Ameloblastoma

Perspectiva general

El ameloblastoma es un tumor no canceroso (benigno) poco frecuente que se desarrolla con mayor frecuencia en la mandíbula, cerca de los molares. El ameloblastoma comienza en las células que forman el revestimiento del esmalte protector de los dientes.

El ameloblastoma se produce en hombres con mayor frecuencia que en las mujeres. Aunque se puede diagnosticar a cualquier edad, el ameloblastoma se diagnostica con mayor frecuencia en adultos de 40 a 69 años.

El ameloblastoma puede ser muy agresivo, extenderse hasta la mandíbula y causar inflamación y dolor. Muy pocas veces, las células del ameloblastoma pueden diseminarse hacia otras partes del cuerpo, como los ganglios linfáticos y los pulmones.

Síntomas

Los signos y los síntomas del ameloblastoma incluyen dolor e hinchazón en la mandíbula. A menudo, no causa síntomas.

Diagnóstico

El diagnóstico de ameloblastoma podría comenzar con pruebas como:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Radiografías, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas ayudan a los médicos a determinar la extensión de un ameloblastoma. El crecimiento o el tumor a veces se pueden detectar en radiografías de rutina en el consultorio del dentista.
  • Prueba de tejidos. Para confirmar el diagnóstico, los médicos pueden extraer una muestra de tejido o de células y enviarla a un laboratorio para analizar.

Tratamiento

El tratamiento del ameloblastoma puede comprender lo siguiente:

  • Cirugía para extirpar el tumor. En general, el tratamiento del ameloblastoma incluye cirugía para extirpar el tumor. El ameloblastoma a menudo crece hacia la mandíbula cercana, por lo que es posible que los cirujanos tengan que extirpar la parte afectada de la mandíbula. Un enfoque agresivo de la cirugía reduce el riesgo de que el ameloblastoma vuelva a aparecer.
  • Cirugía para reparar la mandíbula. Si la cirugía implica la extirpación de parte de la mandíbula, los cirujanos pueden reparar y reconstruir la mandíbula. Esto puede ayudar a mejorar el aspecto y el funcionamiento de la mandíbula. La cirugía también puede ayudarte a poder comer y hablar.
  • Radioterapia. Es posible que se necesite radioterapia con haces de energía de alta potencia luego de una cirugía o si la cirugía no es una opción.
  • Atención complementaria. Diversos especialistas pueden ayudarte a resolver los problemas para hablar, tragar y comer durante el tratamiento y después de él.

Después del tratamiento, es probable que tengas citas de seguimiento regulares durante varios años.

Last Updated Jun 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use