Donación de semen

Perspectiva general

La donación de esperma es un procedimiento en el cual un hombre dona semen (el líquido que contiene esperma y que se libera durante la eyaculación) para que una persona o una pareja pueda concebir un bebé.

El esperma donado se puede inyectar en el aparato reproductor de la mujer (inseminación intrauterina) o se puede utilizar para fecundar óvulos maduros en un laboratorio (fertilización in vitro). La utilización de esperma donado se conoce como «reproducción con donante».

Un hombre que dona esperma puede ser un conocido de la receptora o una persona anónima. Las donaciones de esperma hechas a una receptora conocida se llaman «donaciones dirigidas».

Antes de poder donar esperma, deberás someterte a pruebas de detección de enfermedades y otros factores de riesgo. También es importante comprender las posibles cuestiones legales, psicológicas y emocionales de la donación de esperma.

Por qué se debe hacer

La donación de esperma se hace para ayudar a una persona o a una pareja a concebir un bebé. Puedes elegir hacer una donación de esperma para ayudar a quienes no pueden concebir, ya sea una mujer que no tiene pareja del sexo masculino o cuya pareja del sexo masculino es infértil.

Si donas semen en un banco de esperma, probablemente te paguen por cada donación que se apruebe después de haberlo sometido al proceso de detección del banco de esperma. La intención del pago es recompensar el tiempo que invertiste y los gastos relacionados. El monto suele ser lo suficientemente bajo como para que el dinero no sea el incentivo principal de la donación.

Riesgos

No existen riesgos de salud asociados con la donación de esperma.

Cómo prepararte

Si evalúas la donación de espermatozoides, se consciente del impacto a largo plazo de tu decisión.

Si brindas una donación anónima, ten en cuenta lo siguiente:

  • ¿Estás preparado para ser el padre biológico de un niño o muchos niños que es posible que nunca conozcas?
  • ¿Qué sucede si los niños concebidos gracias a la donación de tus espermatozoides desean conocerte un día?
  • ¿Le contarías a tu familia actual o futura sobre tu decisión de donar espermatozoides?

Si realizas una donación a una persona que conoces, evalúa contratar a un abogado para confeccionar un contrato que defina tus derechos y obligaciones económicos y paternos.

Exámenes para detección

La Administración de Alimentos y Medicamentos exige la realización de exámenes básicos para detección de enfermedades infecciosas y ciertos factores de riesgo antes de que un hombre pueda donar esperma. Algunos estados y gobiernos locales exigen exámenes de detección adicionales.

La American Society for Reproductive Medicine (Sociedad Americana de Medicina Reproductiva) recomienda que los hombres que deseen donar esperma, incluidos aquellos conocidos por los receptores, se realicen los siguientes exámenes:

  • Edad. La mayoría de los bancos de esperma exige que los donantes tengan entre 18 y 39 años. Algunos bancos de esperma establecen un límite máximo de edad de 34 años.
  • Examen físico. El examen incluirá tomar muestras de sangre y orina a fin de realizar análisis para detectar enfermedades infecciosas, como VIH. Si donas esperma de manera regular, deberás realizarte exámenes físicos cada seis meses mientras continúes con las donaciones. Tendrás que informar cualquier cambio en tu salud.
  • Análisis del semen. Deberás proporcionar varias muestras de semen. Antes de proporcionar cada muestra, probablemente tengas que evitar eyacular, ya sea mediante relaciones sexuales o por masturbación, durante al menos 48 o 72 horas. Las muestras se analizarán para determinar la calidad, la cantidad y la movilidad de los espermatozoides.
  • Pruebas genéticas. Se analizará una muestra de sangre para saber si eres portador de alguna enfermedad genética. Pregunta en cada banco de esperma qué pruebas realizan, ya que algunos de ellos realizan pruebas más exhaustivas que otros.
  • Historia clínica familiar. Deberás brindar detalles acerca de la historia clínica de las dos generaciones anteriores de tu familia, como mínimo. Si la historia clínica indica la presencia de enfermedades hereditarias, es posible que no se te permita donar esperma.
  • Evaluación psicológica. Probablemente te pregunten si te preocupa el hecho de que se comparta información personal con tus hijos biológicos o acerca del contacto futuro con ellos. Si la donación de esperma es para alguien que conoces, es probable que debas hablar sobre la relación con el receptor. Si tienes pareja, puede ser útil que tu pareja también reciba terapia.
  • Antecedentes personales y sexuales Deberás proporcionar detalles de tus actividades sexuales, de consumo de drogas y otros datos personales para demostrar si presentas factores de riesgo de padecer una enfermedad infecciosa, como VIH. Se te pedirá que compartas información detallada acerca de tus hábitos personales, educación, pasatiempos e intereses. También es probable que te pidan fotos o videos en los que aparezcas o bien, grabaciones de audio con tu voz.

Si el proceso de análisis para detección arroja resultados positivos para alguna enfermedad, te notificarán al respecto y te derivarán para que recibas tratamiento o asesoramiento.

Si apruebas el proceso de análisis para detección, deberás firmar un formulario de consentimiento, en el cual probablemente se indique que niegas tener factores de riesgo de padecer infecciones de transmisión sexual o enfermedades genéticas. Es importante que analices si estás dispuesto a que los niños concebidos con tu esperma se contacten contigo.

Lo que puedes esperar

Antes de la donación de esperma, probablemente te pedirán que evites eyacular, ya sea mediante relaciones sexuales o por masturbación, durante al menos 2 o 3 días.

Durante el procedimiento

Por lo general, la donación de esperma se hace en un banco de esperma. Proporcionarás una muestra de semen en un frasco estéril obtenida mediante la masturbación en una sala privada.

Después del procedimiento

La muestra se congelará (se criopreservará) y se mantendrá en cuarentena durante al menos seis meses. Luego se realizará otra prueba para detectar enfermedades infecciosas, como el VIH.

Si todos los resultados de las pruebas son negativos, la muestra congelada se descongelará y se volverá a evaluar la cantidad, la calidad y el movimiento de los espermatozoides. Las muestras de esperma de algunos hombres son más susceptibles que otras a sufrir daños durante el proceso de congelamiento. El daño causado por el proceso de congelamiento también puede variar entre distintas muestras de un mismo donante.

Si tu esperma cumple los estándares de calidad, te seleccionarán como donante. Ten en cuenta que la mayoría de los bancos de esperma limitan el número de niños que se pueden concebir con tu esperma. Sin embargo, las pautas y los límites específicos varían.

Si los resultados dan positivo para alguna enfermedad, recibirás una notificación y te derivarán para que recibas tratamiento y asesoramiento.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use