Electrocardiograma (ECG)

Perspectiva general

Un electrocardiograma registra las señales eléctricas del corazón. Es una prueba común e indolora que se utiliza para detectar rápidamente los problemas cardíacos y controlar la salud del corazón.

Los electrocardiogramas (también llamados ECG) con frecuencia se realizan en el consultorio del médico, en una clínica o en una habitación de hospital. Las máquinas de electrocardiograma son un equipo estándar en los quirófanos y las ambulancias. Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen control de electrocardiograma. Pregunta a tu médico si esta es una opción para ti.

Electrocardiograma

Un electrocardiograma monitorea el ritmo de tu corazón para diagnosticar problemas. Los electrodos se pegan en el pecho para grabar las señales eléctricas de tu corazón, que provocan el latido de tu corazón. Las señales se muestran como ondas en un monitor de computadora o una impresora adjuntos.

Por qué se debe hacer

Un electrocardiograma es una manera no dolorosa y no invasiva de diagnosticar muchos problemas cardíacos frecuentes en personas de todas las edades. Tu médico puede utilizar un electrocardiograma para determinar o detectar:

  • Un ritmo cardíaco anormal (arritmias)
  • Si las arterias obstruidas o estrechadas del corazón (enfermedad de las arterias coronarias) están ocasionando dolor de pecho o un ataque cardíaco
  • Si has tenido un ataque cardíaco previo
  • Cómo están funcionando determinados tratamientos para una enfermedad cardíaca, como un marcapasos

Puede ser que tengas que hacerte un electrocardiograma si tienes alguno de los siguientes signos y síntomas:

  • Dolor en el pecho
  • Mareos, aturdimiento o confusión
  • Palpitaciones cardíacas
  • Pulso acelerado
  • Falta de aire
  • Debilidad, fatiga o disminución de la capacidad de hacer ejercicio

La American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) no recomienda el uso de electrocardiogramas para evaluar a adultos de bajo riesgo que no presentan síntomas. Pero si tienes antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, tu médico puede sugerir que te realices un electrocardiograma como examen de detección, aunque no tengas síntomas.

Si tus síntomas tienden a aparecer y desaparecer, puede que no se capturen durante un electrocardiograma estándar. En este caso, tu médico puede recomendar un monitoreo con electrocardiograma remoto o continuo. Hay varios tipos diferentes.

  • Monitor Holter. Un monitor Holter es un pequeño dispositivo que se lleva puesto y que registra un electrocardiograma continuo, normalmente de 24 a 48 horas.
  • Monitor de eventos. Este dispositivo portátil es similar a un monitor Holter, pero solo registra a determinadas horas durante unos pocos minutos cada vez. Puedes usarlo más tiempo que un monitor Holter, normalmente 30 días. Generalmente se presiona un botón cuando se sienten los síntomas. Algunos dispositivos registran automáticamente cuando se detecta un ritmo anormal.

Riesgos

Un electrocardiograma es un procedimiento seguro. No hay riesgo de recibir una descarga eléctrica durante la prueba porque los electrodos utilizados no producen electricidad. Los electrodos solo registran la actividad eléctrica del corazón.

Podrías sentir una leve molestia, similar a la que se siente al retirar un vendaje, cuando retiran los electrodos. Algunas personas desarrollan un ligero sarpullido en el lugar donde se colocaron los parches.

Cómo prepararte

Para un electrocardiograma estándar, no es necesaria ninguna preparación especial. Habla con el médico sobre los medicamentos y suplementos que tomes. A menudo, estos pueden afectar los resultados de la prueba.

Lo que puedes esperar

Un electrocardiograma puede realizarse en el consultorio del médico o en un hospital y, a menudo, es realizado por un técnico o una enfermera.

Antes

Es posible que te pidan que uses una bata de hospital. Si tienes vello en las partes del cuerpo donde se colocarán los electrodos, el técnico podría afeitarte el vello para que los parches se adhieran.

Una vez que estés listo, te pedirá que te acuestes en una mesa o camilla de exploración.

Durante

Durante un electrocardiograma, te colocan hasta 12 sensores (electrodos) en el pecho y las extremidades. Los electrodos son parches adhesivos con cables que se conectan a un monitor. Registran las señales eléctricas que hacen que tu corazón lata. Una computadora registra la información y la muestra en forma de ondas en un monitor o en papel.

Puedes respirar normalmente durante la prueba, pero deberás quedarte quieto. Asegúrate de estar abrigado y preparado para permanecer quieto. Si te mueves, hablas o tienes escalofríos, esto puede afectar los resultados de la prueba. Un electrocardiograma estándar demora pocos minutos.

Después

Puedes reanudar tus actividades habituales después del electrocardiograma.

Resultados

Tu médico podría comentarte los resultados el mismo día del electrocardiograma o en la próxima cita médica.

Si tu electrocardiograma es normal, es posible que no necesites otras pruebas. Si los resultados muestran que hay una anormalidad en tu corazón, es posible que debas realizarte otro electrocardiograma u otras pruebas de diagnóstico, como un ecocardiograma. El tratamiento depende de la causa de tus signos y síntomas.

Tu médico revisará la información registrada por la máquina de electrocardiograma y buscará si hay algún problema en tu corazón, incluidos los siguientes:

  • Frecuencia cardíaca. Normalmente, puede medirse la frecuencia cardíaca al controlar el pulso. Un electrocardiograma resulta útil si es difícil detectar el pulso o si este es muy acelerado o muy irregular como para contabilizarlo con precisión. Un electrocardiograma puede ayudar a tu médico a identificar una frecuencia cardíaca inusualmente acelerada (taquicardia) o una frecuencia cardíaca inusualmente lenta (bradicardia).
  • Ritmo cardíaco. Un electrocardiograma puede mostrar irregularidades en el ritmo cardíaco (arritmias). Estas afecciones pueden ocurrir cuando cualquier parte del sistema eléctrico del corazón no funciona correctamente. En otros casos, los medicamentos, como los betabloqueadores, la cocaína, las anfetaminas y los medicamentos de venta libre para los resfriados y alergias, pueden provocar arritmias.
  • Ataque cardíaco. Un electrocardiograma puede mostrar evidencia de un ataque cardíaco anterior o de uno que está ocurriendo. Los patrones observados en el electrocardiograma pueden indicar qué parte del corazón se ha dañado, así como el grado del daño.
  • Suministro inadecuado de sangre y oxígeno al corazón. Un electrocardiograma realizado mientras ocurren los síntomas puede ayudar a tu médico a determinar si el dolor en el pecho está causado por una reducción del flujo sanguíneo al músculo cardíaco, como el dolor por angina de pecho inestable.
  • Anomalías estructurales. Un electrocardiograma puede brindar indicios sobre el agrandamiento de las cámaras o las paredes del corazón, defectos del corazón y otros problemas cardíacos.

Si tu médico halla algún problema en el electrocardiograma, podría solicitar pruebas adicionales para ver si es necesario realizar un tratamiento.

Last Updated Apr 9, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use