¿Quieres un mejor entrenamiento? ¡Desayuna!

Si te ejercitas por la mañana, levántate temprano para desayunar. Eso puede significar comer por lo menos una hora antes del entrenamiento. Para ir a entrenar, debes estar bien alimentado. Si no comes, puede que te sientas perezoso o aturdido cuando hagas ejercicio. Si piensas ejercitarte menos de una hora después de desayunar, come un desayuno más liviano o bebe algo, como una bebida deportiva.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use