangre (glucemia), recuento de células sanguíneas (hemograma), enzimas hepáticas y electrolitos
  • Una revisión de tus vacunas
  • Exámenes de detección apropiados para la edad y el sexo
  • Identificación y manejo del uso de tabaco, drogas, alcohol, determinación de VIH y otras infecciones de transmisión sexual
  • Conversación acerca de la anticoncepción y la fertilidad futura

Aunque dar tu consentimiento informado después de un análisis de los riesgos y beneficios del procedimiento es un estándar aceptable de atención, la mayoría de los cirujanos y las compañías de seguros exigirán una evaluación de salud mental por parte de un proveedor con experiencia en salud transgénero. Es posible que evalúen lo siguiente:

  • Tu identidad de género y disforia
  • El impacto de tu identidad de género en el trabajo, la escuela, el hogar y los entornos sociales, incluidos temas relacionados con la discriminación, el abuso en las relaciones y el estrés de las minorías
  • Estado de ánimo u otros problemas de salud mental
  • Problemas de salud sexual
  • Comportamientos riesgosos, como el consumo de sustancias y el uso de inyecciones de silicona de grado no médico, o terapia hormonal o suplementos no aprobados
  • Factores de protección, como el apoyo social de la familia, los amigos y los compañeros
  • Tus metas, riesgos y expectativas de tratamiento y tus planes de atención futura

Antes de someterte a una cirugía de pecho, la mayoría de los cirujanos y las compañías de seguros requieren obtener una carta de apoyo de un proveedor de salud mental competente en salud transgénero. Él o ella determinará que cumples con los criterios de atención de la Asociación Mundial de Profesionales para la Salud Transgénero (WPATH). Los criterios establecen que debes:

  • Tener disforia de género persistente y bien documentada
  • Tener la capacidad para tomar una decisión con pleno conocimiento de causa y para consentir el tratamiento
  • Tener la edad legal para tomar decisiones sobre la atención médica en tu país (mayoría de edad o 18 años en los EE. UU.)
  • Tener controlado cualquier problema médico o de salud mental importante
  • Someterte a terapia hormonal según sea apropiado para tus objetivos de género durante un mínimo de 12 meses antes de la cirugía de pecho feminizante, a menos que tengas una contraindicación médica, o no puedas o no quieras tomar hormonas

El propósito de la terapia hormonal antes del aumento de senos es maximizar el crecimiento de los senos para que obtengas mejores resultados.

Debido a que la cirugía torácica para las mujeres transgénero causa cambios físicos irreversibles, debes dar el consentimiento informado después de analizar detenidamente las siguientes cuestiones:

  • Riesgos
  • Beneficios
  • Costo
  • Alternativas
  • Consecuencias sociales y jurídicas
  • Complicaciones potenciales
  • Lo irreversible del procedimiento

Es posible que el seguro médico no cubra los procedimientos quirúrgicos considerados estéticos para la población general, aunque estos procedimientos pueden ser esenciales para aliviar la disforia de género.

También podrías pensar en la posibilidad de hablar con otras personas que se han sometido a este tipo de cirugía torácica antes de dar este paso. Ellas pueden ayudarte a formar las expectativas de lo que se puede lograr y de los problemas personales y sociales que puedes tener durante el tratamiento.

Lo que puedes esperar

Por lo general, la cirugía de pecho para mujeres transgénero se realiza como un procedimiento ambulatorio. Se te administrará anestesia general.

Durante el procedimiento

Los principios del aumento mamario son similares para las mujeres transgénero y las mujeres cisgénero. Pero las mujeres transgénero suelen tener pechos más anchos, músculos pectorales más grandes y gruesos, una posición más lateral de los pezones y areolas, y distancias más cortas entre los pezones y los pliegues debajo de los senos (inframamario). Debido a sus paredes torácicas más anchas, las mujeres transgénero a menudo tienen un amplio espacio entre sus senos, incluso con el uso de implantes más grandes.

Durante la cirugía torácica, tu cirujano puede hacer incisiones alrededor de la areola, cerca de la axila o al nivel del pliegue inframamario. Se colocarán implantes de silicona o solución salina a través de la incisión debajo del tejido mamario.

Se te colocarán implantes de solución salina o de silicona, según tus preferencias. Cuando el implante esté en su lugar, el cirujano cerrará la incisión (por lo general con puntos [suturas]) y la vendará con adhesivo cutáneo y cinta quirúrgica.

Si las hormonas feminizantes no han hecho que tus senos sean lo suficientemente grandes, es posible que necesites una cirugía inicial para que te coloquen dispositivos llamados expansores de tejido delante de los músculos de tu pecho. Visitarás a tu médico cada pocas semanas después de la cirugía para que te inyecten una pequeña cantidad de solución salina en los expansores de tejido. Esto estirará lentamente la piel de tu pecho y otros tejidos para hacer espacio para los implantes. Cuando la piel se haya estirado lo suficiente, tendrás que someterte a otra cirugía para retirar los expansores y colocar los implantes.

Después del procedimiento

Es posible que necesites que alguien te acompañe a casa después de la cirugía. El cirujano podría pedirte que te quedes cerca del hospital unos días.

Es probable que sientas dolor e hinchazón durante unas semanas después de la cirugía. También es posible que se formen hematomas. Las cicatrices se desvanecen con el tiempo, pero no desaparecen por completo. Tendrás que usar un sostén de compresión durante tres semanas.

Para reducir el riesgo de mover el implante mamario, no realices ejercicios que involucren la parte superior del cuerpo durante las primeras semanas después de la cirugía.

Resultados

La cirugía de pecho para mujeres transgénero puede desempeñar un papel importante en el alivio de la disforia de género.

Muchas mujeres transgénero informan sentir satisfacción después de la cirugía, aunque algunas desean un tamaño de senos aún mayor y buscan un aumento mayor.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use