Examen dental

Perspectiva general

Los exámenes dentales regulares son una parte esencial del cuidado preventivo de la salud.

Durante un examen dental, el dentista o higienista te limpiará los dientes y te examinará para comprobar que no tengas caries ni enfermedades en las encías. El examen incluye una evaluación de tu riesgo de padecer otros problemas de salud oral, y te examinará el rostro, el cuello y la boca para detectar anormalidades. Un examen dental también podría incluir rayos X dentales (radiografías) u otros procedimientos de diagnóstico.

El dentista o higienista probablemente hablará contigo sobre tu dieta y tus hábitos de higiene bucal, y tal vez te enseñe técnicas apropiadas de cepillado y uso del hilo dental. Otros temas podrían incluir factores del estilo de vida que pueden afectar tu salud oral y posibles mejoras estéticas en los dientes.

Por qué se debe hacer

Los exámenes dentales regulares ayudan a proteger no solo la salud bucal sino también toda tu salud en general. Por ejemplo, los signos y síntomas de algunas enfermedades sistémicas, como artritis reumatoide, lupus, y diabetes, quizás se presenten primero en la boca. Si tu higienista dental o tu dentista encuentra indicaciones de una enfermedad, él o ella sugerirá que consultes con tu médico.

Un examen dental permite que tu dentista te dé consejos sobre el cuidado de los dientes y la detección temprana de problemas, cuando son más fáciles de tratar.

Cuándo realizarse un examen dental

La Asociación Dental Estadounidense (American Dental Association) recomienda que los adultos programen exámenes dentales regulares con un dentista a intervalos determinados.

Incluso si ya no tienes tus propios dientes, es importante visitar al dentista para hacerte exámenes dentales regulares para mantener la salud oral y la utilidad de tus dientes postizos.

Cómo prepararte

Si estás programando tu primer examen dental de adulto, o si estás buscando un nuevo dentista, pide una recomendación a la gente que conoces. Considera dónde está ubicado este dentista, y su participación en tu plan de salud. Asegúrate de entender cuáles son sus tarifas y opciones de pago.

Si te preocupa el examen dental, comparte tus preocupaciones con tu higienista o con el dentista. Es probable que pueda ajustar tu tratamiento para ayudarte a estar más cómodo.

Lo que puedes esperar

Durante un examen dental, el dentista o higienista hará lo siguiente:

  • Evaluar tu salud general y la higiene bucal
  • Evaluar el riesgo de caries dentales, deterioro de las raíces dentales y enfermedades óseas o de las encías
  • Evaluar la necesidad de restaurar o reemplazar piezas dentales
  • Revisar si tienes problemas en la mordida o la mandíbula
  • Eliminar manchas o depósitos en los dientes
  • Demostrar las técnicas de limpieza correctas de dientes y dentaduras postizas
  • Evaluar la necesidad de utilizar flúor
  • Probablemente tomar radiografías dentales o, de ser necesario, realizar otros procedimientos de diagnóstico

Durante un examen dental, el dentista o higienista también preguntará si tienes algún problema de salud o si tomas medicamentos, y te explicará cómo pueden afectar la salud oral. Si tienes diabetes, por ejemplo, presentas un mayor riesgo de tener enfermedades en las encías.

Cualquier medicamento que seque la boca puede aumentar el riesgo de caries dentales. Si la artritis interfiere con tu capacidad de cepillarte los dientes correctamente, el dentista o higienista puede mostrarte cómo colocar el mango del cepillo de dientes en una pelota de goma para facilitar su uso, o recomendarte un cepillo dental eléctrico.

Si tienes reemplazos protésicos, como dentaduras o puentes, el dentista o higienista examinará si encajan bien y analizará si necesitan algún ajuste.

Los exámenes dentales también pueden incluir asesoramiento respecto de la dieta, el uso de productos de tabaco y otros factores del estilo de vida que pueden afectar la salud oral.

Radiografía dental

Las radiografías dentales le permiten al dentista ver imágenes detalladas de secciones específicas de la boca para ayudar a diagnosticar problemas que no son visibles durante el examen dental. Típicamente no es necesario hacer radiografías en todas las visitas al dentista, y tu dentista o higienista va a hablar contigo sobre la necesidad de hacer radiografías basada en tu salud bucal y tu riego de enfermedades.

La radiación a que te expones por las radiografía dentales es muy baja, especialmente de las radiografías digitales que se usan ahora, pero habla con el dentista si esto te preocupa.

Examen de cáncer oral

Durante el examen dental, el dentista o higienista observará si hay signos de cáncer oral. Tocará el área debajo de la mandíbula, los lados del cuello y la parte interna de los labios y las mejillas, y también examinará los lados de la lengua y la parte superior e inferior de la boca.

Impresión dental

En algunos casos, el dentista podrá recomendar hacer una impresión dental de una o de ambas mandíbulas para producir una réplica de los dientes y el tejido oral. De este modo, el dentista o higienista puede evaluar mejor cómo muerdes o hacer un protector bucal o un molde para blanqueamiento.

El dentista o higienista llenará unos moldes en forma de herradura con un material gelatinoso blando y los colocará en los dientes superiores e inferiores. Luego de unos minutos, los moldes se retiran y se utilizan para crear una impresión de los dientes. Es posible que el dentista también te pida que muerdas un material blando para registrar y evaluar cómo muerdes.

Resultados

Después del examen, el dentista o higienista hablará contigo sobre tu salud oral, incluyendo el riesgo de caries dentales, enfermedad de las encías y cualquier otro problema de salud oral, y medidas preventivas que puedes tomar para mejorar y proteger tu salud oral.

El dentista o higienista también te recomendará cuándo regresar para una visita de seguimiento. Si presentas un riesgo alto de caries dentales o de enfermedad de las encías, o tienes otros problemas de salud oral, el dentista o higienista puede recomendarte exámenes frecuentes. Quizás sea necesario un tratamiento para cualquier cosa que se haya encontrado, y puede que se lo explique en una cita de seguimiento. Ocasionalmente, algunos tratamientos pueden ser realizados por especialistas en salud dental dependiendo de la complejidad del cuidado que sugirió tu dentista. Del mismo modo que el dentista trabaja en equipo para dar atención, los casos más complejos pueden incluir trabajo de otros dentistas que se especializan en tratamientos específicos, como cirugía oral o tratamiento de las encías.

Last Updated May 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use