Video: cómo la diabetes afecta el azúcar en sangre

Tu cuerpo usa la glucosa para obtener energía. El metabolismo de la glucosa requiere insulina, que es una hormona producida por el páncreas.

Así funciona el metabolismo normal de la glucosa, y lo que sucede cuando tienes diabetes, una enfermedad en la que tu cuerpo no produce suficiente insulina o no la puede usar adecuadamente.

Los alimentos que consumes consisten de tres nutrientes básicos: hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Durante la digestión, los químicos en tu estómago descomponen los hidratos de carbono en glucosa, la cual es absorbida por el torrente sanguíneo.

El páncreas responde a la glucosa liberando insulina.

La insulina es responsable de permitir que la glucosa pase a las células de tu cuerpo.

Cuando la glucosa entra a las células, la cantidad de glucosa en el torrente sanguíneo disminuye.

Si tienes diabetes tipo 1, el páncreas no secreta insulina, lo que produce una acumulación de glucosa en el torrente sanguíneo. Sin la insulina, la glucosa no puede ingresar a las células.

Si tienes diabetes tipo 2, el páncreas secreta menos insulina de la que tu cuerpo necesita porque tu cuerpo es resistente a su efecto.

Con los dos tipos de diabetes, la glucosa no se puede usar para la energía, y se acumula en el torrente sanguíneo, lo que produce complicaciones para la salud potencialmente graves.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use